Entrevista a José Pedrosa Galán: "En Tailandia me comparan con Xavi"

El español está viviendo una aventura en el fútbol tailandés y nos cuenta su aventura en esta entrevista personal para Fútbol Primera

José Pedrosa Galán en Tailandia. Foto: ABC José Pedrosa Galán en Tailandia. Foto: ABC

José Pedrosa Galán estuvo de vacaciones en Tailandia y decidió quedarse. El jugador español se enamoró de la cultura tailandesa y también de su fútbol, y ahora forma parte del Chainat FC, uno de los equipos que más ha crecido durante los últimos años en la Thai Premier League. Después de una carrera humilde en el fútbol español, José Pedrosa Galán está viviendo una aventura asiática que nos cuenta en primera persona en Fútbol Primera.es.

Pregunta: He entrevistado durante mucho tiempo a jugadores españoles que buscan continuar su carrera en países exóticos pero no recuerdo destino más extraño futbolísticamente hablando que Tailandia…

Respuesta: Siempre hemos sido bastante reacios a salir de nuestro país, aunque en los últimos años esto está cambiando debido a la crisis económica que azota también al fútbol español. Además, el fútbol asiático es un auténtico desconocido para nosotros, pero comencé a indagar por internet e informarme y vi que era una liga con un crecimiento muy grande en los últimos 5 años. Además, me gustó mucho el estilo de juego que se practica aquí, más parecido al español, por el intento de toque, que en otras ligas europeas.

P: He de reconocer que cuando me enteré de que teníamos un español allí, me impactó muchísimo ver que además era en un club como el tuyo que, entre otras cosas, viste de rosa-morado. ¿Cómo nos presentarías tu club?

R: Mi club por ponerle un símil español se podría comparar con el Villareal de hace unos años. Una ciudad pequeña, pero con una gran afición (se desplazaron 4.000 personas esta semana en nuestro debut fuera de casa). El equipo ha conseguido 3 ascensos en los 3 últimos años y el presidente es una persona muy ambiciosa. Él ha apostado muy fuerte tanto a nivel económico, como de infraestructuras y todo lo que rodea al club porque incluso está costeando de su bolsillo la ampliación del estadio de la ciudad.

P: Fuiste de vacaciones y aquello te impresionó hasta el punto de interesarte por el fútbol…

R: Fue curioso, un amigo íntimo trabajo aquí durante un año y medio. Vinimos mi hermano y otro amigo a visitarle, quedamos alucinados con el país, con la variedad que te ofrece y con la cultura, tan diferente a la nuestra.

Además, en una ocasión cuando iba en taxi, pasé al lado del Estadio Nacional de Rajamangala y en un pensamiento fugaz me planteé a mí mismo: ¿Sería bonito jugar aquí eh? ¡Quien me iba a decir a mí que esa idea en aquel momento se haría realidad 3 años después!

P: Ahora vives en Chainat. ¿Cómo es un día tuyo ahora mismo?

R: Me levanto a las 8, desayuno en el estadio mientras leo la prensa (más que leer ojeo las fotos, jeje) y tenemos sesión de entrenaniento a las 9 (gimnasio, pilates, bici o algo de campo).

Luego procuro estudiar algo de tailandés hasta la hora de la comida (12 de la mañana más o menos). Entrenamiento a las 16:00 a unos 40 grados y una vez que acabamos, cenamos todo el equipo en el estadio también. Luego me voy a mi habitación (vivo en un hotel) y procuro hablar a diario con mi familia y amigos mediante Skype y redes sociales. Por la noche suelo jugar a las cartas con un compañero inglés y otro serbio, y a veces trasnochamos para ver los partidos. Solemos hacemos un pacto, yo me quedo con el inglés a ver los partidos de su Manchester City y el ve conmigo los de los equipos españoles).

P: ¿Has sido el único español que se ha dejado ver por allí?

