Eliminatorias Sudáfrica 2010: un fin de semana cargado de fútbol

[caption id="attachment_1291" align="aligncenter" width="429" caption="Diego no quiere sorpresas ante Colombia: Messi, Tévez y el "Kun" de entrada"]Diego no quiere sorpresas ante Colombia: Messi, Tévez y el "Kun" de entrada[/caption]

No podemos negarlo bajo ningún punto de vista: estas eliminatorias rumbo a Sudáfrica 2010 que veremos durante el fin de semana no son más que un simple consuelo de tontos. Cualquier futbolero que se precie de tal prefiere ver un choque entre dos equipos cualquiera de una geografía inhóspita del mundo del fútbol antes que ponerse a ver un partido de selecciones. A no ser que la suya esté jugando o que la situación sea un marco desbordante (Mundial, Euro, Copa América, partido extraordinario, etc.), las selecciones nacionales no suelen despertarnos el mismo entusiasmo que las ligas de todos los días. Al menos, ese es mi caso. Pero al no haber ligas, no nos va a quedar otra que sentarnos a ver qué pasa.

Debo decirlo y ratificarlo: estas eliminatorias europeas rumbo a Sudáfrica 2010 que se están jugando son de las más insulsas que se han visto en los últimos tiempos. De hecho, uno mira los grupos y cree poder adivinar los clasificados sin demasiados problemas. Acaso el grupo de España sea uno de los más disputados e interesantes (no por la rojigualda, quien ya tiene pie y medio en el continente africano) y no demasiado más. Haciendo un repaso por las opciones para este sábado, tan sólo encuentro atrayente (y hasta ahí) un Suecia-Dinamarca. ¿O me van a decir que Kazakhstan recibiendo a la Inglaterra de Capello se gana ese mote? Casi para pasar por alto, a no ser que uno tenga ganas de un poco de frikifútbol y ver qué es lo que sucede en un Finlandia - Liechtenstein o en un Chipre - Montenegro.

Bastante diferente parece lo que sucederá en América del Sur. Es que allí, al ser menos equipos, suelen darse cruces más sustancioso. Gana por robo el que se jugará en el Centenario uruguayo. La garra charrúa (esa sutil manera de describir la pasmosa facilidad que tienen los defensores uruguayos para roer los tobillos de sus rivales) se estará midiendo con la cada vez menos alegre selección de Dunga. La celeste siempre, siempre es un equipo que le da un trabajo descomunal a cualquier combinado brasileño. De hecho, si se llegan a chocar alguna vez en un mundial, es a una de las pocas selecciones que personalmente la pondría casi equiparadamente como favorita a la par de la verdeamarela en la previa del partido. Cuando ve que enfrente está la camiseta amarillla con vivos verdes, el jugador uruguayo saca ese plus extra. Promesa de que puede llegar a pasar de todo en el mítico estadio montevideano. Un partido que no me pienso perder y para el cual ya hay más de 50.000 localidades vendidas.

Pero allí no termina todo. Con el eterno recuerdo del 0-5 recibido alguna vez en el Monumental a manos de la selección colombiana, Argentina estará recibiendo a los cafeteros una vez más en su estadio. Lo cierto es que los presentes son bien diferentes al de aquellos tiempos y la albiceleste de Maradona necesita reivindicarse como sea después de la humillación sufrida en La Paz. Para esto, Diego ya tiene en mente el equipo: el portero será el siempre rendidor Mariano Ándujar (Estudiantes de LP); los tres defensores serán "Cata" Díaz, Demichelis y Heinze -no sé como sigue confiando el entrenador en él después de la floja temporada que tuvo en su club-. El mediocampo, como habitualmente lo viene planteando Maradona, tendrá a Gago y Mascherano en el doble pivote, pero con la ayuda de Juan Sebastián Verón, además de la de Jonás Gutiérrez. Messi, Tévez y Agüero conforman la delantera de ensueño. Pero esta Colombia no regalará su partido y tratará de llevarse, al menos, un punto de la cancha riverplatense. Fútbol no nos ha de faltar durante este fin de semana, eso seguro.

Artículos destacados

Comentarios recientes