Rafinha, el jugador que no supo explotar Luis Enrique

El jugador brasileño se ve obligado a seguir los pasos de su hermano Thiago Alcántara, tras ver como Valverde no cuenta con él

La llegada de Luis Enrique al banquillo del FC Barcelona estuvo marcada, en parte, por el desembarco y regreso de una joven promesa que salió para convertirse en un hombre. Dejar su huella en un histórico club de Primera División, así como demostrar que era totalmente válido para vestir, de nuevo, la camiseta del FC Barcelona. Una misión que no todos cumplen, pero que por suerte para él, consiguió cumplir.

El jugador del que hablamos es Rafinha. Luis Enrique se lo llevó al RC Celta de Vigo el año que estuvo entrenado allí. El jugador rindió a un fantástico nivel, hasta el punto de ser el primer fichaje de ‘Lucho’ tras coger las riendas del banquillo azulgrana. En el Barcelona iría de más a menos, y es que ahora ha quedado relegado al banquillo, en parte por sus continuas lesiones, así como por las pocas oportunidades que le ha ido dando su gran “valedor”, así como Ernesto Valverde en la presente temporada.

Esta temporada, el jugador no ha disputado ni un solo minuto, pero es que en cuatro temporadas en el FC Barcelona -cumplirá ahora su cuarta temporada- solo ha disputado 20 encuentros más que en su etapa en el Celta de Vigo, que únicamente duró una temporada. Un dato claro de que su futuro no se viste de color azulgrana, y es que cada vez son más las voces que le aconsejan seguir los pasos de su hermano Thiago, que hoy día triunfa en Alemania.

A sus 24 años, Rafinha es un jugador que tiene mucho que dar aún al mundo del fútbol. El diario Sport ya habla de su marcha en el mercado invernal, y es que Ernesto Valverde no evitará su adiós, ya que entiende que ahora debe contar con minutos tras su lesión, algo que en el FC Barcelona es, prácticamente, tarea imposible.

Artículos destacados

Comentarios recientes