Premios Fútbol Primera: Tributo a René Higuita

Señoras y señores tengan ustedes el agrado de presenciar la segunda edición de los Premios Fútbol Primera. En esta ocasión, el material que nutre la nueva sección trascendió fronteras y cruzó el enorme Océano Atlántico. La ausencia de fútbol en el mercado doméstico europeo obligó a qué los ojos se expandan a lo largo del globo terráqueo. Por eso, este lunes las distinciones viajaron a Estados Unidos, Argentina y Colombia. Eso sí, una se compartió en Francia y no es nada buena. Pluma para escribir el guión siempre hay. La tinta nunca se acaba y los Premios Fútbol Primera tendrán un nuevo capítulo aunque en España, Italia e Inglaterra el balompié se haya interrumpido por obra y gracia de la fase de clasificación para la Eurocopa 2012. La selecciones acaparan el ojo de futbolístico por estas horas y mientras los campeones del mundo se entrenan en la mítica Bombonera y se sacan fotos allí  a la espera de "la final que no fue", tal cómo promocionan en Argentina el amistoso entre la albiceleste y el actual monarca del planeta, aquí van los premios. [video:http://www.youtube.com/watch?v=0n5uhYJN4Qg] El galardón "Fútbol Primera" en esta ocasión tiene una connotación histórica. No sucedió en este fin de semana: pasó hace 15 años y revolucionó el fútbol. Más precisamente fue el 6 de septiembre de 1995 cuando René Higuita entró en la historia de Wembley y del balompié. Colombia visitaba en la cuna del fútbol a Inglaterra, pero pocos recuerdan el resultado de ese partido. Eso quedó en el olvido porque fue el encuentro en el que Higuita estrenó su escorpión. Y de ahí en más, el portero colombiano patentó dicha acción ganándose miles de elogios y flores, como también criticas y palos. Pero desde aquí, admiramos el escorpión y en honor a ello la distinción que da título a esta web se la gana el mítico meta cafetero. Se la ofrecemos porque el fútbol es arte y belleza y esa jugada es la perfecta y auténtica expresión de ello. [video:http://www.youtube.com/watch?v=Uu1qycuBwR8] De Colombia, la historia y el homenaje volamos a Estados Unidos, donde el fútbol fue noticia en un país que dicho deporte aún no ostenta la popularidad que tiene por otras tierras. Pero hasta allí vamos para entregar el trofeo “Si no lo veo no lo creo”, que en esta ocasión regaló asombro, pero también risas. Sucedió en el partido entre el Columbus Crews y el DC United, el partido estaba cerrado, pero el argentino Guillermo Barros Schellotto encontró las llaves por gentileza del portero Bill Hamid quien recibió un pase de su compañero, Clyde Simms y como no podía tomar el balón con sus manos la paró de zurda e intentó despejar con una volea de derecha, pero su operación no tuvo éxito y el Mellizo la mandó al fondo de la red para ratificar a su equipo en la punta. De las risas en el balompié estadounidense le damos paso a la desgracia. Y en ese rubro el premio será compartido, es que dos gigantes del balompié sufren y están lejos de la mieles del éxito. Es por eso que la distinción “Le ha mirado un tuerto” se la prestarán entre River Plate de Argentina y la selección de Francia. El primero perdió el domingo ante Vélez Sarsfield en el marco del torneo Apertura y como consecuencia quedó en zona de descenso directo. Por lo que significa el equipo "millonario", la noticia repercute en todos los rincones del planeta. Y hay algo que está muy claro, el conjunto de Cappa debe cambiar su imagen e identidad si quiere mantener la categoría, algo que, si hoy terminara el campeonato, no sucedería. El abismo acecha a los de Nuñez. Y lo de Francia no parece tener remedio. Hubo cambio de actores: se removió el cuerpo técnico y acto seguido cambiaron los jugadores, pero los resultados siguen siendo esquivos. Esta vez, la selección francesa cayó derrotada por 1-0 ante Bielorrusia como local. Un golpe demasiado duro que se hizo sentir en la prensa local, que así calificó la nueva humillación: "Esta derrota confirma el sitio del fútbol galo en el cielo europeo: un poco más lejos de las estrellas cada vez que juega. Francia atraviesa su crisis más profunda desde hace treinta años", relata la crónica hecha por L´equipe. Desde estas líneas, la rotulamos con el trofeo más ingrato de esta humilde sección, esperemos, por la salud del balompié, que pronto obtenga otras distinciones.

Artículos destacados

Comentarios recientes