R: No. Ha habido 7 jugadores más a prueba por diferentes equipos de la 1ª y la 2ª división tailandesa, pero por desgracia no han tenido la misma suerte que yo. Es una lástima pero firmar en este país es mucho más difícil de lo que la gente se piensa. Hay equipos que prueban a más de 30 jugadores a la semana y sólo puede haber 7 extranjeros por equipo, 3 en el once inicial, 2 en el banquillo y 2 en la grada cada domingo. Así que la competencia es muy dura. He visto jugadores de todas partes del mundo: argentinos, brasileños, africanos, ingleses, franceses, que vienen a probar desde primeras categorías de otros países. Tienes que demostrar mucho en poco tiempo de prueba.

P: ¿Cómo acabas siendo uno de los jugadores que tu club desea acceder a fichar?

R: Fui a probar y en dos partidos les convencí. Nada más acabar, el presidente y el entrenador me preguntaron cuanto quería ganar. Me ofrecían dos años de contrato pero al final firmé solamente uno, porque prefiero ir paso a paso.

P: Llegas a Tailandia después de una carrera sacrificada y humilde en España y de no tener mucha suerte ni con lesiones ni con los pagos…

R: Hace 2 años , siendo el capitán del Almeria B, y ya habiendo subido al primer equipo con Unai Emery, Hugo Sanchez me dio dorsal con el primer equipo. Hice la pretemporada con ellos y me dijo a mí y a la prensa, que contaba conmigo. Pero me rompí el ligamento cruzado de la rodilla derecha y el club me dejó tirado, no me renovaron y me rescindieron el contrato (tenía un año más) así que me quedé literalmente en la calle, lesionado y sin equipo. Por suerte, les denuncié y he ganado el juicio definitivamente, por lo que precisamente esta semana tienen que pagarme. Lo único que alegaron cuando me echaron fue: "Mala suerte chico, así es la vida, nosotros no tenemos la culpa de que te hayas lesionado".

Firmé dos años en la Cultural Leonesa de Segunda División B, pero entre la recuperación, alguna lesión muscular y molestias en la rodilla, estuve casi once meses sin jugar. Pero no acaba ahí la cosa, porque este verano pasado cuando ya estaba totalmente recuperado, la Cultural Leonesa desciende por impagos a Tercera. Por tanto, en un año y medio me veo de estar acariciando la Primera División, a jugar en Tercera. No supe asimilar bien el cambio, y perdí la ilusión por jugar. Entonces decidí no seguir engañándome a mi mismo ni al club y tras pensar mucho la idea que desde hace tiempo atrás se me pasaba por la cabeza de jugar en el extranjero. Corté de raíz y lo hice. Así que a finales de Noviembre di una rueda de prensa en la Cultural Leonesa explicando que me volvía a Almería a acabar la carrera de Psicología (que era lo único que tenía claro que debía acabar antes de irme a jugar fuera) y después intentarlo en alguna Primera División de algún país.

Luego estuve un mes entrenando en Almería, con el Poli Ejido, (le prometí a la Cultural que no iba a firmar en ningún equipo de 2 B cuando me dejaron marchar) hice mis exámenes finales de Psicología y una vez acabados decidí emprender la búsqueda de equipo en el mercado invernal.

Tuve alguna oferta de Hungría, Rumania, Bulgaria y el Congo, pero me decanté por Tailandia

P: ¿Allí se nota la crisis? ¿Hay pobreza a tu alrededor ¿Y en el fútbol?

R: Está claro que no hay el nivel económico que hay en España, la gente vive con muy poco (un sueldo medio es de 200 o 300 euros al mes) pero también la vida es mucho más barata (puedes comer en un restaurante por 2 o 3 euros) y hay mucho contraste, algunos muy ricos y otros que apenas tienen. Pero se nota que el país está creciendo en todos los sentidos. En el fútbol prácticamente todos los equipos han remodelado sus estadios o están haciendo otros nuevos. Están invirtiendo dinero para que la liga crezca (quisieron contratar a Guti, Fowler jugó aquí el año pasado, ahora firmó Jokanovic de entrenador).

P: ¿Conocías a alguno de tus compañeros antes? ¿Habías visto alguna vez algún partido de esta liga? ¿Cómo te comunicas con tus compañeros?

