Hasta en las mejores familias

Disputas y reconciliaciones entre técnicos y futbolistas

La relación entre técnico y futbolista es un mal necesario en el fútbol. Muchos de los genios del balón habrían preferido ir a su aire en el campo, sin la necesidad de indicaciones desde la banda. A pesar de todo, ambos se suelen llevar bien, aunque cada uno discurre por su camino. Cuando ambos caminos se cruzan, ¡peligro!

En España ya hemos vivido ejemplos de desencuentros entre técnicos y jugadores. Un cambio mal entendido o incomprendido por parte del jugador suele ocasionar una disputa que nunca dejan de captar las cámaras. Este es el caso de Forlán y Quique, que tuvieron su enésimo alejamiento el pasado sábado.

El entrenador del Atlético ha defendido en incontables ocasiones a su jugador, pero también es cierto que la relación entre ellos no es la mejor del mundo. Como tampoco lo era la de Irureta y Djalminha en el Dépor, si es que a aquello se le puede llamar relación.

El cabezazo que le pegó el jugador a su técnico, en mayo de 2002, fue por un motivo tan mínimo como un penalti en un entrenamiento.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=IZ77Sgya5MA]

Luis Aragonés fue fuente de grandes polémicas por su relación con los futbolistas. Su célebre frase "Míreme a los ojitos" a Romario, que se hizo famosa tras un encontronazo con el jugador después de un entrenamiento, fue el final de una etapa entre ambos en el Valencia.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=WMYrC8P72yM#t1m52s]

Con Eto'o también tuvo sus más y sus menos. Ambos se trataban como el padre y el hijo, o el abuelo y el nieto, pero en ocasiones la tensión por la competición saltaba entre ellos. En el banquillo del Mallorca, el técnico de Hortaleza sacudió al futbolista por un encontronazo entre ambos tras un cambio, según se dijo, por motivarle.

Luis Aragonés

El futbolista camerunés ha vivido la cara y la cruz en su carrera con los técnicos. Con Pep Guardiola, a pesar de su salida del Barcelona, se llevó bien por momentos y, tras la falta de feeling que provocó su marcha, llegó el perdón sin rencores. Cuando volvió de visita a la Ciudad Condal pasó por la Ciudad Deportiva a abrazar a su antiguo técnico.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=J0dL6oTwkyQ#t0m5s]

Pero no sólo los técnicos españoles se enfrentan a sus jugadores. También tenemos ejemplos de entrenadores extranjeros, como Fabio Capello, capaces de declarar en enero que David Beckham no volvería a jugar con el Real Madrid para luego volver a utilizarlo en la carrera hacia el título de Liga y convertirse en uno de sus mayores baluartes.

David Beckham, Fabio Capello

En el Barcelona fue sonado lo mal que se llevaban Hristo Stoichkov y Johan Cruyff. El búlgaro llegó a amenazar con irse del Barcelona antes de cumplir su contrato si el técnico continuaba hostigándole. Estas declaraciones vinieron tras obligarle el holandés a que entrenara durante 15 minutos, impidiéndole viajar al mismo tiempo que otros futbolistas a una entrega de premios.

Artículos destacados

Comentarios recientes