Cómo un lío amoroso y una pistola pueden acabar con una selección nacional

La selección de Turquía se encuentra en uno de sus peores momentos, una situación a la que han llegado por unos casos cuanto menos peculiares

La selección de Turquía es colista en el Grupo A de la Clasificación para la Eurocopa de 2016 tras caer frente a la República Checa e Islandia y firmar un empate frente a Letonia, algo que tal vez no es sorpresa si tenemos en cuenta la crisis por la que ha pasado durante el último año, donde un lío amoroso y una pistola acabó con la unión del vestuario dirigido por Fatih Terim, pagando ahora las consecuencias.

Embed from Getty Images

El pasado miércoles, el combinado turco cayó estrepitosamente ante Brasil por 0-4, una humillante derrota que sacó a relucir todos los problemas internos que está teniendo la selección de Turquía. La imagen de la decepción de los aficionados otomanos fue la de un hincha turco mostrando una camiseta del combinado nacional con el nombre del jugador del Bayer Leverkusen Hakan Calhanoglu, quien al igual que su compañero Omer Toprak, no fue convocado para dicho encuentro. Aquella imagen mostró mucho más que un nombre en una camiseta.

Para encontrar el motivo de la exclusión de los dos futbolistas debemos remontarnos a mayo de 2013, justo después de la derrota de Turquía ante Holanda en el último encuentro de Clasificación para el Mundial de 2014. Aquella noche, Toprak, Calhanoglu y un amigo común estaban en el hotel a la espera de coger un vuelo para Alemania a la mañana siguiente, fue entonces cuando ocurrió un suceso digno de Hollywood.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=qroNaRpXf6w]

Gokhan Tore, compañero de selección, se presentó en la habitación acompañado de otro hombre, ambos en estado de embriaguez. El amigo de Toprak y Calhanoglu estaba teniendo una historia con la ex novia de Tore, y este no se lo pensó dos veces a la hora de ir al hotel en busca de venganza.

"Entonces, el amigo de Gokhan se acercó a Omer, sacó una pistola de su chaqueta y le dijo que le acribillaría si no se tumbaba en el suelo", explica Calhanoglu, que añade "A mí me golpearon y luego me empujaron a un rincón de la habitación. Después se me acercó y me dijo: 'No te muevas o te pego un tiro'. No me moví, temía seriamente por mi vida".

Este suceso cayó en el olvido hasta que el seleccionador Fatih Terim decidió volver a convocar a Tore un año después del incidente para el partido frente a la República Checa del pasado mes de octubre. "Si nos libramos de todos los jugadores que ha cometido un error no sería capaz de formar un equipo. Gokhan cometió un error, ¿deberíamos simplemente deshacernos de él? Si se trata de un crimen dar la cara por un niño de 21 años de edad, entonces soy culpable", explicó Terim.

El entrenador también llamó a Toprak y Calhanoglu, ambos jugadores tenían miedo a volver a encontrarse con Tore en el equipo, así que su club, el Bayer Leverkusen, emitió un comunicado informando de que ambos futbolistas estaban lesionados o con molestias y que no podrían acudir a la cita internacional. Desde entonces, ninguno de los dos jugadores han vuelto a enfundarse la camiseta de Turquía.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=Ii5Zzj59TSQ]

Las consecuencias de esta decisión podrían ser preocupantes, tal y como ya se está mostrando. Tore, de 22 años, es sin duda un talento impresionante y está en la mejor forma de su carrera, pero Calhanoglu es uno de los jugadores más prometedores del fútbol europeo, de hecho está en la lista de candidatos al premio Golden Boy. Un jugador que a sus 20 años ya es una pieza fundamental en el Bayer Leverkusen, uno de los principales equipos de la Bundesliga, al que llegó por 12'8 millones y ya lleva cinco goles y seis asistencias esta campaña. Además, fue nombrado mejor jugador jóven de la temporada pasada en el Hamburgo.

Las decisiones de Terim podrían terminar empañar las relaciones a largo plazo de Turquía con una de las más grandes estrellas del futuro de Europa. También existe la preocupación en la federación turca de que, si Terim pierde definitivamente a Toprak y Calhanoglu a raíz de este asunto, podría tener dificultades para convencer a la próxima generación de jugadores nacidos fuera del país pero con la doble nacionalidad para jugar en Turquía. Tore, Calhanoglu y Toprak nacieron en Alemania y es uno de los países donde hay más jugadores con la doble nacionalidad, por lo que este incidente podría no sólo condenar a la actual Turquía, sino también a la de la próxima década.

Artículos destacados

Comentarios recientes