¿Quién será el entrenador del año en la Premier?

Inglaterra espera la designación del mejor entrenador de la temporada 2014 - 2015 en la Premier League con varios candidatos.

A tan solo una jornada de finalizar la temporada y de que caiga el telón de la Premier League hasta agosto, todos los objetivos están definidos. Tan solo falta nombrar un campeón y el Manchester City está a tan solo un punto de coronarse como tal. Después de que se hayan dado los premios a los mejores jugadores del año, toca mirar hacia los banquillos, y pensar en los premios a los mejores entrenadores. El galardón se entregará al finalizar la temporada pero desde FutbolPrimera queremos hacer un pequeño análisis de los que han sido los mejores entrenadores de la Premier League en esta emocionante temporada.

Roberto Martínez y su máquina toffee

[video:http://www.youtube.com/watch?v=qkAjfvumzeM]

Si se tuviera que dar el calificativo de equipo revelación a un equipo, todos los amantes de la Premier estarían de acuerdo en que este galardón se lo tendría que llevar el Everton de Roberto Martínez. No era fácil la papeleta que le tocaba al técnico español tras dejar el Wigan. El Everton no era un equipo fácil para empezar otro proyecto. David Moyes había estado 11 años al frente del club y lo había moldeado a su manera de actuar y trabajar, por lo tanto, no era fácil para Martínez llegar e imponer su estilo, pero lo ha hecho, y muy bien. Los resultados están ahí para apoyarle, y además, el juego del equipo ha sido durante muchos partidos brillante.

El juego del Everton, todos lo conocemos. Roberto Martínez ha sabido recoger el legado de Moyes y unirle sus conceptos. Una de las diferencias claras es el juego a partir de la zona de tres cuartos de campo. Con Moyes, la influencia de Fellaini en esa zona era clave, sus peculiaridades físicas llevaban al equipo a jugar muchos balones por arriba, que el belga bajaba y distribuía. Con la marcha del centrocampista al Manchester United, Martínez le ha dado los galones a la joven esperanza del fútbol inglés, Ross Barkley. Con él, el balón circula a gran velocidad. Recibe de espaldas, arranca, encara y tiene una conducción brutal. Le falta decidir mejor, pero tranquilidad, tan solo tiene 20 años, será la gran estrella del futuro. Roberto Martínez ha encontrado en McCarthy y Barry el equilibrio necesario para que su equipo ataque y defienda con comodidad. Entre los dos le dan al conjunto la estabilidad necesaria para desplegar el juego de pases rápidos que quiere el entrenador. La magia la ponen jugadores como Deulofeu, Mirallas o Naismith. La punta de ataque es para Romelu Lukaku, un jugador que va a más cada día que pasa.

69 puntos conseguidos en 20 victorias y 9 empates. La quinta posición es más que merecida para Roberto Martínez que le puso el miedo en el cuerpo al Arsenal tras darle una lección táctica a Wenger en el partido que se enfrentaron hace unas semanas. No han aguantado el tirón del Arsenal por la cuarta plaza pero el Everton el año que viene será uno de los equipos más temidos de la Europa League. Eso si Roberto Martínez sigue al frente del club ya que su gran temporada no ha pasado desapercibida para los grandes clubes de Europa.

Tony Pulis, el “hombre-milagro”

[video:http://www.youtube.com/watch?v=bjZBB9DjOMk]

El día 24 de noviembre el Crystal Palace casi decía adiós a la temporada, estaba hundido, defenestrados, condenados a volver al Championship. Con 7 puntos, todo parecía perdido en el club londinense y se optó por destituir al hombre que les había llevado a la Premier League, una decisión dura, difícil. El sustituto, un hombre con referencias magníficas, capaz de sacar resultados casi con cualquier plantilla, Tony Pulis. Un nombre ligado a un estilo, al británico. Tony Pulis es un hombre que no deja indiferente a nadie. Uno de esos entrenadores que llegan hasta el corazón de los aficionados de su club pero que no gustan nada a los hinchas rivales. Un hombre católico, acude a la iglesia cada domingo, un hombre de costumbres tradicionales, un británico ejemplar y como tal, ha aplicado al fútbol su “britanismo”. El fútbol de cada uno es un reflejo de la vida y en Tony Pulis esto se ve a simple vista.

Tony Pulis, hombre de gorra y chándal, entrenador de palmadas y gritos cogió las riendas de un equipo muerte, y hoy, a una jornada del final, el Palace está más que vivo. A su llegada, el escocés se puso el mono de trabajo y empezó a imponer su estilo en el club londinense. Sus equipos tienen todos los movimientos automatizados, saben que tienen que hacer en cada momento y como lo tiene que hacer, funcionan como una perfecta máquina de engranajes. Posiciones claras, jugadores trabajadores y movimientos perfectamente ensayados por el arquitecto, Tony Pulis, que a ritmo de palmas y gritos pide intensidad. Eso es lo primero que caló en el vestuario de Selhurst Park donde los jugadores creyeron en su discurso y asimilaron su filosofía.

