Europa League: Un heroico Fulham echa a la Juventus

[video:http://www.youtube.com/watch?v=D9VhJJqeCgU]

Después del 3-1 con el que la Juventus saldó su compromiso de ida de la Europa League frente al Fulham, seguramente eran pocos los que se podían llegar a esperar una sorpresa. Vamos, para que negarlo, por mucho que me gusten los "Cottagers": sus jugadores son "clase media", no tienen historia competitiva a nivel de este tipo de certámenes, llegaban a Craven Cottage con un marcador más que adverso y encima tenían que enfrentar a un grande de los de verdad; en sus horas bajas, pero grande al final. Aún así, el fútbol es el único deporte que permite este tipo de milagros. Crease o no, los de Roy Hodgson están en cuartos de final.

Las cosas no habían comenzado para nada bien. Por más que el hermosísimo templo futbolístico que acobija al Fulham estuviera repleto de aficionados, a Trezeguet no le importó nada. 0-1 para la Juve y, al menos, a marcar tres goles para emparejar la eliminatoria. Poco a poco, las cosas fueron dándose mejor. Bobby Zamora, el mejor de los locales en esta temporada, anotó la igualdad a los pocos minutos y lanzó el mensaje de que se podía. Llegó la expulsión de Cannavaro (bastante riguroso el trencillas) y también el gol de Zoltan Gera para llegar al vestuario 2-1 arriba. La remontada era más posible que nunca.

Y llegó un penalti que convirtió Gera y el tiempo corría sin prisas en el reloj. La eliminatoria estaba igualada y a la Juve cada vez le sentaba mejor la prórroga. ¿Decimos que a un grande europeo no le importaba tener que ir al tiempo extra contra uno de los más pequeños clubes londinenses? Pues así es. Abroquelados en su área, no tenían la menor intención de aproximarse hacia Schwarzer. Hasta que llegó la magia de Clint Dempsey. Era el minuto 80 y sólo un rapto de inspiración podía decidir la eliminatoria. Miró a Chimenti (tuvo que oficiar de portero titular porque Buffon y Manninger están lesionados) casi sin mirarlo y lanzó un centro-chut de esos imposibles, que buscan la escuadra como sin quererlo. Delirio absoluto.

La Juventus terminó dando una imagen penosa, como lo viene haciendo a lo largo de toda esta temporada para el total olvido de los bianconeri. Zebina expulsado, Felipe Melo siendo perdonado después de entradas imperdonables y Zamora, Duff o Etuhu luciendo como figuras imperiales. No era para menos: el Fulham está cumpliendo la mejor temporada de su historia y se metía en los cuartos de final de la Europa League, donde no sólo dejó afuera al actual campeón (el Shakhtar Donetsk), sino también a la "Vecchia signora". Que vengan los que tengan que venir, que no les saldrá gratis irse victoriosos del glorioso Craven Cottage.

Artículos destacados

Comentarios recientes