Athletic: El peor momento de Iribar

El portero falló el penalti que condenó a los Leones en la final de Copa del 77

Iribar intenta detener un penalti en la final de Copa del Rey de 1977 Iribar intenta detener un penalti en la final de Copa del Rey de 1977

"El Athletic Club de Bilbao visita el estadio Vicente Calderón para disputar la final de la Copa del Rey herido en su orgullo. Después de perder pocas semanas atrás una final europea de manera dolorosa, la ilusión de desempolvar la gabarra pasa por levantar el trofeo copero en la capital de España y romper así la sequía de títulos". La frase encaja perfectamente en la realidad actual del Athletic. Sin embargo, está extraída del pasado. En concreto de 1997. La prensa presentaba así la final de la Copa del Rey que el conjunto vasco iba a disputar frente al Real Betis en el Calderón.

Y es que la historia se repite para el Athletic. En 1977 el conjunto vasco disputó y perdió la final de la Copa de la UEFA frente a la Juventus de Turín, y pocos días después tendría que jugar la final de la Copa del Rey en el Vicente Calderón. Tal y como ha sucedido esta temporada en la que los vascos cayeron en la Europa League ante el Atlético de Madrid y este viernes se enfrentarán al Barcelona en busca del 24º título copero. Lo que intentarán será no repetir el mismo resultado de 1977 y, sobre todo, esquivar el desenlace tan cruel de aquella final.

"Fue el peor momento de mi carrera", reconoce José Ángel Iribar, protagonista negativo de la derrota del Athletic en la final copera frente al Betis. El legendario Txopo era en aquel momento un mito con guantes y el portero titular de la Selección de España. Un gigante bajo palos que daba la sensación de ser imbatible. Sin embargo, la final de la Copa del Rey de 1977 se convirtió en uno de los puntos más oscuros de su carrera. El día en el que el Txopo se hundió desde las raíces.

La final terminó con empate 2-2 y el campeón se decidiría en la tanda de penaltis. El momento en el que Iribar debería asumir su protagonismo y convertirse en el héroe. Enfrente tendría a José Ramón Esnaola, un guipuzcoano que defendía la portería del Betis. Vecinos y, sin embargo, enemigos separados por once metros. Los ochos primeros penaltis acabaron, sin fallo, en el fondo de la portería y, de repente, los jugadores comenzaron a errar. Cardeñosa, el hombre de los fallos míticos, Dani, Alabanda y Villar desperdiciaron sus lanzamientos y la tanda llegó igualada hasta la octava ronda.

Entonces llegó el momento que marcó la final. Esnaola, cansado de los errores de sus jugadores agarró el balón y enfiló el punto de penalti. Sería él quien ejecutaría la pena máxima. Conversó con el árbitro y paseó por la media luna y miró a las gradas y se tomó todo el tiempo del mundo. Hasta que marcó gol. Con un disparo colocado a la base del palo sorprendió a Iribar. Inmediatamente después de materializar la pena máxima se acercó a Iribar y le dirigió unas palabras. "Lo siento", le dijo al oído. "Soy portero y sé lo que es un penalti en una tanda decisiva", confesó años después.

La disculpa no consoló a Iribar, quien herido en su orgullo quiso devolverle el golpe y en la décima ronda sería él quien lanzaría el penalti. Su espigada figura de más de 190 centímetros camino hasta el punto fatídico conduciendo el balón con los pies y algo de torpeza. Intentó batir a Esnaola por el mismo sitio que antes él le había marcado, pero esta vez no sería gol. El portero del Betis adivinó la dirección y rescató el balón de la base del palo para convertir a los verdiblancos en los campeones de la Copa del Rey. Iribar se desplomó, consciente de lo que acababa de su ceder. Su disparo dejaba sin título al Athletic. Por segunda vez en cuestión de semanas el Athletic Club de Bilbao perdía dos finales. Una historia que Iribar espera que no se repita esta noche. El Txopo estará presente en el Vicente Calderón y confía en que esta vez sus lágrimas sean de alegría.

TODOS LOS ARTÍCULOS DEL ESPECIAL DE LA FINAL DE COPA DEL REY

LA APUESTA del día

Vasco de Gama y Atlético Paranaense se medirán en la jornada 34 del Brasileirao. El duelo se jugará a las 22:30 horas en Sao Januario.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter