El Manchester United quiere volver a dar miedo

El Manchester United quiere volver a dar miedo para la temporada 2015 - 2016 y se ha construido un equipo nuevo repleto de fichajes

En el mundo del fútbol hay equipos que nunca pueden faltar en las grandes competiciones. El romanticismo futbolístico exige que algunos clubes formen parte de competiciones como la Copa de Europa. Hay equipos que aunque pasen años malos, siempre deben estar ahí, peleando por todo. Este el ejemplo de un club como el Manchester United, grande entre los grandes. Uno de esos que no pueden faltar. Y los últimos años lo ha hecho. El club de Old Trafford no ha competido al nivel que marca su historia. El objetivo de Louis Van Gaal es devolverle al United la grandeza perdida desde la marcha de sir Alex Ferguson. Y para ello, el trabajo empezó la temporada pasada con una campaña de transición, pero el verdadero trabajo ha empezado en este mercado de fichajes. Ahora está naciendo el nuevo Manchester United.

Como el ave fénix que resurge de sus cenizas, Louis Van Gaal quiere resucitar al gigante de Old Trafford y para ello sabe que es preciso contar con caras nuevas. Desde que ha empezado el mercado de fichajes el United ha sido uno de los agitadores de este verano. Hasta el momento los ingleses se han movido bastante bien, dejando escapar pocos objetivos y cubriendo zonas del campo donde el equipo estaba muy debilitado. En defensa, uno de los puntos clave era el lateral derecho. Tras descartar a Clyne, el United ha firmado a Darmian, uno de los laterales diestros con más “novias”. Donde se ha movido muy bien el United ha sido en el centro del campo. Desde hace varios años el club necesitaba mejorar la medular y este verano lo ha hecho con una gran inversión. Un jugador contrastado como Schweinsteiger al que aún le quedan varios años de fútbol y un futbolista más joven pero que ha demostrado con creces su gran nivel en el Southampton, Morgan Schneiderlin. Además, hay que destacar el fichaje de Memphis Depay, un diamante por pulir y al que hay que ver como se adapta a la Premier. A pesar de todos estos fichajes, aún quedan muchos frentes abiertos y varias posiciones que reforzar.

La portería, el tema más caliente

El Manchester United está dentro, y como protagonista de los dos culebrones más interesantes del verano. Real Madrid y United pugnan por varios jugadores que son grandes deseos de ambos. El primero es De Gea, objetivo número 1 del Madrid. Tras la marcha de Casillas, solo queda Keylor Navas en el Bernabéu y Benítez se impacienta. La operación cada vez está más complicada. Van Gaal se ha plantado y se ha llevado a De Gea a la gira del United. Esto no ha gustado en Madrid que ven como pasan los días y no tienen portero. Así que ya están buscando alternativas al portero madrileño. Kiko Casilla y Romero no tienen el mismo nivel que De Gea y son alternativas para un año, lo que tarda en expirar el contrato del portero madrileño con el club inglés. Si el Madrid no ficha a De Gea este verano tendrá que indemnizarle con 5 millones de euros y Van Gaal tendrá un problema menos. Además, el United gana un año para convencer al futbolista para que firme su renovación. El técnico holandés ha jugado muy bien su bazas en esta operación y cada día que pasa parece más difícil que De Gea abandone el United este verano.

El otro tema en la portería es el de Víctor Valdés. El portero no ha ido a la gira por decisión de Van Gaal que cree que no posee la filosofía del club. El técnico se ha excusado en su declaración en la que decía que Valdés se negó a jugar un partido con los U21 del United. Van Gaal ha declarado que se le buscará una salida al portero catalán y uno de los clubes que más cerca está es el Valencia aunque entre la entidad che y el guardameta están habiendo diferencias en cuanto a los años de contrato.