R: No conocía absolutamente a nadie, pero he tenido mucha suerte de coincidir con un inglés que jugó en el Bolton y que me ayuda muchísimo porque lleva 4 años jugando en el país y domina el tailandés a la perfección. Es mi salvación porque únicamente el entrenador, el entrenador de porteros y otro jugador, hablan algo de inglés, así que el hace las veces de traductor. Cuando me comentaron la posibilidad de venir, vi varios partidos enteros y todo me sorprendió gratamente(el estilo de juego, los estadios, las aficiones). Ese fue el último empujón que necesité para elegir este país para jugar.

P: ¿Cuál es el objetivo de tu club este curso y el tuyo personal?

R: Mi club quiere hacer grandes cosas esta temporada, no se ponen techo pero hay que ser humildes e ir partido a partido. No se puede olvidar que es un club novato en la categoría. El mío es disfrutar de la experiencia al máximo, adaptarme a las diferentes formas de entender el fútbol y la vida lo antes posible (que en ocasiones se me hace complicado porque hay cosas muy diferentes) y seguir creciendo como futbolista y como persona. No se sabe que puede pasar en un futuro, pero no me importaría seguir jugando en este país o en algún otro tanto de Asia, como de Europa o América. Pero quiero disfrutar de este presente que me está tocando vivir.

P: Una anécdota dentro del césped y otra de fuera en esta estancia en Tailandia…

R: Anécdota curiosa tengo dos bastante buenas. Los ‘rondo’s tailandeses donde hay reglas que nada tienen que ver con las nuestras (por ejemplo, si el del centro no roba la pelota antes de 16 toques de los rivales, tiene que hacer abdominales y hasta corres como ‘castigo’). Y también jugué un partido contra un equipo coreano que acabó siendo el más raro de mi vida. El equipo rival se llamaba Hallelujah FC. Nada más llegar al estadio, aparcaron en la puerta cero y se arrodillaron para rezar todos en silencio. Ahí no acaba esto porque cuando vamos a empezar el partido, nosotros nos unimos a darnos ánimos en círculo y ellos hacían lo propio pero reunidos para mirar al cielo de manera singular. La sorpresa fue verles en el descanso, porque todos se pusieron a bailar. Yo llegué a pensar que era una cámara oculta. Ni mis compañeros lo entendían. ¡Fue grotesco!

P: Por cierto, te comparan con un auténtico mito del fútbol español…

R: Sólo el hecho de que los compañeros y parte de la prensa de este país me compare con mi ídolo actual, Xavi Hernández, para mí es un orgullo impresionante aunque eso sí, es sólo una anécdota. Siempre ha sido mi espejo (incluso se rompió el mismo cruzado de la misma rodilla que yo). Cuando veo los partidos de la selección o del Barça, no paro de fijarme en su juego, incluso me suelo poner partidos o jugadas de él antes de algunos partidos. Para mí es el mejor jugador de España en toda nuestra historia.

P: ¿Qué dorsal utilizas y por qué?

R: Cogí el 21 de David Silva (de Valerón y Zidane en la Juventus). Es un número que siempre me ha gustado y además, como aquí se sigue mucho la Premier League , lo elegí en honor a Silva, que para mí es otros de los cracks de nuestro país y de los que nos tenemos que sentir muy orgullosos.

P: ¿Un par de años allí antes de regresar a casa o buscar aquí equipo?

R: Nunca se sabe, y menos en un mundo tan inestable como el futbolístico, pero no me importaría jugar en otras ligas mundiales y así poder conocer otros países y otras culturas. Tanto en el tema futbolístico como en el de la vida, siempre se aprende algo de cada sitio en el que se visita o se vive. Quiero aprovechar hasta donde pueda está oportunidad única que me brinda el fútbol.

También te puede interesar:

TODAS LAS ENTREVISTAS DE FÚTBOL PRIMERA

ESPAÑOLES POR EL MUNDO

LA APUESTA del día

Barcelona y Tottenham se medirán en la sexta jornada de la fase de grupos. El encuentro se disputará a las 21:00 horas en el Camp Nou.

Artículos destacados

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter