Paolo Guerrero: vandalismo y multa interna

[video:http://www.youtube.com/watch?v=OgHiGypSUEY] El peruano Paolo Guerrero tendrá que pagar entre 50.000 y 100.000 euros por tirarle una botella a un hincha. Pidió disculpas, pero su club, el Hamburgo, no se la perdonó. Multa histórica para el Depredador, que además de tener que desembolsar algunos billetes tendrá que lidiar con el error. Existen otros casos de sanción interna también. Quienes hayan sido testigos del vandalismo de Guerrero una vez terminado el partido entre el Hamburgo y el Hannover seguramente sigan impactados. Cuando todo parecía terminar con normalidad, cuando todos se dirgían a los vestuarios, un hincha le llamó la atención al peruano. Los micrófonos no detectaron que fue lo que le dijo (tampoco importa demasiado), aunque es evidente que hirió la sensibilidad del jugador. Guerrero, haciéndole "honor" a su apellido, le tiró una botella en la cara al hincha; la puntería fue perfecta. El inusual incidente repercutió en el club donde milita Guerrero y se tomó la decisión de hacerle llegar la sanción más cara de todas. "Le impondremos una multa interna como no se ha visto jamás en el club", fueron las palabras del presidente del Hamburgo, Bernd Hoffman, según el sitio oficial del club teutón. Y si bien no hay nada oficial que establezca el monto a pagar, la agencia alemana DPA informó que será más de 50.000 euros y menos de 100.000. El dinero, según informó el Hamburgo SV, será destinado para apoyar proyectos sociales. Otras multas internas Aunque no estuvieron relacionados con actos de violencia, hubo otros casos en los que un jugador recibió una multa económica por parte de su club. En enero de 2009, el brasileño Adriano fue sancionado por el Inter con una multa de 150.000 euros (el 30% de su sueldo) por perderse el primer entrenamiento del año. La pena, según informaba La Gazzetta dello Sport, fue la más alta para un acto de indisciplina. ¿Y si hubiera tirado un botellazo? Otro caso menos familiar es el de dos australianos del North Melbourne, Adam Simpson y Daniel Pratt, quienes fueron multados -también por su propio equipo- por producir y difundir en internet un video sexual protagonizado por un pollo de goma. Sí, leyó bien: un pollo de goma. Esto pasó en 2009 y fue catalogado como "estúpido, equivocado y claramente ofensivo" por el club australiano, según transcribió la web Globedia. La multa fue de 2.700 euros, una cifra de otro fútbol, claro está.

Artículos destacados

Comentarios recientes