Borussia Dortmund: Kehl, la dolorosa terapia del líder

Desató una guerra entre el Bayern de Munich y el Borussia Dortmund

Sebastian Kehl Sebastian Kehl

Sebastian Kehl dejó plantado a un Bayern de Munich que pretendía su fichaje y optó por recalar en el Borussia Dortmund, donde hoy es capitán y pieza clave pese a que ha sufrido una larga sucesión de lesiones. Repasamos el largo camino al liderazgo de Sebastian Kehl.

Aparecer cuando ya nadie espera nada de ti. Ser referencia cuando las fuerzas parecían haberte abandonado. Disfrutar como nunca antes había conseguido justo cuando las previsiones apuntaban a un paso al costado en busca de una aventura de ‘clase b’. Un líder tiene semblante para ello, es capaz de levantar cualquier desánimo generalizado cuando sus tropas no encuentran aliento, alivia el dolor cuando la sangre arrasa su cuerpo y destruye barreras que la vida le coloca para frenar su ambición. Pero otros referentes, encuentran su liderazgo por empuje, por consistencia y determinación ante los obstáculos. No lo eran, se construyeron. No lo pensaron, se convencieron. No tenían ese rol, pero lo cogieron con fuerza para no soltarlo jamás. Ese momento de auto-exigencia eterna con unos colores, para una afición, en pro de una institución anegada de amarillo radiante por Europa, llegó para Sebastian Kehl hace muchos años. Proceso doloroso, largo y costoso. Proceso de líder.

“Hubo un par de días duros donde pensé en renunciar”. Pensamientos contradictorios de quien llevaba tres años prácticamente escondido de su vida, del fútbol, de la pelota. Una amalgama de lesiones recurrentes en su rodilla izquierda primero y en su espalda después, transformaron su personalidad y su perspectiva, obligado a una alternativa ante la incapacidad de recuperar la regularidad en su rendimiento. Durante cinco largas campañas, sus apariciones fueron dispersas, alejadas de lo que un jugador prometedor necesitaba y muy contrarias a lo que habitualmente había imaginado. Apenas 65 partidos, desencajaron la carrera de ese líbero cuya fuerza y consistencia acabó por otorgarle galones de mediocentro multi-función. Era el principio de una decadencia evidente, de una interminable visita a la enfermería y de tardes de sufrimiento en el graderío del Westfalen. Ese escenario por el que se negaba a dejarse vencer. “Mi ambición y mi carácter me llevó a demostrar que todavía podía ser muy valioso”. Hoy, es su capitán. Hoy, es su líder de Champions.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=GvsmyjnVa-w]

En ese largo tormento físico, el médico del club llegó a aconsejarle parar la actividad por completo para restablecerse como persona. La consecuencias interiores de una lucha contra sí mismo, contra su rodilla, contra su única meta en la vida, había debilitado la genialidad de su carácter y, antes que su talento natural regresara al césped, el primer paso debía ser reencontrarse consigo mismo. “Durante días, nadie importa. Eres tú, tu pierna limitada de las funciones para las que siempre quisiste educarla y tu mente, que se puede convertir en el peor enemigo si no mantienes la estabilidad”. Claras referencias a un estado de confusión constante que necesitaba ayudas mucho más personalizadas y que acabarían estructurando la fórmula de recuperación adecuada. La base la puso el club, que se volcó, le renovó en momentos complicados, apoyó su lucha y le restó pensamientos externos a su puesta a punto. Con ese reto de devolver lo prestado, Sebastian encontró el estímulo imparable para adquirir una templanza incontestable. Esa que desde entonces le convierte en la voz más imponente de su vestuario, el que no tardó en aplaudir su regreso.

Kehl, que había sido formado en diferentes clubes menores de su ciudad hasta que el Hannover le dio las bases y el Friburgo el camino para explotar, llegó a ser con apenas 21 años, una de las grandes esperanzas de la Bundesliga. Su fichaje por el Borussia Dortmund siendo una promesa como líbero (posición natural en sus inicios y en las primeras apariciones en primer nivel), se alió con la polémica. Ese joven defensor no pudo resistir la tentación de un contrato de primerísimo interés con el gigante alemán por decreto, un Bayern de Múnich que había iniciado su traspaso meses antes. Kehl estaba dispuesto al gran salto, ya había dado el ‘sí’ a los bávaros y hasta había cobrado un primer pago como ‘prueba de sangre’ por valor de 1.5 millones de marcos. Pero la llegada del verano de 2001 trastocó sus planes. Decidió alterar su plan previsto, modificó aquellos acuerdos y se situó en la órbita del Borussia Dortmund. El Bayern no cruzó brazos y amenazó con acciones legales, llegando a presentar demandas ante la federación. Nada de ello fructificó y el camino al ‘Muro Amarillo’ se concretó por 3.25 millones de euros.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=pl1mAzkB550]

Su aterrizaje no pudo ser más fructífero porque en sus primeros meses logró la Bundesliga, aunque solo sería un espejismo. Más allá de perderse el Mundial 2006 con una selección alemana donde era habitual desde categorías inferiores (ha pasado por todos los escalones nacionales) debido a su masacre física por las lesiones, el Dortmund entró en quiebra absoluta, perdiendo a sus mejores jugadores, mostrado incapacidad para mantenerse en posiciones competitivas y liquidando todo tipo de servicios en torno al club. Esa crisis histórica que casi hace desaparecer el fútbol en la ciudad, su particular pesadilla de cinco años alejado de los terrenos de juego y la falta de ambiciones de una institución alicaída, destruyó sueños, pero impulsó la ambición del capitán que Sebastian Kehl llevaba dentro. Nada mejor que un caos para mostrar fuerza. Nada mejor que un calvario para aparecer con lucha constante. Y, desde luego, nada mejor que un club que empezaba de cero, que un líder para comandarlo por la senda adecuada. Una catarsis conjunta entre club-jugador, que olvidó sus días grises para colocarse de nuevo entre los ‘elegidos’ en la élite. Ahora sí, Kehl recibe el premio a su particular terapia...


TODO SOBRE LAS SEMIFINALES DE LA CHAMPIONS

Borussia Dortmund (Alemania) - REAL MADRID (España)

- Análisis del Borussia Dortmund

- Se repite la semifinal de la séptima

Bayern de Munich (Alemania) - BARCELONA (España)

- Análisis del Bayern de Munich

- Pasado contra futuro de Guardiola

ASÍ QUEDAN LAS SEMIFINALES DE EUROPA LEAGUE


EL DEBATE: ¿QUIÉN ES TU FAVORITO PARA GANAR LA LIGA DE CAMPEONES?


LA APUESTA del día

Atlético de Madrid y Getafe se medirán en el derbi de la primera jornada. El duelo se jugará a las 22:00 horas, en el Wanda.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter