Futbolistas con miedo a volar

La imagen de Paolo Guerrero amarrado un asiento de avión por fobia a volar dio la vuelta al mundo. Repasamos otros jugadores con este miedo

No, el titular no es ninguna metáfora, hay futbolistas que tienen miedo a volar. El pasado fin de semana salió a la luz una imagen del delantero del Corinthians Paolo Guerrero amarrado de una forma un tanto peculiar al asiento del avión que llevaría al conjunto brasileño a Estados Unidos por culpa de esta fobia. No es el primero ni el único jugador que siente pánico a la hora de surcar el cielo; repasamos algunos de los casos más notables.

Si bien el caso de Paolo Guerrero es uno más, puede que sea el más repentino de todos. El delantero peruano estaba completando una buena carrera en la Bundesliga; tras dejar el Bayern de Múnich firmó por el Hamburgo, club del que llegó a ser máximo goleador hasta que en verano de 2009 una grave lesión le dejaría media temporada en el dique seco. Lo que nadie esperaba es que durante su convalecencia en su Perú natal, Guerrero desarrollaría un temor a volar que incluso obligó al club germano a otorgarle un permiso para seguir en su país superando este problema. Finalmente, Paolo abandonó el Hamburgo dos años más tarde para firmar por el Corinthians brasileño, donde no parece haberse recuperado de su aerofobia.

Otro caso popular, quizás el más conocido, fue el del delantero holandés Dennis Bergkamp, que en su contrato con el Arsenal había una cláusula que eximía al jugador de desplazamientos aéreos. En sus comienzos en Ajax e Inter de Milan, los desplazamientos en competiciones europeas no le suponían un gran esfuerzo ya que siempre podía moverse en tren, pero cuando firmó por los gunners comenzó a 'pasarlas canutas'. Cada partido europeo era una auténtica odisea para Bergkamp, que recibía permiso del club para salir de Londres uno o dos días antes del encuentro. El holandés fue uno de los mejores jugadores de su generación, pero nadie sabe si esta fobia tan extrema lastró su carrera.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=Vhqe1F7HXD4]

En España hay varios casos, como es el ejemplo de Iván Helguera. El que fuera defensa del Real Madrid vivió una mala experiencia en 2001 regresando de Moscú con el club ya que el vuelo se alargó más de lo esperad después de haber tenido unos problemas con el motor nada más despegar. Pero eso no fue nada comparado con lo que tuvo que soportar un año más tarde, cuando fue convocado por José Antonio Camacho para formar parte de la selección española del Mundial de Corea y Japón. España disputaría sus encuentros de la fase de grupos en Corea del Sur, lo que significaba un viaje de casi 14 horas.

Tampoco se salvan los más grandes. Alfredo Di Stéfano expresó en varias ocasiones el malestar que le producía desplazarse en avión, o lo que fueran aquellos artefactos con alas de los años 50 y 60. La leyenda madridista llegó a asegurar que "entraba en el avión sin barba y salía con ella, de la tensión", curioso que su apodo 'La Saeta Rubia' diera nombre al avión en el que viaja el Real Madrid. Otros jugadores de la liga española como Lionel Scaloni y Turu Flores del Deportivo de La Coruña o Zahovic del Valencia se negaron en alguna ocasión a volar con su equipo.

Artículos destacados

Comentarios recientes