Tottenham penalizó cada error del City

Pese a perder el partido y terminar empatando la eliminatoria, el Tottenham clasificó a las semifinales de la Champions League 

Pese a perder el partido y terminar empatando la eliminatoria, el Tottenham clasificó a las semifinales de la Champions League al dejar en el camino al Manchester City que, pese a jugar mejor que su rival, no pudo reponerse de los errores cometidos en su propio campo. Los goles los anotaron Heung-Min Son (x2) y Fernando Llorente por el lado de los Spurs y Raheem Sterling (2), Bernardo Silva y Sergio Agüero para los citizen.

En un partido que, en sus primeros minutos, parecía un partido de la Premier League debido a su velocidad, errores (en varios conceptos tanto individuales como colectivas) y sorpresa. Posteriormente, debido a los ajustes, el partido se tranquilizó y el City comenzó a dominar en su totalidad pero, debido a las equivocaciones que tuvo durante el partido, quedó afuera nuevamente en fases que suenan a poco.

Atacando la banda de Rose. Guardiola determinó que el camino para derrotar al Tottenham era atacar constantemente el costado defendido por Rose. Y lo logró. Con Bernardo Silva fijando en banda, bien pegado a la raya para forzar a que el lateral izquierdo saliera a marcarlo, y con Kevin De Bruyne rompiendo constantemente en esa zona, el Manchester City hizo mucho daño al Tottenham durante todo el partido. En ocasiones Walker proyectaba para hacer un triángulo con el belga y el portugués y doblar la zona cuando Alli iba a ayudar.

Por otro lado, potenciando su planteamiento, Sterling atacó constantemente con agresividad el lado débil para cerrar la jugada y definirla. El extremo inglés, con metros para correr y llegar, es muy peligroso.

Heung-Min Son. El surcoreano fue una lanza en el ataque del Tottenham, su presencia y sus intervenciones definitivas de cara al arco de Ederson. Son, ante la ausencia de Harry Kane, fue la referencia ofensiva de Mauricio Pochettino y, sus características personales, generó bastantes dudas a los defensores citizen.

La reacción de Pochettino. Para frenar esa ofensiva del Citizen por su costado izquierdo, Pochettino lateralizó la posición de Son para que fuera a la ayuda de Rose y adelantó a Dele Alli para que cubriera esa zona central del ataque. Posteriormente, con la entrada de Llorente, Alli pasó a jugar en la primera línea de volantes, el surcoreano se mantuvo en la banda izquierda y el español se quedó como la referencia ofensiva del Tottenham. Pese a no lograr frenar del todo los ataques del City, el entrenador argentino consiguió controlar un poco el encuentro. Con el 4-4-2 con un Lucas Moura moviéndose cerca de las referencias.

Kevin De Bruyne. El belga fue el mejor jugador del partido y eso, más allá de sus cualidades y rendimiento personal, se debe al planteamiento que hizo Guardiola. De Bruyne era el arma principal para vulnerar el sistema defensivo del Tottenham. Sus rupturas, participaciones en el circuito, apoyos a los ofensivos, movimientos a banda y asistencias maravillosas fueron claves para que el City lograra anotar cuatro goles en el Etihad y que estuviera muy cerca de ganar la eliminatoria.

Los errores citizen. Esta fue la clave principal para entender la derrota de los de Guardiola. Las equivocaciones en salida, ambos de Laporte, llevaron a los locales a sacar del medio. Dicho fallos, en estas instancias de la Champions League son fatales. Posteriormente, en la anotación de Llorente, las fallas a la hora de marcar terminaron enterrando una eliminatoria que, en ese momento, estaba terminando a favor para el City.

LA APUESTA del día

Manchester United e Inter de Milán se medirán en la International Cup. El duelo se jugará en el Estadio Nacional de Singapur.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter