Día agridulce para los españoles de UEFA

El fútbol nos preparara, a veces, estructuras mentales de acuerdo a los días de la semana. Sin duda alguna, los jueves son identificativo exclusivo de Copa UEFA. Generalmente se juega en ese momento del ámbito semanal, superada ya la fiebre Champions, pero siempre con una gran cantidad y variedad de partidos para ofrecer. De todos modos, esta jornada inaugural de la fase de grupos no trajo consigo ninguna sorpresa de magnitudes y los resultados que se dieron eran relativamente esperables. Para destacar: la pobre actuación de los dos equipos españoles que tuvieron sus primeros desplazamientos. Visto y considerando lo que cotiza un punto obtenido fuera de casa con esta modalidad, no puede decirse que haya sido un buen comienzo para Depor y Racing.

El Depor tenía una parada bastante brava en tierras rusas. De hecho, era un partido de los que se podía calificar como "perdibles". El CSKA, un equipo de los que a mi me gusta calificar como "Compilado Rusia+Europa del este+Brasil" -que los hay varios por aquellos lares-, hizo valer su condición de local y también su interesante equipo. Zhirkov, Vagner Love y el chaval Dzagoev (dicen que apunta alto este muchacho) estuvieron a pleno y dejaron exhausto a un Depor que quizá mereció algo más en ese primer tiempo. Pero en el segundo todo fue de los locales, que terminaron endosándole un trio de goles a los coruñeses. Lotina se excusó con un "creamos la misma cantidad de situaciones", pero yo, la verdad, al que más vi revolcarse fue a Aranzubía.

El Racing también tuvo una mala noche en tierras holandesas. Creo yo que este era un partido mucho más importante para los cántabros que el de Moscú para el Depor. El FC Twente, a priori, aparecía como un rival de los "puntuables" para los de Santander, y más teniendo en cuenta el grupo complicadísimo que le tocó. Pero no pudo traerse nada de los Países Bajos, ya que fue superado en todo sentido por el equipo local. El que sí hizo bien los deberes fue el Sevilla. Dos goles en un minuto durante la primera mitad y listo el pollo. El Stuttgart, uno de los interesantes equipos que tiene la Bundesliga, nunca fue capaz de reaccionar a dicho golpe e incluso pareció no interesarse demasiado en revertir la situación. Comienzo a la altura de las expectativas para los de Manolo Jiménez. El Valencia, recordemos, comenzará en la segunda jornada su andadura en esta etapa de la competición.

COPA SUDAMERICANA

También estuve siguiendo las alternativas de la Copa Sudamericana, la versión B de la Libertadores, o también reconocible como la Copa para que se entretengan continentalmente los conjuntos del sur americano mientras esperan el comienzo de la que a todos le importa. En unos cuartos de final plagados de argentinos y brasileños, se dieron algunos cotejos interesantes.

En primer lugar, hay que destacar una nueva victoria en calidad de visitante de las Chivas de Guadalajara, el único "no argentino ni brasileño" que queda en carrera. Fue al Monumental de Nuñez a enfrentar a un alicaído River Plate y se llevó un triunfo importantísimo. Decir alicaído para definir el presente de la institución "millonaria" es quedarse corto en calificativos. Es más, cuesta creer que la gran mayoría de los que deambulan sin ton ni son sobre el césped hayan salido campeones hará cosa de unos meses nomás. Si bien en el primer período el equipo riverplatense superó en juego y situaciones a los mexicanos, nuevamente volvió a pagar cara su falta de efectividad -el portero Hernández estuvo magnífico- y su pésimo marcaje, que le está costando goles evitables en todos los partidos.

Sin necesidad de contar con muchas situaciones y esperando agazapados los errores defensivos habituales de River, Chivas consiguió aumentar las cifras y recién sobre el final Sebastián Abreu decoró el resultado, como para abrir un poco de esperanzas vanas, porque jugando así difícilmente sigan en camino. ¿O es que los hinchas de River terminaremos extrañando a Passarella? Mientras tanto, Ariel Arnaldo Ortega en Mendoza...

Además de este partido, el que me tocaba de cerca, también jugó Boca en Brasil. Con mayoría de juveniles sobre el terreno de juego, los "xeneizes" hicieron una primera mitad decente, pero no pudieron detener el aluvión del Inter de Porto Alegre, bastante reforzado con jugadores como D'alessandro, Nilmar o Gustavo Nery, que terminó doblegando a los de Ischia por 2-0. El que sí hizo un partido notable fue Argentinos Juniors en su excursión brasileña. Plantó cara, soporto las tánganas, los enojos del equipo paulista y toda clase de amedrentación, para terminar llevándose una victoria fundamental ante el Palmeiras en tierras lejanas a su hogar. Y define en el Diego Armando Maradona, un estadio de futbolín, de dimensiones bastante reducidas y para nada apto para que un equipo brasileño desplegue su juego habitual.

También otro argentino supo imponerse en su encuentro. Estudiantes de La Plata derrotó con 10 hombres al Botafogo por 2-0, de la mano de Juan Sebastián Verón, que volvió a anotar para su equipo, acompañado esta vez dentro de los goleadores por Mauro Boselli, un interesante delantero centro, eternamente relegado en Boca por Palermo y que ahora en el equipo "Pincha" está demostrando su potencial. Dentro de dos semanas sabremos cuales serán los semifinalistas de la competición.

LA APUESTA del día

Fenerbahçe y Kayserispor jugarán mañana viernes, 20 de marzo de 2020, su encuentro correspondiente a la jornada 27 de la Superliga de Turquía

 

Artículos destacados

Comentarios recientes