Champions League: Inter y CSKA, a cuartos

[video:http://www.youtube.com/watch?v=AyxLW7eLDUs]

Esta jornada de martes correspondiente a los octavos de final de la Champions League, sin duda alguna contaba con el encuentro que todos queríamos ver. Un choque que tranquilamente podría haber sido de cuartos o semis, cayó en esta fase. Y fue, quizás, el más inesperado el ganador de dicho choque. El Inter de José Mourinho se dio el gusto de avanzar en esta competición y, por derecho propio, convertirse en uno de los candidatos. Pero hablando de imprevistos, tampoco nadie esperaba que el Sevilla quedara apeado a estas alturas de la competición. De esta manera, a España sólo le queda la esperanza Barça para mantener viva a la Liga en el máximo título que se disputa en el continente europeo.

Comencemos con lo sucedido en Stamford Bridge. José Mourinho volvía a dicho escenario que tan buenos recuerdos le trae y donde, como era de esperar, fue recibido con todos los honores. Pero la realidad ahora era bien distinta: tenía que lograr el pase ni más ni menos que ante todo un Chelsea, candidato indiscutible para alzarse con la Champions League modelo 2010. Los "neroazzurros", equipo maldito de esta competición, jugaron una serie de 180 minutos notable y se han ganado el pasaje a cuartos de una manera inapelable.

En un típico partido de Champions donde dos equipos poderosos y con alto vuelo se enfrentan, los primeros minutos fueron de lucha y presión desbordante. Uno anula al otro y viceversa. Mourinho, lejos de optar por el refugio, sacó un mediocampo con sólo dos hombres (Cambiasso y Motta), dando salida a Eto'o por derecha, Pandev por izquierda, Sneijder en la mediapunta (10 puntos para el holandés, que cuajó una actuación sobresaliente) y Milito como punta de lanza. El Chelsea, con su típico guión de los últimos tiempos.

Con Malouda quizás como el arma más inspirada de los locales y chocando una y otra vez contra una defensa que estuvo superlativa (lo de Samuel y Lucio rozó lo descomunal), el juego se fue diluyendo y recayendo sobre el dominio interista. Hasta que Sneijder lanzó un pase milimétrico para que Samuel Eto'o haga lo que mejor sabe hacer: perfilarse de maravillas y definir como los grandes ante un correcto Turnbull, quien no llegó a ser un Cech, pero se mostró mucho más seguro que el dubitativo Hilario. La serie estaba liquidada y nuevamente los "Blues" se quedaban con la decepción sobre sus espaldas un año más. ¿Quién le dice a este Inter ahora que no es candidato a coronarse en ese certamen que siempre le resulta tan esquivo?

El Sevilla, por su parte, terminó por demostrar en esta Champions League que no está precisamente en su mejor temporada. Puede que sea el equipo que tiene una de las mejores plantillas de la Liga y también una de las más equilibradas. Pero, a pesar de todo, nunca termina de dar el paso más allá, el que hace la diferencia. Jesús Navas, Perotti, Drago, Luis Fabiano, Kanouté, Negredo, Palop... Todos excelentes jugadores. Pero hay algo que no termina de cuajar. Con la próxima Champions en peligro por el desempeño en Liga, con la final de la Copa del Rey asegurada, sí, pero también despedido de este certamen en propia casa y contra un equipo que no es nada del otro mundo.

Un CSKA que ni siquiera está en temporada se encargó, con lo justo y necesario, de conseguir los goles en el Sánchez Pizjuán como para ser un invitado de honor -y una posible sorpresa- para la próxima instancia. El Sevilla mostró la cara que viene mostrando en la Liga y no justamente la que suele aflorar cuando tiene a un Barça o un Madrid enfrente. Así, fue imposible. Los hispalenses desperdiciaron una oportunidad histórica de meterse en cuartos de final por primera vez cuando incluso un 0-0 les bastaba. Ah, otra cosa: sería demasiado injusto caerle a Andrés Palop en estos momentos. Si hay un jugador, además de Navas, que está intratable en el Sevilla durante esta campaña, ese es justamente él. Lo cierto es que Jiménez, de no mostrar signos de recuperación, tiene su continuidad pendiendo de un hilo.

Artículos destacados

Comentarios recientes