Miguel Reina, el Cordobés del fútbol

Cordoba y Barcelona se enfrentan en copa 48 años después

BetfairEl Exchange ha vuelto: Apuesta sin riesgo de 20€
Miguel Reina Miguel Reina

El Barcelona visita hoy al Córdoba en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey, han pasado más de cuatro décadas desde que se vieron las caras por última vez en la competición, Miguel Reina jugó en los dos clubes, aunque cuando se disputó la eliminatoria todavía no había debutado con el primer equipo. La vida de Reina, portero de pasto y arena..."El Cordobés" del fútbol.

Caminando por el barrio de la judería de Córdoba, se aproximan a la grandiosa Mezquita. Entre rondas de vinos y partidas se acicalan los sombreros, al mismo tiempo que los hombres apuran sus primeros puros del día. Se acerca el momento, las cinco de la tarde es la hora fijada. La ciudad espera este día desde que lo conocieron en Madrid como el espontáneo que buscó su sueño. Es día de Feria, y hoy 25 de Mayo de 1963 en la plaza de Toros de los Tejares, toma la alternativa Manuel Benítez "El Cordobés", uno de los diestros más grandes de la historia. Fue una época excepcional para Córdoba, con su equipo de fútbol en primera luchando frente a los mejores, y con el orgullo de participar en la carrera del nuevo ídolo de la fiesta nacional.

Miguel Reina Santos...

Miguel Reina nació en Córdoba en 1946. Eran tiempos duros, tiempos de hambre y necesidad. Reina compaginó el trabajo en la cocina del hotel Palace ayudando a su padre con su carrera futbolística; el miedo a caerse del tren de los elegidos le obligaba a ello. Cuando era niño ya paraba balones; entre el barro y el calor andaluz daba forma a su estilo, el que le llevaría a jugar en el club de la ciudad, en el Barcelona y también con la selección. Tomaba forma la dinastía de los Reina, el primario embrión de una saga que abriría hueco a un campeón del mundo muchos años después.

En su juventud, Miguel daba rienda suelta a su pasión: parar, tirarse al barro y entrar al choque. "Si lo hacía de niño por gusto, ¿cómo no iba a entrenar duro cuando me pagaban?". Como "El Cordobés", Miguel Reina se convierte en una referencia: los dos son un orgullo de la provincia de Córdoba. En 1969 el portero debuta en la selección española ante Finlandia, y lo hace en un histórico partido: la primera vez que España juega en el Parque de Gibraltar, en el que era por cierto, el primer encuentro de Kubala como seleccionador. Ese día salió de titular y ganó 6-0, aunque tres años antes ya había estado en un mundial como tercer portero, el de Inglaterra 66. A diferencia de su hijo, los compañeros de Miguel no pudieron pasar de la primera fase.

Los ídolos deportivos o taurinos en la época de los sesenta enloquecían a las masas, y más si llegaban del hambre como "El Cordobés", o como el mismo Reina representando un estilo opuesto a lo establecido. Porque en eso los dos coinciden, Reina era un portero moderno, nada que ver con las apariciones sobrias que se impusieron durante décadas: los Iribar, Lev Yashin o Zoff. Reina volaba, tiraba la pelota a los pies, buscaba al compañero más cercano para jugar en corto y pocas veces esperaba sobre la cal; muchas veces le sorprendían corriendo a su portería o alcanzaba el balón imposible. Del estilo del "Cordobés" mejor no hablar, ya que fue el auténtico revolucionario de su profesión, el hombre que llevó la anarquía a los ruedos.

Cuentan que la cornada más grave recibida por el maestro fue en 1964 en Las Ventas, un toro llamado "impulsivo" le clavó el pitón en la ingle, estuvo cerca de morir. Las cornadas más profundas de Reina llegarían justo diez años más tarde en Bruselas, defendiendo la portería del Atlético en la final de la Copa de Europa. No fue "impulsivo", sino Schwarzenbeck y Gerd Muller...

El guardián del Arcángel

El Córdoba CF y el Barcelona se enfrentaron por última vez en la Copa en Mayo de 1964. Los azulgrana ganaron los dos partidos, pero Reina todavía no había debutado en el primer equipo, lo haría meses más tarde. El 11 de Noviembre de 1964, Ignacio Eizaguirre, ex-portero internacional y entrenador del Córdoba, le hace jugar en un encuentro ante el Elche. Los locales ganan 2-0 sin demasiados problemas para el debutante. Será el comienzo de su carrera profesional, y también el inicio de unas cifras espectaculares como portero local en primera división.

Su primer gol en la máxima categoría se lo marca el futbolista del Oviedo Fernando Girón de la Fuente, y el primer penalti que le tiran termina en las mallas gracias al acierto del que sería jugador del Real Madrid José Luís Veloso, todavía con la camiseta del Deportivo de la Coruña. Pero el verdadero mérito de Reina es conseguir sumar 10 partidos imbatido en su estadio tras debutar en primera división. No recibió ningún tanto hasta Febrero de 1965, cuando su compañero Ricardo Costa le batió con un inesperado autogol. Tuvieron que jugarse 18 partidos para que un futbolista rival pudiera asaltar la portería del Arcángel que Reina defendía. Fue en un encuentro ante el Pontevedra: en 1684 minutos en casa, solo había recibido el autogol de su compañero.

¿Cómo es el estadio del Barcelona?

