Champions: el talismán latino en año de mundial

Españoles e italianos han ganado las últimas ediciones de Champions que se disputaron en año de Mundial

Vuelve la Champions League con las rondas finales de la competición, un torneo que este año viene cargado de alicientes ya que servirá de examen previo para muchos jugadores que estarán este verano en el mundial de Brasil 2014. Precisamente la Copa de Europa esconde una curiosa estadística que beneficia de forma evidente a los equipos españoles e italianos, la descubrimos.

Un gol de Peter White terminaba de hacer que el Aston Villa ganara la Copa de Europa. En 1982 uno de los campeones más sorprendentes y poco recordados de la historia iba a iniciar un maleficio inquietante para ingleses, alemanes y otros grandes aspirantes del fútbol europeo. A partir de ese momento, todos ellos deberían despedirse de la Copa de Europa en el año en el que se disputara un Campeonato del Mundo de fútbol.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=R-60iZZNEnE]

Muy por debajo de la maldición de Guttmann, o de la leyenda que perjudica a los clubes que juegan una final de Champions en su estadio, la circunstancia que se produce en la competición durante los últimos años de mundial es cuanto menos curiosa. Las últimas 6 ediciones de la Copa de Europa que coincidieron con un mundial fueron ganadas por equipos italianos o españoles, y si alargamos esta circunstancia a 1986 encontramos otro campeón con evidentes nexos de unión con la cultura latina, el Steaua de Bucarest rumano.

Por tanto, debemos pensar que italianos y españoles cuentan con el apoyo de la suerte y la fortuna en caso de que el destino decida repetir el desenlace sucedido en los últimos 32 años. Pero hay que hacer un inciso importante, ya que este año tan solo resta un conjunto transalpino en competición (el Milan), y curiosamente se medirá a uno de los españoles supervivientes (el Atlético). Como máximo habrá tres equipos de influencia latina en cuartos, Real Madrid, Barcelona y el ganador del Milan-Atlético. La final de Lisboa espera el 24 de mayo para repetir una tradición que comenzó en 1986.

En 1986 el Steaua de Bucarest se impuso contra todo pronóstico al Barcelona de Terry Venables. Todo estaba preparado para que los azulgrana celebrasen su primer entorchado continental, pero una discreta actuación durante el encuentro y los nervios de los penaltis evitaron que el trofeo viajara a la ciudad condal. La final tuvo claro color latino y un vencedor inédito, el equipo del ejército rumano.

Cuatro años más tarde dos representantes del fútbol latino se vieron las caras en Viena. El Milan esperaba reeditar su título del año anterior ante un Benfica que ya comenzaba a sufrir la maldición de Bela Guttmann. Un solitario tanto de Frank Rijkaard hizo campeón de nuevo a los italianos. En 1994 los ingleses ya estaban plenamente inmersos en las competiciones europeas tras su exclusión en los años previos, pero su nivel distaba mucho de la calidad suficiente como para luchar por el título; tampoco eran los mejores años para el fútbol alemán en la Copa de Europa.

Así pues Milan y Barcelona se citaron en Atenas para dilucidar el trono del fútbol latino, que a su vez no era otro que decidir qué equipo era el mejor del mundo en ese momento. Ganó y goleó el Milan en uno de los encuentros más extraños de la historia. El Milan fue el campeón y nuevamente volvía a existir un campeón latino en año de mundial.

La historia se repitió en 1998. Francia esperaba para recibir a las estrellas ese verano en la Copa del Mundo, y justo esa temporada el Real Madrid iba a poner fin a una racha negativa que duraba ya 32 años; en 1998 el Madrid iba a ganar por fin la séptima Copa de Europa. Aunque para ello tuvo que sudar tinta y sangre frente a uno de los mejores conjuntos del continente, la Juventus, que con su presencia volvía a asegurar un nuevo entorchado latino antes de conocer al campeón. El Madrid repitió en 2002, esta vez ante el sorprendente Bayer Leverkusen, mientras que en 2006, año del mundial de Alemania, fue su gran rival el Barcelona, quien hizo buena la serie de campeones latinos en año de Copa del Mundo.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=VsdMmDwCY10]

Llegamos a 2010, la temporada en la que España se proclamó campeona del mundo en Sudáfrica. La final fue precisamente en Madrid, y enfrentó al Bayern Munich y al Inter de José Mourinho. Tantas veces imitado por el portugués en sus ruedas de prensa y declaraciones, era el momento de que José Mourinho tomara el testigo de Helenio Herrera en la vertiente más deseada por los aficionados del club; era el momento de que el Inter, uno de los símbolos del fútbol latino de los años sesenta, volviera a reinar en el nuevo siglo. Lo hizo y firmó el último triunfo de esta curiosa estadística. Año de mundial, año de triunfo latino en la Copa de Europa.

EL DEBATE: ¿QUIÉN GANARÁ LA CHAMPIONS LEAGUE 2013 - 2014?

Artículos destacados

Comentarios recientes