Villa puede hacer historia

David Villa podría convertirse en el primer español que ganaría dos Champions League con dos clubes españoles distintos.

David Villa podría convertirse en Lisboa en el primer jugador español que gana la Copa de Europa con dos clubes españoles diferentes. El asturiano está a las puertas de conseguir un hito histórico que se sumaría al excelente palmarés que atesora hasta el momento.

El máximo goleador de la historia de la selección española tomó una atrevida decisión el verano pasado. Sus días en el Barcelona estaban contados, y consciente de ello, decidió emprender una aventura en la capital de España firmando por el Atlético de Madrid. A pesar de que el Guaje ya no es el certero atacante que fue en el pasado, ha conseguido convertirse en una de las referencias del esquema de Diego Pablo Simeone.

De conseguir el triunfo en la final de Lisboa, Villa se convertiría en el primer jugador nacional que consigue ganar la Copa de Europa con dos clubes españoles diferentes. Lo cierto es que ya existe un jugador que ganó el título con dos equipos distintos, aunque uno de ellos era extranjero. Se trata de Gerard Piqué, campeón de la Champions League 2007/08 con el Manchester United y con el Barcelona en 2008/09 y 2010/11.

Xabi Alonso también aspira a entrar en el selecto club de jugadores que ganaron la competición con dos clubes diferentes, pero de nuevo en este caso no se cumplirían las condiciones que sí atesora el palmarés de Villa, ya que el jugador vasco se llevó la Champions con el Liverpool en 2004/05 y podría hacerlo ahora con el Real Madrid.

129 jugadores españoles han ganado la Copa de Europa, los últimos en incorporarse a la lista lo hicieron con clubes extranjeros: Javi Martínez (Bayern), Mata, Oriol Romeu y Fernando Torres (Chelsea). Ninguno consiguió la hazaña que puede protagonizar David Villa, pero es que en el contexto general del fútbol europeo tampoco existen demsiados casos.

El inglés Jimmy Rimmer formaba parte de la plantilla del Manchester United que ganó la Copa de Europa en 1967/68. 14 años después fue el portero titular del Aston Villa en la final ante el Bayern Munich que se llevaron los villanos. El otro caso conocido es el de Saul Malatrasi, defensa italiano que ganó la competición en 1964/65 con el Inter de Milán y repitió triunfo cuatro años más tarde en las filas del otro conjunto de la ciudad, el Milan. Malatrasi no jugó la primera de las finales, pero sí fue alineado en el Santiago Bernabeu cuando el Milan le ganó el partido decisivo 4-1 al Ajax. Será el espejo en el que se fijará David Villa para hacer historia. La gloria está muy cerca, en Lisboa el próximo 24 de mayo.

Artículos destacados

Comentarios recientes