Derbi Madrid: Real Madrid vs Atlético de Madrid

Este domingo se estrena una nueva edición del derbi de Madrid. Sí, Real Madrid vs Atlético de Madrid. Un duelo que divide los corazones y separa a una ciudad en dos durante 90 minutos. Ésta contienda además plantea una cita con la historia, con el honor y con la gloria: cada aficionado lo sabe, la batalla va más allá del balompié y los puntos en disputa. Un derbi lo es todo. Y Merengues y Colchoneros se han enfrentado en todo tipo de torneos: Liga española, Copa del Rey, Copa de la Liga, Copa de Europa y hasta en amistosos. La casa blanca es la que gobierna y en su recinto mantiene un invicto de más de diez años. El derbi madrileño esconde una esencia interesante. La que tiene guardada cualquier clásico del mundo. Pero un Real Madrid vs Atlético de Madrid, es especial. Desde lo deportivo hasta lo social. Y es que hay un dato sociológico que se empeña en agigantar la leyenda que tiene cómo trasfondo la contienda de Madrid: el Real se asociaba con el poder y la clase alta y el Atleti -su feudo está situado al Sur, junto a los barrios de obreros- con la clase baja, por lo que estos partidos solían cruzar la barrera de lo deportivo e ingresar en un mundo más amplio, con la política como principal tema de debate. Pero los que nos llama aquí es el balompié, el balón y un terreno de juego, que espera ansioso la entrada de los hombres vestido de albirojo y exclusivamente de blanco. La cita será el domingo en el Santiago Bernabéu, pero la adrenalina corre desde mucho tiempo antes. En Real Madrid, hay tranquilidad, en el Atlético de Madrid, se siente una mezcla de sentimientos: desde la ansiedad por quebrar el maleficio en suelo merengue y el miedo por seguir derrotado. Así se plantean entonces las tropas en las trincheras del derbi de Madrid. Una contienda que lleva ya escrito 143 capítulos por la Liga de España. El Real Madrid fue el triunfador en 77 juegos, el Atlético derrocó las armas de su oponente en 35 oportunidades y empardaron en 31 ocasiones. Los blancos marcaron 254 goles y los colchoneros gritaron 193 tantos. En la casa blanca, dónde se jugará la próxima cita, asusta ver los registros: el Madrid ganó en 49 oportunidades y el Aleti pudo salir victorioso de Concha Espina en apenas 12 visitas. Demasiado para un derbi con tantos laureles. Y en la actualidad los números siguen siendo amenos para el Merengue: días atrás se cumplieron once años desde el último éxito del Atlético en el Santiago Bernabéu. Fue un 30 de octubre de 1999. Aquella gloriosa tarde para Manzanares, los pupilos de Claudio Ranieri dejaron sangre y sudor en campo ajeno y lograron quebrar el 0-1 inicial de Morientes. ¿Los últimos grandes héroes? Hasselbaink -en dos ocasiones- y José Mari. Sí, ellos fueron los elegidos para tocar el cielo con las manos y fueron los encargados de revertir el tanteador para brindar un triunfo que jamás se supuso tan especial como lo es hoy. Ya está planteada entonces la batalla del derbi de Madrid para este domingo. El Real salta al campo con la consigna de mantener la hegemonía y su esencia ganadora. "El empate no nos vale porque jugamos en casa y queremos demostrar que somos mejores y seguir los primeros", avisa Ricardo Carvalho, quien se juntó con Diego Forlán, su archienemigo, para la presentación de un juego virtual de FIFA. ¿El resultado? Un discreto empate a cero. Cristiano Ronaldo, quien acude a la gran cita en un momento genial, buscará hacer olvidar a Raúl, que le convirtió 11 goles a su vecino, avisó lo siguiente: "Un derbi es más que un partido más. Sabemos que es un partido complicado, difícil, contra un buen equipo, pero jugamos en casa y tenemos la obligación de ganar al Atlético". Y el Atlético va por escribir un nuevo hito en su historia. Su valiosa historia que le reclamaba un nuevo contacto con la gloria, que ya se sabe lejana en lo que a derbi se refiere. "Queremos ganar. Otra cosa es cómo discurra el partido y las conclusiones que saques al final. Será un partido complicado, difícil, pero veremos si un empate es bueno o no según juguemos", anunció Forlán, quien llega con una preocupante sequía, que espera quebrar este domingo. ¿Podrá?

Artículos destacados

Comentarios recientes