La cima de su carrera: el Nottingham Forest

Tras sus fatídicos 44 días en el Leeds United, Clough firmó por el Nottingham Forest de segunda división y lo llevó a lo más alto del fútbol

Brian Clough posa con la Copa de Europa / Getty Brian Clough posa con la Copa de Europa / Getty

Desde que dimitió de su puesto en el Derby County, Brian Clough no había vuelto a sentirse entrenador pese a su casi fichaje por el Brighton y sus 44 días en el Leeds United, pero en Nottingham encontró un equipo al que amoldarse y ellos se amoldaron a él.

La misma temporada en la que fue cesado del club de Elland Road (1974/75), Clough aceptó una oferta de un mediocre equipo de segunda división, algo extraño para un entrenador que ya había logrado varios títulos durante su etapa en el Derby County. Al poco de llegar volvió a fichar a John McGovern y John O'Hare por tercera vez, los cuales habían sido dilapidados por la afición del Leeds United durante su paso por el club de Yorkshire al ser fichajes de Clough.

El objetivo de su primera temporada era evitar el descenso a la tercera división inglesa y así lo hizo y para la segunda temporada el Forest mostró un mejor rendimiento y terminó 8º, pero su mejor fichaje llegaría para su tercera campaña en el club: el regreso de Peter Taylor.

Una vez hechas las paces, 'Pete' y Clough apenas tardaron nueve meses en ascender al club a la primera división. En la categoría reina, Taylor se volvió a enfundar su traje de cazatalentos y repescó a Gemmill y Shilton, del Derby y a jugadores de segunda fila poco conocidos como Kenny Burns o Garry Birtles, que alcanzarían la cima con este tándem en el banquillo.

Taylor y Clough tenían ganas de revancha con la primera división inglesa y en su primer año tras el ascenso lograron hacerse con la Copa de la Liga frente al Liverpool y con la Liga. Además se mantuvo invicto durante 42 partidos de liga entre 1977 y 1978, un récord que mantuvo hasta que en 2004 se lo arrebatase el Arsenal de Los Invencibles.

Para reforzar al equipo el año siguiente, el Nottingham Forest se hizo con Trevor Francis por 999.999 libras, traspaso récord hasta aquella fecha, pero no pudieron revalidar el título liguero. Sin embargo, se volvieron a hacer con la Copa y lograron el mayor hito en la historia del club y de la carrera de ambos entrenadores: la Copa de Europa tras derrotar 1-0 al Malmö, con gol de Trevor Francis.

[video:https://www.youtube.com/watch?v=WiBWP6kJRfo]

Un título como este le abrió las puertas a otro también prestigioso y ante un rival de entidad: la Supercopa de Europa de 1980 ante el F.C. Barcelona, que venía de ganar la Recopa en un auténtico partidazo ante el Fortuna de Dusseldorf. Los de Clough ganaron 1-0 en The City Ground y empataron a uno en el Camp Nou, logrando otro título europeo para el club.

A la temporada siguiente el equipo no logró ningún título nacional y refusó participar en la Copa Intercontinental, pero no obstante volvió a hacerse con la Copa de Europa al derrotar 1-0 al Hamburgo, siendo el último equipo que ha logrado este título de manera consecutiva. Quien levantó la Orejona no fue otro que el capitán del equipo John McGovern, aquel juvenil que Clough conoció en el Hartlepool de la cuarta división inglesa y lo llevó consigo por Derby y Leeds hasta recalar en Nottingham.

En seis años, Brian Clough y 'Pete' Taylor habían convertido a un equipo que luchaba por no descender a tercera división en todo un bicampeón de Europa que todavía sigue luciendo las dos estrellas sobre su escudo.

En 1982, Peter Taylor y Brian Clough se separaron de nuevo, esta vez de forma definitiva, y Taylor volvió a Derbyshire para entrenar al Derby County. El fichaje de John Robertson, uno de los jugadores favoritos de Clough en el Forest, con destino al Derby County, acabó con la relación de Clough y su ayudante, ya deteriorada desde la publicación de la biografía del propio Taylor. Es el principio del fin.

Clough sigue al frente del Nottingham pero la década de los '80 se convierte en una fase decadente donde apenas consigue ganar un par de Carling Cup y llegar a unas semifinales de la UEFA. Su figura empieza a debilitarse a pesar de ser considerado, incluso por él mismo, el mejor entrenador del momento: "No digo yo que fuera el mejor entrenador del mundo, pero siempre ocupé el primer puesto de la lista".

En 1990 la muerte de su ex compañero y amigo Peter Taylor, a quien no volvió a dirigir la palabra desde el fichaje de Robertson, acrecenta sus problemas con el alcoholismo y el Nottingham se prepara para despedir a su mito. En la temporada 92-93 se consuma el descenso del club de East Midlands y Clough anuncia su retirada de los banquillos. Se cerró así una etapa que duró 18 temporadas en la que Nottingham vivió bajo la sombra del mayor héroe futbolístico que ha tenido nunca.

LA APUESTA del día

Real Madrid y Manchester City debutan mañana miércoles 26 de febrero, en los octavos de final de la UEFA Champions League

Artículos destacados

Comentarios recientes