¿Otro juguete roto?

El último escándalo

Son muchos los casos donde ex futbolistas, tras colgar las botas andan sin rumbo, de un lado para otro, siendo noticia desgraciadamente por motivos negativos, como si no existiera vida tras el fútbol profesional. El último caso es el de Juan Castaño, más conocido como Juanele, que según informa El Comercio, ha pasado la noche en una prisión de Gijón. Al parecer el ex jugador de Sporting, Tenerife o Zaragoza entre otros, pinchó las ruedas de un coche que pensaba que era de su mujer, los cuales se encuentran ahora en trámites de divorcio. Resultó que el coche no era de su mujer y la policía gracias a las cámaras de seguridad pudo reconocerle y más tarde detenerle. Pasará el jueves a disposición judicial, el inconveniente es que tiene antecedentes, ya que existen más ataques hacia la mujer por parte del ex futbolista.

Desde que colgó las botas ha sido en varias ocasiones noticia siempre por temas delicadas, escabrosos o negativos. La realidad es que toda su vida estuvo, está y estará marcada por sus problemas familiares, ya que tuvo una infancia nefasta y devastadora. Un ambiente familiar muy difícil de soportar y muy complicado para sobreponerse. Una situación complicada para uno de los mejores jugadores españoles y asturianos de la historia.

Artículos destacados

Comentarios recientes