Gareth Bale, el vengador de Giggs

Gales ha dado un paso de gigante en su camino por lograr la clasificación para Francia 2016. Gareth Bale está cerca de conseguir algo que nunca alcanzó Giggs

Gareth Bale puede estar en la Eurocopa 2016 Gareth Bale puede estar en la Eurocopa 2016

Gales se ha encaramado al primer puesto de su grupo de clasificación para la Eurocopa de 2016 tras la espectacular victoria ante Israel, Gareth Bale fue la gran estrella del encuentro y su selección ya camina con paso firme hacia la fase final de un gran campeonato, algo que nunca pudo hacer realidad Ryan Giggs.

La selección de Gales sueña como nunca antes lo había hecho. Gareth Bale necesitaba un encuentro como el de ayer para reivindicarse en un momento complicado como el que está pasando en este momento. Consiguió reencontrarse con el gol, demostró que es el gran líder de su selección, e incluso volvió a dejar claro que es un consumado maestro en el lanzamiento de faltas directas. Hacía mucho tiempo que los aficionados de la selección de Gales no disfrutaban de una situación como la actual, pero lo cierto es que en este momento son uno de los principales candidatos para conseguir una de las plazas que dan acceso directo a la fase final de la Eurocopa. Ver para creer pensarán algunos.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=rMmdZ0vX6bw]

Y es que justo cuando su gran estrella histórica Ryan Giggs decidió colgar las botas, llegó la ampliación de equipos del torneo, una circunstancia que abre la luz de a equipos nacionales que habían perdido la esperanza de competir con los mejores. El que fuera gran extremo del Manchester United nunca tuvo la oportunidad de brillar en un gran campeonato de selecciones nacionales, en lo que fue sin duda el gran lastre de su carrera. La paradoja de que ahora Bale sí pueda hacerlo con toda seguridad, representa sin duda un acicate extra para el futuro del jugador del Real Madrid, pero sin duda, los nostálgicos tendrán que conformarse con aceptar la actual situación y haber visto a su ídolo únicamente en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, eso sí, defendiendo los colores del equipo olímpico de Gran Bretaña.

La dimensión actual de Gareth Bale puede provocar un cambio sustancial en los gustos y predilecciones de los galeses, un pueblo acostumbrado a vibrar con otros deportes más que con el fútbol, un motivo que sin duda guarda mucha relación con el rendimiento de su selección. Jugadores como Ramsey y Bale están haciendo soñar a unos aficionados que no ven competir a Gales en un gran campeonato desde hace 57 años. El mundial de 1958 será recordado por la gran actuación del conjunto del sur de la isla, un campeonato en el que llegaron a cuartos de final y solo pudieron ser batidos por la gran Brasil de Pelé. Curiosamente aquella selección estaba liderada por otro de los grandes futbolistas históricos galeses (junto a Rush y el propio Bale), el incombustible John Charles, quien sí pudo disfrutar de aquellos días de gloria del fútbol gales.

Criticado por sus últimas actuaciones en el Real Madrid, Bale ha encontrado un nuevo estímulo que sin duda elevará su moral: puede convertirse en el gran líder de un equipo que logre competir con los mejores después de más de medio siglo. Si lo consigue dará un golpe sobre la mesa y pondrá fin a años de frustraciones y eliminatorias dolorosas, como el play off clasificatorio para la Euro 2004 en el que el equipo cayó frente a Rusia, la gran oportunidad perdida para el exfutbolista del United. Ahora que ya no está y su selección acaricia la gloria, nadie puede olvidarse del príncipe futbolístico de País de Gales, el gran Ryan Giggs.

Artículos destacados

Comentarios recientes