El reparto televisivo arruina la Liga Española

Con diferencias abismales, los clubes, la LFP, no ponen remedio

Athletic de Bilbao y Real Madrid pugnan por un balón/ Lainformacion.com Athletic de Bilbao y Real Madrid pugnan por un balón/ Lainformacion.com

En España, donde queremos presumir de la mejor Liga del mundo, la de las estrellas se llegó a llamar, hay quien se enfada cuando se intenta argumentar que es una competición mediocre, de bajo nivel medio y con un duopolio, Real Madrid-Barcelona, pero nadie quiere revisar el reparto de los derechos de televisión.

Y aunque los dos grandes son y serán, alargar las diferencias entre ricos y pobres resulta un castigo innecesario, y consentido, para la competición. Las diferencias en el reparto de esos derechos de televisión, que para Madrid y Barcelona son cerca del 50% de su presupuesto anual. Lo que perciben es más del 100% del que tiene el tercer equipo de la Liga. Con ese dato, este artículo podría concluir, sin duda.

140 millones de euros reciben los dos grandes por sus derechos televisivos. El presupuesto total del Valencia, tercer clasificado, es de 110. El del Málaga, cuarto, un poco más. Competir en igualdad de este modo resulta imposible. Y es que el conjunto valencianista, junto con el Atlético de Madrid, recibe 42 millones, y puede sentirse un privilegiado. 140 contra 42. ¿Pretendemos tener una competición igualdad y competitiva con semejante reparto?

Villarreal, Betis y Sevilla son los únicos que superan los 20 millones por año. ¡Siete veces menos que Madrid y Barcelona! Y de ahí para abajo, sólo es engordar una estadística terrible. Estos datos están al alcance de cualquiera, no son privados, más bien públicos, pero no se quieren ver, no se quieren analizar, discutir, y sobre todo, solucionar.

El mundo del fútbol debe dar por bueno este sistema cuando no lo critica en el momento, salvando a José María del Nido, el presidente del Sevilla, más de cara al espectáculo buscando unos euros más que con real afán de cambiarlo. Su famoso “liga de mierda” llegó a calar en las redes sociales, pero no pasó de allí, y él tampoco le ha puesto mucho más empeño. Quizá consiguió lo que buscaba, sin pretender más…

Con este sistema de reparto, la Liga española está condenada a un duopolio, más propio de otros tiempos, que a una competición abierta, igualada y de nivel. El papel de los equipos españoles en la Champions es fiel reflejo de esta situación. Desde 2007, cuando el Valencia cayó en cuartos de final frente al Chelsea, salvo Madrid y Barcelona, y los blancos sólo en las dos últimas campañas, sólo el Villarreal en 2009 ha jugado esta ronda, frente al Arsenal, y cayó eliminado.

Se puede hablar de “hegemonía” en la Europa League, antes UEFA. Pero dejemos otro dato. Desde 1999 ningún equipo italiano la gana, cuando venció el Parma. Sin embargo, el Milán ha ganado la Champions de 2003 y 2007, el Inter la de 2010 y la Juventus jugó la final de 2003, precisamente ante los rossoneri. Desde 2001, cuando ganó el Liverpool, ningún otro equipo inglés ha levantado el trofeo, pero los propios reds ganaron la Champions de 2005 y perdieron la de 2007, el United ganó en 1999 y 2008, perdiendo en 2009 y 2011, el Chelsea perdió en 2008 y el Arsenal en 2006.  ¿La antigua UEFA marca el nivel?

Desde 2001 la han ganado holandeses (Feyenoord), portugueses (Oporto 2 veces), españoles (Valencia, Sevilla dos veces y Atlético de Madrid), rusos (CSKA y Zenit) y ucranianos (Shakhtar). Ni ingleses, ni alemanes, ni italianos… ¿Casualidad? No lo creo, pero todo es opinable.

Curiosamente, estas ligas tienen repartos equitativos, espacialmente Inglaterra y Alemania. En la Premier, se va desde los 68 millones de máximo hasta los 42 de mínimo, y en la Bundesliga, el campeonato más saneado de Europa, desde los 28 hasta los 13. Diferencias hay, y habrá, siempre podrán decirlo los puristas de ello, pero, ¿son comparables?

El campeonato español puede tener a los dos mejores equipos del mundo, que los tiene (aunque el Madrid no juega una final europea desde hace más de una década, otro dato), pero estamos hablando del nivel global de sus equipos, que lisa y llanamente, no pueden competir porque no les llega de ninguna forma. Si se ponen a competir a nivel económico al nivel de blancos y blaugranas, el desastre financiero, que ya padecen algunos, sería absoluto. Pero mientras ven cómo los dos grandes, especialmente el Madrid, dispara los precios con compras por encima de mercado, y ambos, con sueldos a los que los demás, simplemente, no pueden ni soñar con ofrecer.

El problema es profundo, y la comparación con otros torneos no del todo exacta, ya que cada uno tiene sus particularidades, pero lo que sucede en España, con el conocimiento y consentimientos del “todo fútbol” es inadmisible. Primero porque se suman 8 años de duopolio (y la pinta es que va para largo) y segundo, que en Europa, en la competición de verdad, la que todos quieren jugar, salvo Madrid y Barcelona, los españoles vienen siendo comparsa el último lustro, salvo alguna honrosa excepción.

¿Quién se va a atrever a dar un golpe en la mesa y cambiar el fútbol español? Mejor aún, ¿se va a atrever alguien? Salvo a Madrid y a Barcelona, ¿a quién le interesa este reparto televisivo que no tiene pies ni cabeza? ¿O simplemente las cosas están bien como están? ¿Alguien me responde a alguna pregunta?

LA APUESTA del día

Levante y Mallorca se disputarán los puntos mañana viernes, a las 21:00 horas, en un nuevo enfrentamiento de la Liga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter