Premier League: Cuatro equipos y un destino

Chelsea, Liverpool, Arsenal, Manchester City pelean por el título de campeón en la Premier League en una lucha a cuatro.

Premier League: Cuatro equipos y un destino Premier League: Cuatro equipos y un destino

Después de más de 30 jornadas, la Premier League se pone más interesante que nunca. 4 equipos y un solo objetivo, levantar el cetro el día 11 de mayo. 8 jornadas restan para que llegue el final de la campaña, y con el, además del Mundial, un nuevo campeón de Inglaterra. Para unos, 8 partidos, para otros, 9, 10 e incluso 11 encuentros para cerrar una temporada durísima. Chelsea, Liverpool, Arsenal y Manchester City se juegan en estos casi dos meses que quedan de competición coronarse como reyes de Inglaterra.

Después de más de 30 jornadas, la Premier League se pone más interesante que nunca. 4 equipos y un solo objetivo, levantar el cetro el día 11 de mayo. 8 jornadas restan para que llegue el final de la campaña, y con el, además del Mundial, un nuevo campeón de Inglaterra. Para unos, 8 partidos, para otros, 9, 10 e incluso 11 encuentros para cerrar una temporada durísima. Chelsea, Liverpool, Arsenal y Manchester City se juegan en estos casi dos meses que quedan de competición coronarse como reyes de Inglaterra. En FutbolPrimera os traemos todas las alternativas y los partidos que les restan a cada uno de los aspirantes.

Chelsea

Hoy por hoy, el líder de la clasificación es el Chelsea de Jose Mourinho. Los londinenses dominan la tabla tras unos meses muy buenos en los que se han posicionado como claros aspirantes al campeonato. Desde diciembre solo han dejado escapar dos derrotas, la última, la del sábado ante el Aston Villa y tres empates. Los demás partidos, victorias. El Chelsea se ha convertido en un equipo rocoso, al que es muy complicado hacerle ocasiones. Poco a poco, el entrenador portugués ha conseguido formar una defensa férrea y sin fisuras. El entramado defensivo de Mourinho es casi perfecto. Todos trabajan, los once futbolistas tienen claros sus roles, saben al detalle cual es su función en la telaraña blue. Y si no lo saben, no tienen minutos, justo lo que le pasó a Juan Mata. Mourinho ha conseguido que su mensaje cale en el vestuario de Stamford Bridge, y, tras un inicio titubeante, el Chelsea se ha convertido en el máximo aspirante a ganar la Premier League. El luso sabe que no tiene la mejor plantilla, no son el mejor equipo de Inglaterra, pero son seguros, regulares, fallan poco, y si el rival lo hace, te mata.

Si su punto fuerte es la defensa, el ataque es el flanco menos cubierto por el Chelsea. Durante la anterior etapa de Mourinho en el banquillo de Stamford Bridge, Didier Drogba fue la referencia de un equipo que jugaba para el africano. Era el “9” de aquel Chelsea campeón, el hombre al que todos buscaban. Para Mourinho fue el futbolista sobre el que asentar su ataque ya que Drogba tenía las cualidades perfectas para el fútbol de contragolpe que propone el técnico luso. En esta segunda etapa esa referencia se ha perdido. Torres, Ba y Eto´o forman la lista de delanteros de “Mou” que quiso aumentarla con Rooney o Lewandowski. “The Special One” no confía al 100% en ninguno de los tres porque no son referentes claros para el juego del equipo. Se ha quejado en rueda de prensa pero Abramovich no le ha hecho caso en el mercado de invierno por lo que Mourinho tendrá que seguir con sus tres delanteros. 24 goles entre los tres, menos de los que ha hecho Luis Suárez tan solo con los partidos que ha disputado en la Premier. Son números muy pobres para ser los delanteros del Chelsea, y Mourinho sabe que este es su punto débil, por eso insiste a los mediocentros que lleguen y que marquen, que lo hagan con mucha frecuencia. Hazard, Oscar, Schurrle y Lampard están aportando al equipo los goles necesarios para mantenerse como líderes de la clasificación.

¿Qué le queda al Chelsea? Lo primero y ante todo, el partidazo de hoy. Uno de los derbis de Londres, ante el Arsenal en Stamford Bridge. Dos de los candidatos se enfrentan en el mejor duelo de la jornada. Los del Bridge sabe que el Liverpool lleva muy buena dinámica y será difícil que fallen así que deben apretar los dientes y luchar con el Arsenal. A partir de ahí, el calendario del Chelsea puede que sea el más asequible comparándolo con el de City, Liverpool y Arsenal. El gran duelo será a mitad del mes que viene cuando visiten Anfield en un duelo que puede decidir gran parte de las opciones de ambos clubes. Lo que le queda al Chelsea pueden parecer enfrentamientos fáciles ya que aparte de Arsenal y Liverpool, los demás rivales serán de la parte baja de la tabla. Palace, Stoke, Swansea, Sunderland, Norwich y Cardiff. Enfrentamientos trampa, sobre todo los que sean como visitante ya que todos estos equipos estarán jugándose la vida en los últimos partidos. Palace, Swansea y Cardiff estarán decidiendo donde jugarán la temporada que viene y sus estadios serán calderas, plazas complicadas donde el Chelsea puede perder puntos.