Efectividad sin alardes pero sin fallos. Así es el nuevo Crystal Palace de Pulis. Lo primero que había que hacer era frenar la sangría de goles, y se ha conseguido. La diferencia de goles cuando llegó Pulis era de -14, ahora es de -15, con 5 meses más de competición. 11 victorias y 4 empates desde su llegada a Selhurst Park. Los resultados del mes de abril han sido claves. De los cinco partidos que se han jugado, el equipo del escocés tan solo ha perdido uno, el disputado contra el líder, el Manchester City. Cardiff, Aston Villa, Everton y West Ham han caído a manos de los jugadores de Pulis que han sumado 12 puntos para conseguir la salvación matemática y situarse en un meritorio puesto número 11.

Steve Bruce, revelación desde el Championship

[video:http://www.youtube.com/watch?v=oBuCMpvN47I]

De los tres equipos que este pasado verano subieron a la Premier League, el Hull City ha sido la revelación. Una temporada para enmarcar la del equipo de Steve Bruce. A pesar del buen inicio de campaña de los tigers , el Hull perdió fuelle a medida que se acercaba el cambio de año. Desde noviembre hasta enero de 2014, los de Steve Bruce tan solo consiguieron sumar 11 puntos, unos resultados que les llevaron al sitio donde nunca quisieron estar, a los puestos de descenso. Viendo como iba la temporada, tan solo la F.A. Cup daba alegrías a los tigres pero el mercado de invierno fue muy satisfactorio. Dos incorporaciones de lujo le han dieron un salto de calidad al equipo. 16.3 millones de euros tuvieron la culpa de que aterrizaran en el césped del K C Stadium dos delanteros de muy buen cartel, Shane Long y Nikica Jelavic. El ex del Everton llegaba de cuajar una muy buena temporada el pasado año pero a las órdenes de Roberto Martínez no estaba teniendo los minutos deseados y Lukaku le había eclipsado en Goodison Park. Long no encontraba su sitio con Pepe Mel y le venia bien un cambio de aires. Desde el mes de febrero hasta hoy, el Hull ha encarrilado tres empates, cinco victorias y ocho derrotas, es decir, 18 puntos. Cifras que no están nada mal ya que estos partidos se han ido alternando con los de la F.A. Cup, donde el equipo ha cumplido con creces y ha dado la sorpresa. Long y Jelavic ya se han convertido en los máximos artilleros del equipo 5 goles para el croata y 4 para el irlandés, eso solo en liga. Con 37 puntos y a pesar de haber perdido muchas fuerza en los últimos tres partidos donde tan solo se ha conseguido un punto ante el Fulham, la temporada está salvada para los de Bruce, el gran objetivo está cumplido, ahora tan solo queda disfrutar, en el partido ante el Everton y sobre todo en la F.A. Cup.

Tras recorrer un largo camino eliminando a Middlesbrough, Southend, Brighton, Sunderland y Sheffield United, el Hull City ha dado la sorpresa y se ha plantado en la gran final. El día 17 de mayo es el gran día para el Hull City, su cita con la historia. Nunca antes los tigres había llegado a una final de la F.A. Cup, la vez que estuvieron más cerca fue en 1930 cuando el Arsenal les apeó en semifinales después de forzar un replay tras empatar a dos en el primer partido. Ese año el Arsenal se hizo con un título en la final ante el Huddersfield Town, una final a la que estuvo a punto de llegar el Hull. 111 años después lo han conseguido y esta vez quieren levantar el título. En la final volveremos a ver el 3-5-2 tan característico en Italia que le está dando a Bruce muy buenos resultados: Harper en portería; los tres centrales, Chester, Davies y Bruce; en el centro del campo, Huddlestone y Livermore más centrados, de interiores Rosenior y Elmohamady, por delante de ellos Meyler; y arriba, los dos delanteros, Jelavic y Long, una de las parejas de moda en la Premier League.

Brendan Rodgers, gestando un Liverpool campeón

[video:http://www.youtube.com/watch?v=mL43NpXt-Fc]

Una temporada para ensalzar. A pesar de que han fallado en el momento crucial, Brendan Rodgers y sus futbolistas merecen ser los campeones de esta Premier League. Pero el fútbol no siempre es justo y el Manchester City ha sabido aprovecharse de los errores que han tenido los de Anfield. El título se ha puesto muy complicado después de lo que pasó en Selhurst Park y las opciones ahora pasan por el City pierda su partido en casa ante un West Ham que no se juega nada. Algo muy complicado, aún así, el Liverpool deberá ganar al Newcastle en Anfield y esperar a ver lo que hace el City.

