Liverpool: Cómo gastar otra millonada en fichajes y ¿fracasar?

El Liverpool vuelve a ser el equipo que más dinero está gastando en fichajes, pero existe el riesgo de que se repita el fracaso de la temporada pasada

El verano da muchas oportunidades a los equipos grandes, y más, si dispones de dinero en efectivo para hacer grandes traspasos. Pero muchas veces el dinero no supone éxitos sobre el tapete verde. Los clubes ingleses llevan muchos años siendo grandes protagonistas del mercado de traspasos con fichajes multimillonarios. Este año City, United y Liverpool son los clubes que más están peleando para reforzar sus plantillas. Las temporadas de los tres clubes han dejado mucho que desear, sus técnicos han aguantado en el banquillo y para este año quieren que sus plantillas den un salto de calidad.

A orillas del Merseyside han vivido un año complicado. La salida de Luis Suárez el verano pasado obligaba al club a cambiar por completo la dinámica de un equipo que se había quedado a las puertas de levantar el título de liga. Llegaron muchas caras nuevas, se renovó el vestuario y se inyectó sangre fresca a la camiseta red. Pero el dinero no lo es todo, y menos en el fútbol. Las piezas tienen que encajar sobre el verde de Anfield, y Rodgers no supo montar el puzle la pasada campaña. Esa es su asignatura pendiente.

El Liverpool ha cuajado una temporada muy por debajo de sus posibilidades. En verano del año pasado se preveía que los de Rodgers volverían a encandilar a sus aficionados pero decepcionaron en Europa, dos veces, en Champions y luego en la Europa League. Y además, estuvieron muy irregulares en la Premier. El resultado, una temporada que acabó con muchas incógnitas acerca del futuro a corto plazo del club.

Una vez superadas las dudas en torno a la figura de Brendan Rodgers y dándole apoyo al entrenador, los primeros síntomas de una mala temporada empezaron a verse en el capítulo de salidas. En la plantilla había varios jugadores con los que no contaba Brendan Rodgers. Iago Aspas, Coates y Brad Jones han salido por decisión técnica. Glenn Johnson, que ya no estaba a buen nivel ha finalizado su contrato con el club. Y además de ellos, la baja más sensible, la del gran capitán Steven Gerrard. Una de las grandes leyendas del Liverpool ha abandonado el club y es momento de que uno de los jefes del vestuario coja el testigo del mediocentro inglés para ser el nuevo abanderado red.

Con el objetivo de volver a poner al Liverpool donde se merece, el club ha vuelto a gastar una gran cantidad de dinero en reforzar la plantilla. Se repite el guión del verano pasado. Venta del jugador franquicia del club, este verano ha sido Sterling y el otro Suárez y llegada de muchas caras nuevas que tendrán que adaptarse al club.

¿Se volverá a repetir el fracaso?

Es la gran pregunta que se hacen los aficionados del Liverpool. Como hay tantas similitudes con el pasado verano, el miedo se ha instalado en la hinchada red. Otro fracaso, después del segundo verano con gastos multimillonarios sería fulminante para Brendan Rodgers. Trabajo tiene por delante el técnico. El primero, suplir la baja de Gerrard. Sobre el césped será Henderson quien coja la manija del equipo. Y en el vestuario también se postula como el líder. Para esta posición parace clave la llegada de Milner, que quería jugar más centrado de lo que lo hacía en el Manchester City y ha firmado por el club a coste cero tras rescindir el contrato con los de Pellegrini. Rodgers le convenció hablándole de su nueva posición en el terreno de juego. El inglés ya no actuará en banda como lo hacía muchas veces con la camiseta del City. El entrenador del Liverpool le prefiere más cerca de la medular, para jugar con Henderson. Al inglés le ha gustado la idea y no se lo ha pensado a la hora de firmar por el Liverpool. Milner le dará a los de Anfield mucho trabajo en el centro del campo, desgaste físico y llegada. Si se acopla bien a esa posición puede ser un gran refuerzo ya que a sus 29 años le sobra experiencia y tiene muchos kilómetros por recorrer aún. Con Henderson le puede dar al equipo la consistencia necesaria en el centro del campo para que en la zona de tres cuartos los magos desarrollen con facilidad su fútbol.

A partir de la medular están las grandes incógnitas del juego de este nuevo Liverpool, y también las claves para hacer una gran temporada o fracasar por segundo año consecutivo. Lo primero es saber si el Liverpool jugará con futbolistas pegados a banda, es decir, con extremos puros. Esta opción ha perdido enteros con la venta de Sterling, aunque el joven inglés acabó la temporada dando un buen rendimiento algo más alejado de la línea de cal. Dependerá también del rendimiento que pueda dar Markovic, uno de los fichajes que el año pasado fracasó. El serbio puede ser una opción para desatascar los partidos y romper encuentros con su velocidad y desborde pero lo que se prevé es que Rodgers colme de magia la zona de tres cuartos. Porque magos no le faltan. Lallana, Coutinho y ahora Firmino. Tres jugadores con una calidad técnica envidiable capaces de hacer las delicias de los aficionados de Anfield.

Una de las ideas de Rodgers es juntarlos a los tres por detrás del delantero. Arriesgado, pero si se complementan bien puede funcionar a la perfección y darle al delantero centro un gran surtido de balones de gol. El problema de este sistema es a quién pone de delantero, o planteándolo de otra forma, a quién deja en el banquillo, Sturridge o el fichaje estrella del verano, Benteke. Gran dilema para el entrenador del Liverpool, pero un dilema a largo plazo. La variante de los dos delanteros puede ser uno de los sistemas que más utilice el técnico. Arriba tiene donde elegir, Benteke y Sturridge parten como teóricos suplentes, pero ahí puede entrar también Ings que ha iniciado la pretemporada a un gran nivel y esperar a ver que pasa con Lambert, con Origi y el tema Balotelli. Lo del italiano es un capítulo a parte porque tiene pie y medio fuera del club. Rodgers no lo quiere y se lo ha demostrado dejándole fuera de la gira de pretemporada. El juguete roto del fútbol europeo ha sido ofrecido a muchos clubes. En Inglaterra el Newcastle sonó como su nueva casa pero el club rechazó al delantero italiano. Estos últimos días es el Bolonia quien se ha interesado en Balotelli.

La temporada vuelve a ser ilusionante para el Liverpool. La plantilla es larga y tiene nombres importantes. Los fichajes parecen haber sido los adecuados, los que ha pedido Rodgers. Ahora es su momento. Le toca hacer encajar las piezas del puzle red para que el Liverpool vuelva a ser grande y este verano no se vuelva a producir otro fracaso en el mercado de fichajes.

Artículos destacados

Comentarios recientes