Además de todo ello, está la Champions, una competición que el Chelsea afronta con tranquilidad. Sabedores de que son los mejores, no se colgarán el cartel de favoritos en la eliminatoria ante el todopoderoso PSG pero son conscientes de que le pueden pintar la cara a cualquier equipo que se ponga en su camino. La Champions es un sueño para una plantilla blue que quiere ir de equipo incómodo, aunque sabe que la realidad está en casa, y el título más cercano es la Premier League.

Liverpool

24 años, 24 larguísimos años hace que el segundo equipo más laureado de Inglaterra no se corona campeón de liga. Desde la liga inglesa se llama Premier League, el Liverpool no la ha ganado nunca. Sir Alex Ferguson y su Manchester United han dominado el número de trofeos, entremedio, han triunfado equipos como el Arsenal de Wenger o el Chelsea de Mourinho. El año 1990 fue el último que vio al Liverpool levantar el trofeo de campeón de liga. Kenny Dalglish, Ian Rush y John Aldridge eran los grandes ídolos de aquel Liverpool. Desde ese momento, el club red ha pasado por varias etapas. La primera, los duros años de principios de los 90, luego vino la época de Owen, Gerrard y compañía que se hicieron con casi todos los títulos menos el liguero. Por último, la era Rafa Benítez, con el gran éxito de la Copa de Europa ganada en Estambul en los penaltis. Desde la marcha del técnico español el club ha dado tumbos buscando una identidad que parece haber encontrado con Brendan Rodgers.

El técnico irlandés ha encontrado el equilibrio en una plantilla que mezcla la juventud de hombres como Sterling, Sturridge y Coutinho y la experiencia de los Gerrard, Toure y Johnson, todo ello, combinado con la magia de una superestrella del fútbol como es Luis Suárez. Rodgers ha devuelto a Anfield la esencia del Liverpool, el passing game combinado con acciones de rapidez y verticalidad. Todo ello, ha hecho que The Kop vuelva a soñar con la Premier League, con ser los reyes de Inglaterra y volver a sentirse enormes. Ahora mismo, se encuentran a 4 puntos del Chelsea, aunque con un partido menos. En total, a los reds les quedan 9 partidos por disputar, uno por semana ya que no habrán más jornadas intersemanales. Empezando por la visita a Cardiff de esta jornada, Rodgers ha marcado 3 fechas en el calendario, tres partidos trascendentales. Lo mejor que el calendario le depara a los reds es que los tres partidos clave los disputa ante su gente, en el mágico ambiente de Anfield. El primero, el día 30 de este mes ante el Tottenham, que se jugará la plaza de Europa League con el Everton hasta el final y necesitará los puntos. Los otros dos son en abril, donde pueden dar un paso de gigante hacia el título ya que reciben al City y al Chelsea.

Tras pasar un mes de diciembre donde los resultados no acompañaron, sobre todo al final, el Liverpool se ha repuesto bien y llega al final de la temporada más fuerte que nunca. Los ánimos, por las nubes tras golear a sus grandes rivales en Old Trafford. El Liverpool puede volver a ser el más grande, y esta parece la temporada indicada. A pesar de que la plantilla es la mas corta de las cuatro que se juegan el cetro liguero, Rodgers le está sacando un rendimiento fabuloso a todos sus futbolistas, sobre todo, a Luis Suárez, que tira y tira de su equipo. 25 goles en 24 partidos, y eso, que al principio de la temporada estuvo sancionado. A su cita con su amigo el gol se encomienda el Liverpool para este final de temporada.

Arsenal

El eterno candidato. Parecía que este año sí, que esta sería la temporada en la que el Arsenal arrasaría, pero un ciclón llamado Chelsea se a puesto por delante. Los de Wenger han perdido esa fuerza que tenía el equipo durante los primeros meses de competición cuando arrollaban a sus rivales. Ese “equipo-apisonadora” se ha visto durante muchos momentos, pero no con la regularidad necesaria como para ponerse líderes de la clasificación. A pesar de ello, los londinenses han aguantado el tirón y siguen enganchados al título. Ahora están en la misma situación que el Liverpool, a 4 puntos del Chelsea pero con un partido menos. Los de Wenger tienen hoy una oportunidad de oro para darle un bocado a la liga. En Stamford Bridge pueden recortarle mucho al Chelsea ya que ganado en el lujosos barrio de Londres y haciendo lo mismo en el partido que tiene aplazado, podría volver al liderato.