Pase lo que pase el domingo a las 4, la temporada del Liverpool ha sido increíble a pesar de tener algunos baches. A finales de año, después de un buen inicio eclipsado por el espectacular juego que planteó el Arsenal a principios de temporada, el Liverpool llegaba a los partidos del Boxing Day con opciones de asaltar las primeras plazas. Pero falló en el Etihad y el día 29, en Londres, los goles de Hazard y Eto´o remontaron el tanto inicial de Skrtel. Así, con estos resultados, los de Rodgers caían a la quinta plaza, a seis puntos del líder, el Arsenal. Desde ese momento, jugadores, entrenador y afición han ido de la mano para firmar una remontada espectacular, en números, en futbol y en sensaciones.

Los reds son un equipo compacto, que lucha y corre con unión, con un objetivo fijo y una idea de juego estipulada. Brendan Rodgers ha sabido convertir a un grupo de jugadores de clase media-alta en un equipo ganador, a pesar de ello, el gran problema que ha arrastrado durante toda la temporada les ha hecho perder la liga. El equipo ha demostrado mucha fragilidad en defensa y ha encajado muchos goles con facilidad, el gran ejemplo está en el partido contra el Crystal Palace, donde perdieron una ventaja de 0-3 en tan solo 10 minutos. Durante la temporada, la pegada de este equipo ha solucionado el problema. Luis Suárez, Sterling, Sturridge, Coutinho, Gerrard. Entre los dos delanteros, Suárez y Sturridge llevan 50 goles, son los dos máximos anotadores del campeonato. El uruguayo ha sido el mejor jugador de la temporada. Hoy por hoy es el mejor delantero del planeta y uno de los jugadores más desequilibrantes. Sin él, el Liverpool no estaría entre los cuatro primeros.

Pellegrini, un título a base de goleadas

[video:http://www.youtube.com/watch?v=WeQ5ltFt51A]

De todos los entrenadores analizados, el chileno es quien dispone de mejor plantilla. El Manchester City tiene un equipo espectacular, una plantilla confeccionada a golpe de talonario, hecha para ganar la liga y ha estado a punto de perderla. Está en el sitio que está por el fallo del Liverpool ante el Crystal Palace. Queda una jornada y con un punto más, el City es el campeón inglés. El partido es contra el West Ham, que no se juega nada pero no quiere salir goleado del Etihad, por lo que sacaran el orgullo a pesar de estar salvados matemáticamente.

El hecho de haber llegado a la final de la Capital One Cup, y haberla ganado ante el Sunderland (2-1) y a los cuartos de la F.A. Cup en la que sorprendentemente cayeron ante el Wigan, ha llevado al City a ir retrasado en cuanto a partidos jugados en liga. Hasta el partido del miércoles ante el Aston Villa, el City ha ido por detrás en la clasificación ya que ha llegado a llevar hasta tres partidos menos que el Liverpool o el Chelsea. El City ha sido el equipo más regular del campeonato, en casa, un rival durísimo que ha goleado a equipos tan potentes como Arsenal o Tottenham. El Etihad ha sido un bastión inexpugnable, la posición que ocupa en la tabla es fruto del buen trabajo realizado en su estadio. Fuera ha tenido problemas, sobre todo al principio de la temporada. El equipo jugaba muy bien, muy alegre, arrollaba a sus rivales en Manchester, pero salía y mostraba otra cara, parecía otro equipo diferente. El equipo no respondía lejos de su estadio y eso le costó puntos al conjunto de Pellegrini en los primeros compases de la temporada.

La primera gran alegría para el chileno tras su llegada a Manchester fue levantar el título de la Capital One Cup ante el Sunderland en Wembley en un partido que se había complicado con el gol de los de Poyet. Al final, los citizens le dieron la vuelta al marcador y sumaron un título más a su palmarés. La nota negativa para Pellegrini en esta temporada ha llegado con la F.A. Cup y la Champions. En la competición copera, el City pasó sin problemas las primeras rondas y llegó a los cuartos donde tenia que volver a verse las caras con el equipo que les había sacado los colores un año antes en Wembley cuando les ganaron la final, el Wigan. El partido se disputó en el Etihad, donde ya habían caído goleados el United, el Arsenal y el Tottenham, pero los de Rosler, llegaron y ganaron. En el minuto 47 ya iban ganando por 0-2 ante el desconcierto de toda la parroquia local que había acudido al Etihad pensando que su equipo golearía al Wigan para vengarse del año anterior. Cuando los de Pellegrini se quisieron dar cuenta ya era demasiado tarde. En la Champions, lo que se le ha criticado a Pellegrini es el planteamiento conservador y lo poco que compitió en la eliminatoria ante el Barcelona. El equipo no mostró su mejor versión ni en el Etihad ni en el Camp Nou. Es cierto que para la eliminatoria no estuvo Agüero y en la ida, el partido se rompe por un error garrafal del árbitro que pita un penalti inexistente en contra del City.

Artículos destacados

Comentarios recientes