En defensa, pendientes de la “Operación Ramos”

El otro gran culebrón donde el United es protagonista es el de Ramos. El central de Camas es el gran sueño de los ingleses que están dispuestos a tirar la casa por la ventana con tal de que Ramos vista de rojo. En esta operación también entra De Gea. Van Gaal se lo expresó claro al Madrid. Habrían facilidades para el fichaje del portero si el club blanco le abría las puertas al central. Como la operación del guardameta se ha enquistado el United intenta llegar a Ramos por la vía de un contrato millonario. El Madrid y el de Camas están enemistados por el contrato del defensor. Ramos quiere más, le ha pedido a Florentino estar en el escalafón más alto en cuanto a fichas y hasta ahora el presidente no ha cedido. Esto puede llevar al central lejos de Madrid, y ahí es donde entra el United.

Van Gaal lo tiene muy claro, es imposible alcanzar cotas altas durante la temporada si el equipo es débil detrás. Este año se han perdido muchos puntos por este problema, sobre todo en el inicio de la temporada donde el equipo se mostró muy frágil detrás cometiendo errores muy graves que le han costado partidos. El United ha encajado demasiados goles. Con las salidas de Vidic, Evra y Ferdinand, se esperaba que jugadores que estaban a la sombra de estas leyendas del club dieran un paso hacia delante. Evans no ha dado el nivel que se esperaba, Jones no ha sido regular ni tampoco Smalling. La mejor noticia, el nivel que han dado los dos centrales salidos de la factoría del United, Blackett y McNair, sobre todo este último en quien hay depositadas muchas esperanzas. El gran fichaje llegará para apuntar la defensa, se busca un jugador con carácter, un líder, alguien que se sepa que va a dar un gran rendimiento desde el primer momento que se enfunde la camiseta roja del United. El que más gusta es Ramos, pero viendo lo complicada que está resultando esta operación, el United baraja más alternativas.

Uno de los que más gustan es el central del Valencia Nicolás Otmendi. El argentino ha demostrado en el club che que es uno de los mejores centrales del momento. Contundencia, liderazgo, carácter, personalidad, es rápido al corte, es duro, va muy bien de cabeza y es muy peligroso a balón parado. Su cotización se ha disparado gracias a una grandísima temporada en Mestalla. El Valencia pide 50 millones pero el United quiere que se cierre en 40. El futbolista vuelve la semana que viene de vacaciones y llega con la intención de forzar su salida.

Un nuevo jugador arriba

En la zona de ataque también tiene el United varios frentes abiertos. Primero el caso Di María. A Van Gaal no le ha cuadrado en el esquema y el argentino ha estado muy lejos del gran nivel que mostró en el Madrid y por el que el United pagó 75 millones de euros. El futuro del argentino no está muy claro ya que el PSG quiere que sea su estrella este verano. El United no vería mal esta operación si el precio que paga el PSG es alto pero sobre todo, por la opción de incluir a Cavani en la operación. Porque este es otro de los frentes que debe cubrir Van Gaal. Con Van Persie y Falcao fuera y Chicharito más fuera que dentro, solo quedan Wilson y Rooney como delanteros. Cavani gusta mucho en Old Trafford y la operación sería mucho más asequible si entrara dentro de la operación Cavani.

Pero por si esto no sale como se espera, los diablos rojos no pierden el tiempo y están al acecho de más delanteros de gran nivel. El polaco Robert Lewandowski le gusta mucho a Van Gaal pero su precio es prohibitivo. Guardiola lo tasa en más de 60 millones de euros, por lo tanto, será difícil que el United pueda llegar a esa cifra si no vende bien a Di María. La otra opción es una cara conocida de la Premier, Benteke que durante las últimas jornadas de la campaña pasada demostró que la lesión ya es pasado y vuelve a ser el delantero que enamoró a la Premier. El belga es la bandera del proyecto del Aston Villa que sabe que si retiene al delantero sus opciones de hacer una buena temporada se multiplican. El Liverpool ha demostrado mucho interés en fichar al delantero y desde Inglaterra se aseguraba que la operación se cerraría por 40 millones de euros. Pero una vez se ha metido el United en la pelea, el Aston Villa se ha remitido a los 45 millones para dejar libre a Benteke.

Artículos destacados

Comentarios recientes