René Houseman, el wing derecho hermanado con Lou Reed

houseman.jpg

Descomprimamos un poco la situación. Ya hemos vivido el trago amargo que supuso la eliminación del Getafe, nos hemos enterado que este cabizbajo Barça tendrá que medirse al temeroso Manchester United y ya hemos disfrutado como locos con ese partidazo, demostración pura y dura de "fútbol moderno", que nos brindaron Liverpool y Arsenal. Pero siempre queda tiempo para repasar el legado que nos dejaron algunas viejas leyendas del balompié. Es que nunca está de más honrar a nuestros santos patrones.

El personaje que nos convoca hoy es el "Loco" René Houseman, un futbolista que comparte características con mucho de los preferidos de la casa. A saber: era tremendo juerguista, eso no le hacía perder su juego extremadamente habilidoso, ha dejado historias jugosas por doquier y se mostraba como un auténtico atemporal dentro del campo. Algo así como un "Burrito" Ortega pero de los años 70s.

lou-reed.jpg

Pero también juguemos un poco a eso de encontrar parecidos. Es que no me puedo sacar de la cabeza lo parecido que es el "Loco" a Lou Reed, el eximio cantautor, a quien los años de vejez le han sentado igual que al otrora wing derecho (extremo, para los tiempos que corren). La cuestión es que siempre tuve la tremenda sospecha de que el "Loco" Houseman se parecía demasiado a Lou Reed. Y cuando digo demasiado, es demasiado. No sé si se trata de una especie de delirio místico de mi parte o que. Pero, a mi gusto, basta con comprobar la evidencia fotográfica. Lo más gracioso es cuando nos topamos que el bueno de Lou, aunque un tanto más intenso, comparte (o al menos compartió) cierto modus operandi de vida con el beodo Houseman. No, que René no salía con un travesti llamado Candy como supo hacerlo el portavoz de la Velvet Underground. Pero sí era amigo de empinar el codo sin temor alguno.

El wing derecho de aquel recordado Huracán campeón de la mano de César Luis Menotti dejó historias por doquier en cada mata de césped sobre la que posó sus pies. Y también se las arregló para irse de fiesta en cuanta ocasión pudo. Hasta tal punto que tenía un directivo del club asignado para que lo persiguiera cuando se escapaba de las concentraciones. De todos modos, René se encargó de dejar en claro que, cuando el talento es inherente a la persona, el estilo de vida no tiene por qué opacar el excelente fútbol que disputaba. Casos como estos los hay a montones, ni hace falta que los repita ya. Si, si. Ya sé que muchos dirán lo buenos que podrían haber sido todos esos si se hubiesen cuidado un poco más. Pero no lo hicieron, es que eran personas de carne y hueso, al fin y al cabo. ¿Y si, justamente, sus excesos extradeportivos eran una influencia decisiva para lo que hacían dentro del rectángulo de juego?

Les dejo una bonita anécdota de este verdadero crack, gentileza de EF Deportes:

"- ¿Es verdad que jugaba mejor borracho?

- No. Nada que ver. Una sola vez jugué borracho.

En 1976, jugando para el “Globo” de Parque Patricios, se fue de la concentración porque era el cumpleaños de su hijo Diego. Cumplía un año y él quería estar presente. De Santis, que era dirigente del club, era el encargado de ir a buscarlo siempre que se escapaba. No obstante, esa vez no hizo falta, por que el “Hueso” (otro de los apodos de René) volvió solo. Llegó más o menos a las 11 de la mañana del día siguiente, totalmente borracho. Con una “curda barbara”, como él mismo dice. Cuatro horas después, tenía que jugar un partido contra River Plate. Durmió nada más que una hora. Con varias duchas de agua fría intentaron recuperarlo entre varios compañeros. Mientras tanto, los dirigentes discutían. Unos estaban convencidos de que debía jugar. Otros se oponían firmemente. El que tuvo la responsabilidad de decidir fue el Director Técnico, José Vigo. Entonces fue a verlo y le preguntó si se sentía bien y si tenía ganas de jugar. El “loco” le contestó: "Por supuesto. Yo juego hasta en una pierna". Finalmente entró, hizo un gol y luego pidió el cambio. "Está buena esta fórmula... cuando me marcan pongo “en pedo” a los contrarios", declaró alguna vez."

Artículos destacados

Comentarios recientes