El consultorio del Doctor Lillo

El Doctor Lillo pasa consulta a los casos más peculiares del fútbol mundial. Estas son las dudas que le han llegado a lo largo de la semana

Continuamos con nueva sección en Fútbol Primera de la mano del Doctor Lillo (@doctorLillo_FP), un afamado psicólogo que está acostumbrado a tratar los problemas de algunos de los mejores deportistas del planeta. Después de haber dado la vuelta al mundo gracias a sus conocimientos, pasará consulta una vez a la semana en Fútbol Primera, respondiendo a las preguntas que le formulen nuestros lectores. Aquí, la primera entrega.

Hola, doctor. Me he encontrado con mi ex y estaba dispuesto a mantener relaciones sexuales con ella, pero a última hora he sufrido un gatillazo. Hemos vuelto a quedar para la semana que viene. ¿Qué puedo hacer para levantar el tema? Pep (Munich)

No te preocupes por eso. Le ha pasado a todo el mundo. Lo importante no es culminar, sino dominar la situación y en eso eres un maestro. Terminar la faena lo puede hacer cualquiera, pero tú necesitas hacerlo con estilo. Así que tienes que ser fiel a ti mismo. Recibe a tu ex en tu casa y prepara una noche romántica. Vístete elegante, utiliza frases bonitas y pon buena música de acompañamiento. Seguramente volverás a fallar, pero fallarás siendo fiel a tus principios.

Hola quillo. Estoy teniendo problemas en el trabajo porque me han ascendido. Yo me dedicada a derribar edificios y era de lo mejorcito en eso, pero ahora el jefe me ha pedido que construya y estoy perdidísimo. ¿Qué puedo hacer para volver a ocupar mi puesto anterior? Sergio (Madrid)

Seguramente tu jefe ya se ha dado cuenta de su error. Es muy difícil disimular cuando uno se encuentra fuera de sitio y por lo que me comentas tu caso es muy evidente. Seguro que lo poco que has construido ni siquiera se sostiene. Si aún así tu jefe no se ha dado cuenta no le digas nada, deja que sean tus compañeros quien le informen a través de las vías de comunicación habituales de la empresa.

Señor doctor, voy a ser sincero con usted. Estoy muy jodido. Me pasa de todo. Sufro ataques de narcolepsia repentinos, la parte superior de mi cuerpo parece peleada con la inferior y acostumbro a ver un enano corriendo a mi lado. ¿Qué me pasa? Jerome (Munich)

Tú ya has hecho un diagnóstico perfecto. Estás muy jodido. Pero no te hundas. Sé fuerte y levántate. Lo importante no es caer sino saber levantarse. Por otro lado, está el problema del enano y lamento comunicarte que eso no tiene cura. Es un caso que ni siquiera la ciencia puede explicar. Así que en lugar de combatirle te aconsejo que te unas a él.

Es muy duro lo que me ha pasado, pero necesito confesarlo. He traicionado a un amigo. Siempre he estado con él y he seguido sus consejos, pero nos hemos peleado por una chica y he recurrido a estrategias que no me gustan para conseguirla. He ido directo a por ella, cuando lo que a mí realmente me gusta es dar rodeos antes de aproximarme. Xavi (Barcelona)

Tú lo que eres un hijo de... ¡Nunca se puede ir directo a por algo! Hay que meditar cada paso. Recuerda que lo importante no es llegar al destino sino al viaje. ¡Sucio traidor!

TAMBIÉN PUEDES ENVIAR TUS DUDAS AL DOCTOR LILLO A TRAVÉS DE TWITTER. PINCHA AQUÍ

Artículos destacados

Comentarios recientes