Copa África 2015: Youssef Msakni, la elegancia de Túnez

Túnez ha faltado a la última cita mundialista pero sigue creando futbolistas de primer nivel como el que ya se vislumbra en Youssef Msakni

La Copa África 2015 actúa de escenario internacional para muchos jugadores que no han logrado aún el reclamo hacia competiciones de mayor potencial. Algunos de ellos son auténticos líderes en sus clubes, llevan el peso de la presión y son vanagloriados por hinchas que apuran cada partido como si fuera el último antes de su despedida. Jugadores curtidos en clubes dominadores dentro del continente africano y que como si de una galería de exposición se tratara, se muestran al resto del planeta en busca del reconocimiento que se les ignora cuando defienden cada semana los colores que les mantienen en liza.

Uno de esos clubes ‘Top’ dentro de África es el Esperance de Túnez, que más allá de ganar 24 campeonatos ligueros y 14 Copas en territorio nacional, ha exportado su filosofía a las grandes finales, lo que le ha reportado dos Champions Africanas (CAF) y la presencia en el Mundial de Clubes. Nutriente esencial e histórico para la selección nacional, su cantera ha generado prácticamente todos los mitos internacionales de la historia del fútbol tunecino y esa mezcla entre competitividad (Túnez puede estar orgulloso de tener el mejor campeonato liguero del continente) y filosofía técnica-aseada que siempre emanó, sigue creando futbolistas de primer nivel como el que ya se vislumbra en Youssef Msakni.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=0yZccTgxBrc]

Se trata de un jugador que actúa como enganche y es el vínculo principal de peligro tanto a la hora de asistir como para acompañar jugadas y aparecer como llegador. Tiene un gran talento para leer inteligentemente la mejor opción, es elegante como pocos en sus movimientos y aprovecha su gran calidad técnica para desequilibrar (ya que no es demasiado rápido en cuanto a explosividad). Sí lo es en cuanto a clarividencia y, como jugador de ese rol, sólo debe mejorar en la regularidad porque aunque es capaz de romper un partido en una acción puntual por sus cualidades personales, no es incisivo ni constante, algo que se prevé importante de cara a su futura progresión en suelo europeo.

Todas estas cualidades evidencian que pese a estar hablando de Copa África, no es jugador físico, sino prototipo perenne de la escuela magrebí, tunecina y una de las grandes apariciones talentosas de esta edición tras años de apuntes positivos en el a veces ignorado fútbol africano de clubes. Un jugador diferente, que representa fielmente los conceptos de futbol aseado, cualificado y casi preparado para lograr un salto a un campeonato de mayor categoría porque tiene todavía 24 años.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=k7dA4s0gNow]

Se crió en el Stad Tunesian con el que debutó al primer nivel del campeonato tunecino con apenas 17 años pero uno antes, con 16 años, tuvo su primer impacto internacional con un hat-trick en la fase de clasificación para el Mundial Sub 17 y esa gran primera campaña lo llevó a fichar por uno de los clubes más poderosos de África, el Esperance. Allí ha ido creciendo hasta convertirse en una estrella y hace ahora un año que debutó ya con la selección absoluta. No oculta que es un apasionado de los videos donde Leo Messi muestra sus enormes cualidades pues es al parecer su jugador favorito y ha apuntado que no tiene prisas por marcharse a un club europeo porque cree que no es fácil tener el mismo respaldo y seguridad para seguir progresando, que el que se ha ganado y estaba logrando ya en el Esperance. Tras haber demostrado en últimas ediciones internacionales su gran potencial, decidió hace dos cursos aceptar una oferta de oro del Lekhwiya qatarí (que enrena Michael Laudrup actualmente).

Pero con la veintena recién superada y con sus aptitudes desequilibrantes, tarde o temprano algún equipo francés, portugués o quizás incluso alemán, puede darle una oportunidad. Sin ir más lejos, hace algunos mercados de invierno, estuvo cerca del Olympiakos y, sobre todo, del Lille, que puso 5 millones de euros en la mesa tunecina. Hasta entonces, seguirá demostrando sus credenciales en Qatar y en esta selección tunecina que más allá de seguir viva como una de las animadoras de la Copa África, pretende regresar a fases avanzadas para reivindicar su posición y para ello, necesita que Msakni siga progresando.

LA APUESTA del día

Real Madrid y Manchester City debutan mañana miércoles 26 de febrero, en los octavos de final de la UEFA Champions League

Artículos destacados

Comentarios recientes