Sería su casa, aunque en el club catalán no tendría la suerte esperada cuando firmó en Enero de 1966. Tiempo antes, viajó por primera vez a la ciudad condal como componente de la primera plantilla del Córdoba. En aquella temporada, la del debut en primera de Miguel, el Córdoba consiguió el mejor resultado en la clasificación final de su historia: fueron quintos, solo por detrás de Atlético, Real Madrid, Barcelona y Zaragoza. Era un equipo competitivo, en el que jugaban Luís Costa (el que fuera técnico del Zaragoza décadas más tarde) o Ramón Tejada. Antes de rendir visita al Camp Nou un mes después de haber debutado en primera, Reina preguntó a sus compañeros: ¿Cómo es el estadio del Barcelona? ¿Tiene las porterías anchas? ¿es fácil jugar allí para ellos?...

Las dudas del debutante antes de enfrentarse al poderoso conjunto catalán estaban justificadas, ya que poco pudo hacer en los cuatro goles que se llevó aquella tarde. Los Pereda y Cayetano Ré que pronto serían sus compañeros, se mostraron intratables. El Córdoba perdió 4-1, y de esa forma Reina conoció el santuario azulgrana... pisó por primera vez la que sería su casa durante siete largos años.

En Barcelona, Reina no recibió continuidad hasta la temporada 1969-70, pero ese mismo verano durante la disputa del Trofeo Joan Gamper, recibió uno de los golpes deportivos más duros de su carrera hasta ese momento. El Barcelona se enfrentaba al Dinamo de Moscú, en el que por cierto se alineaba un veterano Lev Yashin. El resultado final condenó al portero cordobés ante la prensa y los aficionados, ya que los rusos se llevaron el encuentro con un contundente 0-5.

Fue tanto el debate en torno a Miguel, que hubo un periodo de tiempo en el que Vic Buckingham, el entrenador del conjunto azulgrana, decidió alinear a Reina en los partidos que el equipo jugaba como visitante y a Sadurní en casa. Pero tras unos meses de alternancia en la portería, Reina volvió de forma definitiva, enfrentándose a sus críticos y demostrando valentía en el campo. Era un partido de liga en el Camp Nou frente al Elche (curiosamente el club ante el que había debutado en primera), y sorprendentemente Sadurní no salió de titular: nadie movería del once a Reina en las diez jornadas de liga restantes.

En verano de 1973 pondría fin a su periplo azulgrana, y su salida no fue todo lo feliz que hubiera deseado. Tras perder una eliminatoria de Copa ante el Sevilla (su última como jugador barcelonista), Reina y otros compañeros fueron sancionados por el conocido Affaire Champagne. El Atlético de Madrid sería su destino, y en parte la salida vino motivada también por la quiebra de una de sus empresas personales. En palabras del propio Reina, su negocio se vio avocado a la suspensión de pagos por mala gestión ajena a su familia. Tras consultar su problema con Agustí Montal, el presidente barcelonista llegó a un acuerdo con el Atlético de Madrid para el traspaso del jugador. Los rojiblancos pagaron 12 millones de pesetas (cuatro más de la cantidad desembolsada por el Barça cuando llegó desde el Córdoba). Reina obtuvo el visto bueno de Vicente Calderón, el presidente colchonero, que asumió sus condiciones y del que obtuvo ayuda en su delicada situación personal. Miguel quedaría eternamente agradecido al Atlético y a Vicente.

Cruyff, Bruselas y más títulos

La primera visita de Reina al Camp Nou como portero del Atlético de Madrid ocurrió en un día que se transformaría en histórico, gracias una acción que permanecerá en la retina de los aficionados. El cancerbero estaba rodeado de buenos defensas como Capón o el mítico Panadero Díaz (que no jugó en Barcelona); futbolistas de raza y muy potentes en el choque físico, que de la mano de Juan Carlos Lorenzo ofrecían un fútbol muy aguerrido que tendría premio durante la temporada. Ese día sin embargo, Reina recibió un gol que pasará a los anales de la liga, un salto hacia el vacío de Johan Cruyff se convirtió en el tanto más famoso del holandés durante su paso por España. Poco pudo hacer Miguel Reina en el increíble gol de Johan...

Antes de colgar las botas en 1980, Reina firmará buenos años en el club colchonero ganando la liga 1976-77, la Copa Intercontinental y un nuevo Trofeo Zamora, galardón que ya había conquistado en su última temporada en el Barcelona. Pero si existe un partido que marca su paso por Madrid, ese es la final de la Copa de Europa en Bruselas, el momento en el que Miguel Reina recibió el gran golpe deportivo de su carrera. El gol de Schwarzenbeck en el descuento representó para Reina la cornada del torero, quedando como la cicatriz insalvable de su carrera. Ocho años después llegaría al Mundo Pepe Reina... el gran sucesor del "Cordobés del fútbol".

TODOS LOS ESPECIALES DE LA FINAL DE COPA DEL REY

EL DERBI EN CUATRO CUENTOS LA DECADENCIA POST-MOURINHO ALINEACIONES PROBABLES
LAS 50 POLÉMICAS DE MOURINHO LA HISTORIA DE UN DERBI CAPITAL GENTO: EL MITO
MIGUEL REINA, EL CORDOBÉS LA LEYENDA DE ZOCO LOS AÑOS DORADOS EN EL BERNABÉU

EL DEBATE: ¿QUIÉN GANARÁ LA FINAL DE LA COPA DEL REY?

LA APUESTA del día

Vasco de Gama y Atlético Paranaense se medirán en la jornada 34 del Brasileirao. El duelo se jugará a las 22:30 horas en Sao Januario.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter