Mónaco: Las claves del éxito

El Mónaco está siendo la gran revelación de esta Liga de Campeones y el base del éxito reposa sobre sus jóvenes promesas.

En su primera temporada, el megaproyecto del Paris Saint Germain se vio sucumbido en todas las competiciones, y acabó desesperándose tras perder la Ligue 1 ante el novato Montpellier. A pesar de ello, el club avaló y apoyó a Carlo Ancelotti, que una temporada después sólo ganó el campeonato liguero y desperdició las dos copas, mejorado eso sí, por unos más que meritorios cuartos de final de la Champions. Sin haber hecho ni mucho menos un trabajo titánico en París -como decimos sólo ganó un título de 7 disputados- fichó por el Real Madrid. Hoy, ya sabemos que le fue muy bien. Su adiós fue no solo la obligación del propio PSG por reactivarse, sino la de todo aquél que quisiera encarar al que, desde luego, ya iba a ser el rival a superar para los próximos años en Francia. Ese camino millonario hizo reaccionar a otros mecenas. Allí apareció Dmitry Rybolovleb. Allí apareció el Mónaco.

Los del Principado, un equipo histórico por su peculiaridad y su afán por ser campeón, inició hace ya varias temporadas un multimillonario proyecto equiparable al mastodóntico de los capitalinos. O, mejor dicho, quisieron vender y apuntar a que así sería. Cuando llegó el millonario ruso, el equipo monegasco atravesaba uno de los momentos más delicados de su historia pues ocupaba posiciones de descenso en Ligue 2 y la federación le exigió el pago de los más de los cinco millones de deudas que lo acechaban. El magnate pagó y difuminó dichas deudas y además, gastó casi veinte millones en invierno en fichajes que, el por entonces técnico, Marco Simone (mito como jugador que llegó a estar a dos puntos del ascenso cuando en su día llegó como colista y casi sin opciones de salvación), no pudo explotar como deseaban. Fallaron en dos citas clave y perdieron el tren del ascenso, lo que significó un duro revés para el club. Ryboloblev apostó por Ranieri en verano para que el italiano ascendiera al Mónaco al lugar que se merece. Y ese, pese a que muchos pensaron que con cracks sonantes y muchos millones, ya tendría asegurado, ha llegado producto de una mezcla de estilos, juventudes y estrellas que, tras críticas, una actitud resultadista sin brillo y máxima explotación de cada gol, le devolvieron a Champions este curso. Vendiendo a sus principales estrellas (James y Falcao) y viendo la veteranía global de otros refuerzos, la balanza, la clave, el éxito del equipo que ahora dirige el portugués Leonardo Jardim, no está en los millones, sino en el trabajo y proyección confirmada de sus jóvenes talentos. Analizamos los 5 mejores jóvenes del cuadro monegasco.

Ferreira Carrasco: Nació en Elsene, una ciudad modesta al sur de Bruselas, pero esos apellidos denotan su ascendencia española, por parte materna. Empezó jugando a los 6 años en clubes cercanos a su ciudad como los desconocidos Stade Everois, Diegem Sport y Anvers hasta que a los 15 años lo contrata el Genk. Ese cambio fue clave, porque el club de Limburgo no tenía forma de acercar hasta allí a sus padres, con lo que chico se marchó sin compañía, algo que según he leído en entrevistas actuales, fue un momento decisivo en su vida que le hizo entender que debía arriesgarlo todo para conseguir su reto. En estos años entra en categorías inferiores de la selección belga, donde jugó desde la Sub 15 hasta la Sub 21 y sus partidos internacionales, además de una clara progresión, amplía su cartel hasta el punto que llama la atención del Mónaco hace cuatro campañas. “Estaba acostumbrado a vivir lejos de casa y el tren sólo pasa una vez”, comenta ahora Carrasco sobre fichar por los monegascos con 16 años. Dejó encantandos a los ojeadores del club del Luis II en la primera prueba que le realizaron para asegurarse su fichaje. Y es que como cuenta Frédéric Barilaro, director del centro de formación del Monaco, “en su prueba ya se sentía que estábamos ante alguien diferente”. Debutó, rindió, ganó su puesto y ahora es determinante. Desborde, velocidad, desequilibrios, rapidez y goles cada vez más continuos, le han colocado como el enésimo talento belga que quiere reclamar atención.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=U3o9zNtL-1o]

Kurzawa: Es la gran aparición lateral delos últimos años en Francia pese a que, al no haber debutado aún con la absoluta, podría incluso elegir todavía a Polonia, por sus raíces paternales. Layvin empezó jugando al fútbol cuando solo tenía 3 años en el equipo de la ciudad, el ES Fréjus, después pasó al St.Raphael también de su zona y a los 15 años entró en el centro de formación Aix en Provence. Lo curioso de todo esto y algo que sirve para explicar igualmente su estilo de juego, es que hasta ese instante, Kurzawa jugada como delantero centro, hasta que un técnico en la escuela de formación creyó oportuno que su recorrido y fuerza serían útiles en la banda. Lo fichó meses después el cuadro monegasco, donde creció. Debutó ya de manera profesional aunque testimonial en 2010 y, cinco años después, a sus 22 años, es un carrilero zurdo de enorme recorrido, profundidad, repleto de energía, agilidad y fuerza en sus movimientos. Una clara vocación ofensiva reflejada en su zancada para correr, en una velocidad importante que marca diferencias en su zona y con una clarísima tendencia a ser protagonista. Habitual de la línea de fondo, aparece con mucho vértigo e intensidad por su carril y sí tiene buen toque de pelota para ofrecer centros o soluciones una vez que consigue infiltrarse hasta espacios peligrosos para el rival. Ya el año pasado explotó y ahora, pese a haber tenido una lesión que le frenó en el inicio del curso, es uno de los más deseados por los grandes de Europa.

