Alemania Federal 3 - 3 Francia (Semifinales del Mundial de España 1982)

Los germanos derrotaron a la Francia de Platini en un auténtico partidazo para llegar a la final ante Italia

El Mundial de España nos dejó grandes duelos como este / Getty Images El Mundial de España nos dejó grandes duelos como este / Getty Images

Pese a la pobre imagen que dio España durante su Mundial de 1982, el torneo que dio a luz a Naranjito albergó alguno de los partidos más emocionantes de la historia de este deporte. Uno de ellos fue el que enfrentó a la Alemania Federal con una joven Francia. Goles, polémica, prórroga, penaltis... este partido tuvo de todo lo que nos gusta.

Hubo un tiempo en que la selección francesa no era, ni de lejos, una selección ganadora en Europa ni en el resto del mundo. El técnico Michel Hidalgo confeccionó un equipo repleto de jóvenes y talentosos como Six, Bossins, Battiston o Platini con vistas a poner fin al declive generacional que sufrían los galos desde la década de los '50. Les Bleus tuvieron que hacer frente a numerosos obstáculos que se les presentaron a lo largo del Mundial de 1982, en especial Michel Platini, que arrastró problemas en el pie durante todo el campeonato aderezado con una infidelidad de su esposa con Jean François Larios, compañero del combinado galo.

Francia llegó a las semifinales de la competición donde les esperaba la selección de Alemania Federal en un partido disputado en el Sánchez Pizjuán en pleno verano a 40ºC. Dos escuelas de fútbol muy diferentes frente a frente. Los galos gustaban de crear fútbol y jugar el balón, mientras que los teutones optaban más por el físico, un juego más compacto y con mucha definición. La emoción estaba asegurada desde el minuto 1, como suele pasar en todas las semifinales de un Mundial.

Desde el pitido inicial, los alemanes pusieron en apuros al guardameta Ettori mediante las constantes incursiones de Littbarski, quien estrenó el marcador en el 17' con una volea desde 25 metros tras un tremendo trallazo de Fischer. Los franceses no se echaron atrás y siguieron desplegando el juego que les había llevado hasta las semis. Tras una falta botada por Giresse, el defensa germano Karl-Heinz Förster cometía falta en el área sobre Rocheteau y el '10' francés, Platini, no perdonaba desde los once metros.

Con las tablas en el marcador se llegó al descanso, y en la reanudación llegó la polémica. Hidalgo decidió dar entrada a Battiston por Genghini, buscando así más fuerza y físico en la medular francesa, pero no sabía que diez minutos después iba a ser uno de los tristes protagonistas del encuentro. En un balón en profundidad enviado por Michel Platini Battiston se zafó bien de la defensa alemana quedándose sólo ante el guardameta Schumacher, el cual derribó al centrocampista galo con suma dureza cayendo desplomado al suelo.

El diagnóstico de los médicos fue: conmoción cerebral, una vértebra fracturada y dos dientes rotos. Por otra parte, el del colegiado Charles Corver no fue ni falta. Los servicios médicos del estadio del Sevilla corrieron a socorrer a Battiston ante la incredulidad y rabia de sus compañeros de equipo, que se acrecentaba al presenciar la poca preocupación del cancerbero germano. El futbolista fue trasladado de urgencia al Hospital Virgen del Rocío de la capital hispalense, donde luego se recuperó con normalidad.

El partido continuó ante la incredulidad del banquillo y los jugadores franceses y continuó con aparente normalidad hasta el pitido final con empate en el electrónico, dando paso así a la prórroga. Nada más reanudarse el encuentro, Marius Tresor rompía por fin el empate con una medio volea desde 12 metros, lo que obligó al seleccionador alemán a echar más carne en el asador y sustituir a un defensa (Briegel) por un talentoso delantero (Rummenigge), pero quien marcaría ampliando así su ventaja sería Francia por medio de Giresse.

Lejos de bajar los brazos, los teutones recortarían en el marcador gracias a un acrobático remate del recién entrado Rummenigge y Fischer desataría la locura alemana con un impresionante tijeretazo que empataba de nuevo el cruce. Parecía imposible, pero Alemania había forzado la tanda de penaltis en tan sólo seis minutos.

En la lotería de los lanzamientos desde los once metros Giresse sería el primer lanzador. Tranquilamente, ejecutó un imparable disparo. Manfred Kaltz, capitán alemán, empataría esta apoteósica tanda. Amorós marcaría sin problemas, Breitner haría lo propio para Alemania y Dominique Rocheteau también cumpliría desde los once metros. Uli Stilike pensaba tirar su lanzamiento hacia la izquierda del portero pero cambió de decisión al final y Ettori detuvo su disparo. Stilike rompería a llorar. Schumacher le para el penalti a Didier Six. Llegarían los turnos de Littbarski, Platini y Rummenigge que depositaron el balón en la portería. Schumacher, aquella noche héroe y villano, detuvo el decisivo tiro de Bossis. Ahora le tocaba a Horsch Hrubesch, jugador con poca experiencia en estas acciones y especializado en el juego aéreo. Colocó el esférico en las redes y Alemania se convirtió en finalista del Mundial 1982.

Los galos cayeron derrotados en el césped, les dolió mucho esta victoria en la primera semifinal de un Mundial que se decidía desde la tanda de penaltis, pero se resarcirían dos años más tarde levantando la Eurocopa ante la selección Española. Por su parte la selección alemana caería por 3-1 en la final ante Italia disputada en el Santiago Bernabéu.

Como curiosidad cabe destacar que 26 años después, el 4 de marzo de 2008, el Sevilla FC y el Fenerbahçe turco se enfrentaban en el partido de vuelta de la Champions League en el Sánchez Pizjuán. Misteriosamente el presidente del club, José María del Nido, le entregó a Michel Platini, presidente de la UEFA, un nostálgico regalo: la camiseta que llevaba Patrick Battiston en aquel inolvidable partido. Al parecer el ex jugador francés se la regaló al médico del club por los servicios prestados y, de algún modo u otro, aquella legendaria elástica acabó en las manos del presidente sevillista.

Alemania Federal: Schumacher; Briegel (97' Rummenigge), Breitner, K. Förster, B. Förster; Stielike, Kaltz, Dremmler; Littbarski, Magath (73' Hrubesch) y Fischer.

Francia: Ettori; Amoros, Bossis, Janvion, Tresor; Genghini (50' Battiston), Platini, Giresse, Tigana (60' López); Rocheteau y Six.

Goles: 1-0, 17': Littbarski; 1-1, 26': Platini (p.); 1-2, 92': Tresor; 1-3, 98': Giresse; 2-3, 102': Rummenigge; 3-3, 108': Fischer.

Penaltis:

PARTIDO COMPLETO

Artículos destacados

Comentarios recientes