10 partidos le quedan al Arsenal en esta liga. 3 citas importantes. La de hoy en Stamford Bridge, que quizás es la más trascendental. El 30 de marzo, el Emirates se puede quitar de en medio a uno de los que quieren pelear por el título, el Manchester City. Y una jornada más tarde, un partido más que complicado. La visita a Goodison Park no será fácil. Los gunners ya experimentaron lo duro que es jugar contra los de Roberto Martínez en el Emirates cuando empataron a uno y saben que durante el partido en Liverpool, el Everton se juega mucho y 40.000 toffees van a estar apoyando a su equipo para entrar en Europa. Los demás partidos pueden ser vistos como asequibles pero la visita a equipos como el Hull, el West Brom o el Norwich que se juegan la vida no será fácil. Además, esta la F.A. Cup. Pensando fríamente, la opción más barata, el camino más corto hacia un título para el Arsenal es la copa inglesa. La competición se ha puesto muy a tiro para los de Wenger que son los grandes favoritos para levantar la pequeña copa de latón. La semifinal la disputará contra el Wigan, que tras eliminar al Manchester City en el Etihad llega con la moral por las nubes. A pesar de ello, los londinenses deben superar sin problemas a los latics que esperan repetir la gesta del año pasado. Y después, en la gran final de Wembley, que se celebrará una vez haya terminado el campeonato liguero, fuera del estrés de la competición regular, esperan el Hull Ciy o el Sheffield United de la League One. Viendo el panorama, si no pasa nada extraño, el día 17 de mayo, el Arsenal tendría que estar levantando el trofeo en Wembley.

Pero antes de ello, tiene que luchar por la liga, el gran objetivo. El Arsenal llega a este sprint final con dos bajas muy significativas. Theo Walcott se pierde lo que resta de temporada y el Mundial. El extremo inglés estaba siendo clave esta temporada para el ataque del Arsenal, nutría de balones a Giroud que ha notado la ausencia del pequeño y explosivo Walcott. Tanto para Wenger como para Hogdson es una baja muy sensible que puede afectar al rendimiento de ambos equipos. El otro futbolista que ahora mismo está de baja es Jack Wilshere. El pasado 6 de marzo, tras un encontronazo con Agger en un Inglaterra – Dinamarca, el centrocampista se rompía un hueso del pie que le tiene seis semanas en el dique seco. Esta temporada el inglés se había convertido en una de las brújulas del Arsenal. Mágico y efectivo, su lesión ha afectado muchísimo a los planes de Wenger, además, ha coincidido con los problemas musculares de Aaron Ramsey.

Manchester City

El último en discordia, el Manchester City. El equipo al que más partidos le quedan por jugar. Ahora tiene en su casillero 60 puntos, 6 menos que el Chelsea, pero, también tiene 4 partidos menos. Tras llegar a los cuartos de la F.A. Cup y ganar la final de la Capital en Wembley ante el Sunderland, los skyblue tienen más partidos aplazados que nadie. 11 finales le quedan al equipo de Pellegrini, que tiene el calendario más apretado y más duro que nadie. Los del chileno deben ganar todos los partidos que les quedan y para ello es clave superar las salidas del Etihad. Ahí es donde estará la clave para ganar la liga. Los enfrentamientos en casa son asequibles. Fulham, Southampton, Sunderland, West Brom, Aston Villa y West Ham. Aunque muchos de estos equipos van a llegar con mucha necesidad de puntos al estadio del City, los de Manchester son una apisonadora en casa. El equipo se transforma cuando juega ante su afición y arrolla a sus rivales a base de un juego vertiginoso y letal. Cuando se aleja del Etihad la cosa cambia. El City ha estado toda la temporada sufriendo en los partidos que ha jugado fuera. A pesar de que los resultados han sido buenos en muchas ocasiones, el equipo no se ha encontrado a gusto, no ha tenido buenas sensaciones y no ha desplegado ese juego que hace en el Etihad.

Las salidas pueden darle el campeonato a los skyblue. Los 4 partidos más complicados que le quedan al equipo de Manuel Pellegrini son lejos de su afición. El primero, el gran derbi de Manchester del martes. En Old Trafford, ante un Manchester United con la moral alta tras su remontada en la Champions League. El partido no será tan fácil como el de la ida, los de Moyes querrán darle una alegría a una afición que ha pasado mucha hambre de sonrisas esta temporada. Sin descanso de la visita a Old Trafford, el City viaja a Londres para verse las caras con el Arsenal en otro encuentro a vida o muerte. Si falla en alguno de los partidos, el Manchester City perderá gran parte de sus opciones al título. Dos semanas después, otro de los grandes duelos. Anfield y su magia esperarán al Manchester City para librar una batalla crucial. Y si esto no era poco, en el primer enfrentamiento del mes de mayo, los de Pellegrini vuelven a Liverpool, esta vez a la otra orilla del Merseyside, a Goodison Park para enfrentarse al Everton de Roberto Martínez que se jugará su plaza de acceso a la Europa League.

LA APUESTA del día

Levante y Villarreal se medirán en la segunda jornada de la Liga Santander. El duelo se jugará a las 22:00 horas en el Ciudad de Valencia.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter