Andrea Stramaccioni: el talento que Moratti le robó a Sacchi

Se ha convertido en el nuevo entrenador del Inter de Milán

Andrea Stramaccioni Andrea Stramaccioni

Cuando uno cruza por primera vez las puertas de la Pinetina -ciudad deportiva del Inter de Milán- entrega su destino al desconcierto. Puede pasar cualquier cosa en cualquier momento. Todo depende del modo en el que respire Massimo Moratti. Si el magnate se ha levantado de buen humor, en Appiano Gentile brilla el sol. Por el contrario, si Moratti tiene un mal día, todo el mundo nerazzurro corre a esconderse en el refugio más cercano a esperar a que pase el temporal. Claudio Ranieri no corrió lo suficiente y esta semana ha sido destituido como entrenador del Inter de Milán.

Moratti se acostó el domingo confirmando públicamente la continuidad de Ranieri como técnico del equipo interista y el lunes se levantó anunciando su destitución. "Le agradecemos los servicios prestados, pero el Inter de Milán ha decidido que Claudio Ranieri deje de ser nuestro entrenador", informa escuetamente la web oficial del club. Visto y no visto. Claudio Ranieri pasó en un día de estar confirmado hasta final de temporada a ver compuesto, sin equipo y con el finiquito en las manos, otro más en su dilatada trayectoria como profesional del despido.

A esa misma velocidad también ha cambiado la vida de Andrea Stramaccioni, el nuevo entrenador del Inter de Milán, quien ha pasado de entrenar al Primavera -equipo filial- nerazzurro a dirigir a una plantilla que en 2010 se proclamó la mejor de Europa. "¿Andrea qué?", es la reacción más repetida cuando se escucha el nombre del elegido de Moratti. Una reacción lógica puesto que Stramaccioni es un absoluto desconocido en el fútbol de primer nivel. Como jugador tuvo un paso discreto por el Bolonia en Serie C al que una grave lesión de rodilla le obligó a colgar las botas a una temprana edad, y a los 24 años comenzó su carrera en los banquillos. Una carrera, que hasta el día de hoy, también pasaba inadvertida.

Nacido en Roma, sus primeros retos estuvieron en varios equipos de la capital de Italia, subiendo escalones poco a poco. Comenzó en el US Latina Calcio, luego pasó al Romulea, un club ligado a la Lazio, donde fue descubierto por Bruno Conti, quien lo incrustó en las categorías inferiores de la Roma. En Trigoria su fama comenzó a crecer, subiendo categorías temporada tras temporada. Fue entonces cuando Arrigo Sacchi se fijó en él. El entrenador del legendario Milan de los Gullit, Van Basten y compañía actualmente desempeña la labor de director deportivo de la selección de Italia y el pasado verano le ofreció a Stramaccioni el cargo de seleccionador italiano sub'17. Halagado por la oferta, Stramaccioni estaba dispuesto a firmar, pero justo cuando parecía tenerlo todo cerrado apareció Massimo Moratti. Y a Massimo Moratti es imposible decirle que no.

El presidente del Inter de Milán se interpuso en las conversaciones entre Stramaccioni y Sacchi y le presentó una oferta irrechazable. Sería el entrenador del equipo Primavera (equipo filial) del Inter de Milán. Stramaccioni aceptó con los ojos cerrados. Desde entonces su vida ha avanzado muy deprisa. En su primera temporada con el Primavera interista se proclamó campeón de las NextGen series, lo que vendría a ser la Champions League Sub'19. El pasado domingo, un poco antes de que el Inter de Milán perdiera contra la Juventus, el equipo Primavera vencía al Ajax de Ámsterdam en la final del torneo por penaltis. "Es mérito de toda la escuela. Yo llegué en verano y tan sólo he aportado un granito de arena", declaró humilde tras ganar el torneo.

Sin apenas tiempo para digerir el triunfo y recién aterrizado de Londres -donde se disputó la final- Stramaccioni vio como se precipitaban los hechos. Primero la destitución de Claudio Ranieri y después el anuncio de su ascenso al primer equipo, asumiendo un complicado reto. Coge a un equipo muerto, hundido en la octava plaza de la Serie A y a diez puntos de los puestos de Champions League. Faltando 10 jornadas para que concluya la liga italiana, Moratti le ha pedido que el Inter de Milán acabe entre los tres primeros clasificados. Stramaccioni, que ha destacado por ser un entrenador metódico y de talante ofensivo, ha aceptado esta misión casi imposible. Tiene ante sí la gran oportunidad de su carrera. Diez jornadas para demostrarse a sí mismo que acertó dejando plantado a Sacchi para cruzar las puertas de la Pinetina.

También te puede interesar:

LA GUILLOTINA DE ENTRENADORES DE MASSIMO MORATTI

CLAUDIO RANIERI Y SUS ATRACOS

Publicidad

Apuesta del día

Deportivo - Getafe / Liga BBVA

El Deportivo de la Coruña y el Getafe abren la jornada 10 de la Liga BBVA con el partido que disputan este viernes en Riazor

Ver todas las apuestas del dia

Artículos destacados

Diego Costa es el delantero más efectivo de Europa

El hispanobrasileño es el delantero de las cinco grandes ligas europeas que más porcentaje de acierto acumula en toda la temporada

Zidane se sentará mañana en el banquillo del Castilla

El francés dirigirá al filial frente al Rayo B después de que el Tribunal Administrativo del Deporte le concediese la cautelar

Caparrós rompe el diario Marca

Joaquín Caparrós ha criticado una noticia publicada en el diario Marca y lo ha roto durante una rueda de prensa frente a las cámaras

El mejor River Plate de la historia

El equipo de Marcelo Gallardo entrará en la historia del club si no pierde ante Estudiantes de La Plata en el Monumental 

West Ham: Triunfar con un fútbol del siglo XIX

El West Ham está siendo uno de los equipos revelación de la Premier League. Analizamos la buena temporada de los de Allardyce

Borussia Dortmund y otros grandes cerca del infierno

El Borussia Dortmund está brillando en la Liga de Campeones, pero está hundido en la Bundesliga. ¿Peligra su permanencia?

Comentarios recientes