Fabinho: El fútbol actual ofrece carreras y trayectorias inimaginables. Muchas de ellas, definidas no tanto por méritos, pero sí por la capacidad de agentes e intermediarios. En esa línea se explica gran parte del camino ya recorrido por Fabinho, un lateral brasileño surgido en la cantera del modesto club paulista, Paulínia, que llegó al Fluminense y se topó con el agente de fútbol más famoso del momento, Jorge Mendes. Como perla que ya tenía ciertas convocatorias con categorías inferiores de la selección canarinha a nivel de clubes nacionales, llamó la atención de los tentáculos del agente portugués, que rápidamente lo colocó en una de sus transferencias a Europa rumbo al Rio Ave. Lo más singular es que, sin haber debutado, lo colocó en el filial del Real Madrid, el Castilla, para una campaña. Sin ser ni siquiera titular o fijo, llegó a jugar la Champions con el primer equipo en la etapa de José Mourinho (también agenciado por Mendes) y, cuando fue capaz de sacarlo para otro de sus mercados, el representante le hizo hueco en un Mónaco que estaba gestando un proyecto mastodóntico. Hasta aquí, la carrera de Fabinho tenía cientos de interrogantes y muchos debates, pero desde que llegó al cuadro monegasco, ha roto todas las dudas. Siendo carrilero la mayoría de partidos (otros interior derecho), demostró recorrido, profundidad, solvencia y credibilidad con confianza, siendo determinante desde entonces semana a semana. Hoy, no solo ha sido convocado ya con la absoluta de Brasil para entrar en los planes de futuro de Dunga, sino que es el segundo jugador con más minutos del equipo galo.

Martial: No hay un relevo concreto en la delantera de la selección francesa que aporte juventud pero nivel como para poder pensar en alguien concreto. Y ese rol es el que quiere ser capaz de ocupar en unos años la perla monegasca, aun con 19 años pese a haber tenido ya un recorrido meritorio. Martial nació en Massy, una comuna muy cercana de París y jugó para clubes barriales desde muy pequeño hasta que el Lyon lo descubrió con 14 y lo reclutó de inmediato a su centro de formación. Ya en su segundo curso como sub 17 marcó 32 goles y se ganó un lugar en la selección francesa Sub 17 para la Euro de 2012, donde marcó un gol y se situó como poryecto a ocupar ese rol un día en a absoluta. Debutó profesionalmente con los lioneses en diciembre de 2012, entrando en algunos partidos en ese tramo final de campaña. Curiosamente, pese a estar en un contexto muy interesante para todo joven, el club no rechazó una oferta potente de Mónaco (también lo quería la Juventus) y aceptó 5 millones de euros en un traspaso tan extraño a esa edad. Martial debutó con gol en los monegascos per con el club en el segundo nivel, sus minutos y sus aspiraciones, no levantaron hasta el curso pasado donde, entrando en minutos de rotación, se hizo un hueco a base de goles. Ese sigue siendo su lugar actualmente mientras crece en categorías inferiores galas y espera su irrupción definitiva. Tiene agilidad, velocidad, descaro y mucho gol, (ya lleva 7 este curso con pocos minutos) algo que le acabará haciendo grande.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=2snGMBP-lc8]

Bernardo Silva: El más impactante del año en el equipo, el más inesperado dentro de las previsiones del proyecto y, desde luego, el que más debe a su entrenador, su compatriota Jardim. Con solo 20 años, con solo 10 minutos como profesional previamente en el Benfica y llegado directamente desde las categorías inferiores del club lisboeta (donde jugó todos los partidos la campaña pasada y fue elegido jugador del campeonato), la irrupción del portugués es total. Petición expresa de su entrenador como proyecto de perla a explotar, lo contrataron los monegascos por nada menos que 15,7 millones de euros. Una cifra altísima para un chico que ni había debutad en liga, sino en Copa y del que apenas se conocía nada. Su míster, sí. Le costó entrar pero a partir del mes de noviembre, su puesta a punto fue absoluta, entrando siempre en la línea de tres que arma tras un único delantero y, normalmente, más orientado hacia la derecha, aunque con grandes acciones por dentro y diagonales constantes. Su crecimiento fue tal que debutó de manera profesional con la primera selección de Portugal (pues solo había jugado en inferiores) y hoy es la gran perla creativa, talentosa y, últimamente, goleadora (viene de marcar dos goles al Caen el viernes pasado), para reaccionar en Ligue 1 y en Champions. Su techo intuye grandes retos.

Artículos destacados

Comentarios recientes