Champions League: Real Madrid y Villarreal completan una pobre jornada ibérica

[caption id="attachment_1054" align="aligncenter" width="426" caption="Real Madrid y Liverpool lucharon duro para llevarse algo del encuentro de ida correspondiente por Champions League"]real-madrid-liverpool-champions-league[/caption]

No pudo ser esta vez. Al igual que ayer, los equipos españoles participantes en la Champions League no fueron capaces de dominar sus respectivos compromisos y obtener ventajas en sus encuentros de ida. Mucho más teniendo en cuenta que los dos que faltaban jugar correspondientes al territorio español, Real Madrid y Villarreal, hacían las veces de local. Y todos sabemos lo importante que es ir a definir fuera de casa con una buena renta obtenida en el primer cotejo. Pero así fue que ambos equipos terminaron de definir una pobre jornada ibérica en estos partidos de ida de los octavos de final, ya que ninguno de los dos pudo conseguir una victoria. Peor aún en el caso de los de Juande, que tendrán que ir a vencer en Anfield.

El Bernabéu se mostraba como en un auténtica noche de gala, digna de una competición como la Champions League, para recibir al siempre peligroso Liverpool. Era un duelo entre dos equipos con sus respectivos presentes y necesidades, pero también una cita con la historia. La de dos instituciones que saben como nadie lo que es una Copa de estas características. Y allí, en un duelo que de antemano estaba planteado como una batalla ajedrecística, los de Rafa Benítez fueron más astutos para obtener una ventaja que el Real Madrid, un equipo que lo intentó pero que nunca tuvo las vías de gol al alcance de la mano.

Especialista contra especialista en duelos de ida y vuelta, Rafa Benítez y Juande Ramos jugaron al error del rival, a la especulación, al orden absoluto, a saber perfectamente que todo no se resolvía en este preciso instante, sino que tan sólo era el primer tiempo de un largo encuentro de 180 minutos. De todos modos, allí, el que pudo imponer sus piezas individuales formando un colectivo solidario y con disciplina prusiana fue el nativo de Madrid. En un partido en el que las ocasiones de gol se contaron con los dedos de una mano y en donde la lucha auténtica estuvo dada en el centro del campo (como era de esperar, por otra parte), el Liverpool logró imponerse con un solitario gol de Benayoun, quien entró sin pedir permiso al área menor de Casillas para rematar de frente un preciso centro de Fabio Aurelio. Ya no faltaba casi nada para que el colegiado pitara y nada cambiaría su rumbo. No es imposible para el equipo merengue conseguir una victoria en Anfield, está claro que no lo es. Pero qué difícil se le pone la eliminatoria... ¡Y eso que Gerrard jugó un puñado de minutos!

Tampoco le fue mucho mejor que digamos al Villarreal en su vuelta a una eliminatoria directa de Champions. Lo esperaba el Panathinaikos de Ten Cate. Un partido a priori asequible para los de Pellegrini. Pero en la previa siempre se puede fallar. Y eso es lo que le pasó a un conjunto que no viene mostrando lo mejor de su nivel en los últimos tiempos. Ir a definir al infierno griego no era la ideal de las opciones pero sí la que no le quedará otra que abrazar a los de camiseta amarilla. Si bien dominó el encuentro y dispuso de las mejores situaciones, fue Karagounis el encargado de dejar muda a la grada de El Madrigal. Rossi reivindicó a su equipo con un ajustado penalti y todo deberá definirse en territorio helénico. Está claro que no es lo mismo viajar al Merseyside con uno en contra que tener que ir a Atenas a definir el pasaje. Pero tendrá que sudar de lo lindo para imponerse a un conjunto correoso y con una afición que no dará respiro.

Pero otros dos duelos más se disputaban en esta jornada de regreso de la Champions. Y ellos eran los que correspondían al Chelsea contra la Juventus y la visita del Bayern Munich al feudo del Sporting de Lisboa. Y hay que decir que ojo al Chelsea. Este tío Guus Hiddink es muy grande y en poco tiempo yo estimo que puede llegar a obtener lo mejor de esa gran plantilla. Se impuso con resultado escaso (1-0) a la "Vecchia signora", pero con la ventaja de haberse retirado con la portería virgen, algo que cotiza en oro en esta clase de juegos. Mención aparte merece el único de los 16 participantes que se encargó de cerrar su llave en el partido de ida y jugando de visita. Los de Klinsmann impusieron su fútbol 4x4 en territorio lusitano con goleada incluida. Si bien fue calamitoso lo de la defensa del Sporting, hay que destacar el inmenso partido que realizó Ribery los goles de Luca Toni, uno de esos arietes que más obligan en el área de enfrente. 0-5 para los alemanes y a pensar en los cuartos. "Qué suerte tienen", debe estar pensando el resto.

Artículos destacados

Comentarios recientes