Barça - Real Madrid: Un clasico vibrante en el Camp Nou

ibra-barça-real-madrid

Este Barça - Real Madrid fue uno de los más esperados de los últimos tiempos. Es que la situación no ameritaba menos que eso: expectativa e intriga por ver el choque de las que probablemente sean las dos mejores plantillas de Europa, sin contar los millones y millones que se iban topar sobre el césped ni las estrellas -mediáticas y no tanto- que captaban la atención del mundo entero. Nunca un derbi en los últimos años había mostrado tanto brillo, tanto jugador junto. Hasta el punto que fue transmitido en cines y todo el globo estuvo pendiente de lo que sucedió sobre el césped del Camp Nou. Si bien el partido no fue excesivamente vibrante ni tuvo ocasiones a destajo, se vio un cotejo entretenido y, sobre todo, parejo, como hacía rato no se veía entre estos dos equipos. Sin más, veamos algunas de las claves que nos dejó este clásico de clásicos del fútbol español.

  1. Las defensas mostraron los puntos más altos del derbi Barça - Real Madrid. Pepe y Sergio Ramos jugaron un partido descomunal por el lado blanco, igualado o superado incluso por lo hecho por Piqué y Puyol. Inquebrantables en la marca, la recuperación o el anticipo, no se dejaron amedrentar por los jugadores que tuvieron enfrente.
  2. El Madrid no supo aprvechar su momento, cosa que sí supo hacer el FC Barcelona. Los de Guardiola remacharon con el golazo de Ibrahimovic justo cuando mejor tenían las cosas en el partido. Los de Pellegrini, por contrario, fallaron en el momento que más cómodos estuvieron sobre el césped.
  3. El duelo de estrellas fue parejo. Tanto Cristiano Ronaldo como el flamante balon de oro tuvieron en Valdés y Casillas a sus respectivos verdugos. Pero en el juego ambos fueron argumentos sólidos para sus equipos, aún sin lograr partidos brillantes ni estar en plenitud física. Los buques insignias de esta competición crearon suficientes dolores de cabezas como para no pasar desapercibidos, incluso sin llegar a ser figuras estelares del cotejo.
  4. El Barça pasó a respirar mucho más tranquilo cuando estuvo con 10, quizás por el mal aprovechamiento de la superioridad numérica del cual hizo uso el Real Madrid. Pellegrini no pareció acertar con los cambios; todo lo contrario con Guardiola, que se reservó en las figuras del decisivo astro sueco y del marfileño Touré dos cartas importantes como para mantener el equipo a flote y dentro de cierta tranquilidad con un hombre menos sobre el césped. Raúl y Benzema, por contrario, no pesaron ni gravitaron en el juego.
  5. De todas formas y si bien hubo un vencedor, ambos equipos salen bien parados de este clásico. El Real Madrid porque demuestra que su proyecto es cosa seria y plantó cara a este Barça en el Camp Nou, superándolo incluso en algunas fases del juego, pero sin poder conseguir la victoria, algo que tendrá que enmendar, porque los tres puntos siguen siendo los que permiten los triunfos. Los blaugranas, en cambio, por haber encontrado la manera de resolver un partido que se le presentaba como muy complicado y por haber confirmado en una semana clave (Inter y derbi) que no solamente está entero, sino que va a dar pelea para seguir siendo el mejor equipo del mundo durante lo que resta de temporada. Y ni hablar del refuerzo anímico que significa ganar un partido así, aún así sea medio a cero.

Artículos destacados

Comentarios recientes