Real Madrid Fichajes: austeridad lógica

Que el Real Madrid haya sido cuatro veces más cauteloso en este período de fichajes con respecto al año pasado no debería asombrarnos. Ni tampoco debería ser motivo para felicitar a José Mourinho, Jorge Valdano y, el filósofo del despilfarro, Florentino Pérez. Los 254 millones de euros que los merengues desembolsaron en fichajes el año pasado no trajeron más que un triste segundo lugar en la liga. Entonces, apretaron el freno y pensaron: ¿Qué nos conviene? Las millonarias compras de Cristiano Ronaldo, Kaká y Benzema que realizó el Real Madrid en 2009 no tienen comparación con los "humildes" fichajes de Carvalho, Pedro León, Khedirá, entre otros. Y por más que aparezcan los 16 millones para capturar al alemán Ozil, se puede decir que el verano no ha sido demasiado caluroso para Pérez. ¿Hubo un cambio radical de filosofía? Usted opina. Lo que sí está claro es que tras los malos resultados del Madrid (y los buenos del Barcelona), la política de derroche se destruyó sola. No es muy feliz la comparación entre el año que pasó y el que corre, pues se pierde todo lo que ocurrió en los últimos años. Sin embargo, el examen nos sirve para entender que la galaxia blanca tiró un cable a tierra y, con Mourinho como entrenador, dejó de codiciar a aquellos nombres resonantes del mercado europeo. Bueno, es verdad que pujaron por Maicon, aunque si hubiesen querido llevárselo bastaba con que Pérez firmase un cheque. Hasta la fecha, el Real Madrid ha invertido 59 millones en fichajes, una cifra que ni siquiera alcanza a la que trajo al brasileño Kaká. Los 195 millones menos que gastó el conjunto merengue traducen la compostura de un equipo que desde 2008 no levanta un trofeo. De cara a la Liga 2010/2011, todo el pueblo madridista se entusiasma con celebrar a lo grande, y así opacar los halagos a la política de cantera que rige al "austero" Barcelona. Igualmente, a nadie le molestaría que llegue el "Messi alemán", ¿no?

Artículos destacados

Comentarios recientes