La maldición de la Copa Confederaciones

Ningún campeón ganó después el mundial

Brasil se ha proclamado campeón de la Copa Confederaciones 2013, una competición ligada a una curiosa maldición ya que quien consigue ganarla nunca se lleva el siguiente mundial de fútbol.

La selección española se ha quedado a las puertas de ampliar su palmarés en la Copa Confederaciones 2013. Tras la decepción vivida en la pasada edición disputada en Sudáfrica, los hombres de Vicente del Bosque llegó a Brasil con una gran ambición, ya que el campeonato serviría para que los jugadores puedan efectuar una toma de contacto con los estadios que acogerán el mundial dentro de un año. Sin embargo, Brasil fue quien se proclamó campeón del torneo.

Una preocupante y curiosa circunstancia planea en el horizonte de los participantes; ninguna selección que logró llevarse la Confederaciones pudo levantar la Copa del Mundo en el siguiente campeonato disputado. Para la actual selección española acostumbrada a romper récords y estadísticas, esta circunstancia no debería suponer más que un acicate en el camino, pero la maldición de Béla Guttmann y el Benfica ha demostrado que este tipo de obstáculos pueden llegar a convertirse en una obsesión que frena el impulso de los aspirantes. La primera víctima de la maldición de la Confederaciones fue Argentina, que ganó la experimental Copa Rey Fahd en 1992. El seleccionado albiceleste se impuso en la final 1-3 a Arabia Saudí con goles de Leonardo Rodríguez, Claudio Caniggia y Diego Pablo Simeone.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=p4_C2B0a6c0]

Los de el "Coco" Basile acudieron a la Copa del Mundo de 1994 con la esperanza de lograr su tercer entorchado mundial. La recuperación de Maradona y un inicio demoledor ante Grecia, encendió a unos aficionados que veían en los goles de Batistuta y el liderazgo del "pelusa" una opción real de llevar el mundial a Buenos Aires. Pero todo se torció por culpa de una sustancia perversa, la efedrina. Supuestamente habría ayudado a Maradona a ganar la forma que necesitaba antes del mundial; con la noticia de su salida la moral del equipo se vino abajo. La derrota ante Bulgaria fue el primer aviso, mientras que la exhibición de Rumanía en Los Ángeles en octavos de final les obligó a coger el primer vuelo de regreso a casa.

No le fueron mejor las cosas a Dinamarca ni a Brasil en Francia 98. Los vikingos se llevaron la segunda edición de la Copa Rey Fahd en 1995, mientras que la "canarinha" de Mário Zagallo se impuso sin oposición en la Confederaciones de 1997. Ninguna de las dos selecciones pudo ganar el mundial de Francia 98, si bien es cierto que Brasil estuvo cerca ya que jugó la final. Precisamente los dos equipos se cruzaron en cuartos, donde en un encuentro disputado y emocionante los brasileños se impusieron gracias a su calidad. Ni Ronaldo, ni Bebeto ni Rivaldo pudieron alzar el título en París; la Confederaciones seguía recorriendo el camino de su maldición.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=T_J5Vfs51dE]

Un gol del rocoso Vieira permitió a Francia ganar el torneo en 2001. Los galos eran el equipo del momento, ya que este título se sumaba al mundial de 1998 y la Eurocopa del año 2000. Sin embargo una pesadilla les esperaba un año después en la Copa del Mundo. Un inicio lamentable ante Senegal marcó su camino y los campeones se despidieron en la primera fase. Tampoco México, ganadora de la edición de 1999, llegó al sueño mundialista; una dolorosa derrota ante Estados Unidos en los octavos de final del mundial de 2002 se convirtió en su peor pesadilla.

Francia volvió a ganar la Confederaciones en 2003, esta vez en su propio país ante la sorprendente Camerún. Dos años más tarde Brasil tomaba el testigo llevándose una de las finales del toneo más recordadas, el día que goleó a Argentina 4-1. Pero en Alemania 2006 ninguno de los dos equipos alzaría el mundial. Francia se quedó a las puertas ya que a pesar de la célebre expulsión de Zinedine Zidane sólo los penaltis evitaron que se llevara el título. Antes habían firmado un excelente torneo eliminando entre otras a Brasil en cuartos de final.

Para encontrar un último caso basta con retrasar en el tiempo cuatro años. España llegaba como una de las grandes favoritas tras ganar la Eurocopa de 2008, pero en el mágico suelo africano que un año más tarde le coronaría campeón del mundo, la selección sucumbió ante la revelación, Estados Unidos. Los discípulos de Bob Bradley estuvieron cerca de dar la sorpresa en la final ante Brasil, pero dos goles de Luis Fabiano y uno de Lucio permitió a la canarinha conquistar su tercera Copa Confederaciones. En el mundial 2010 Holanda les apartaría de las semifinales.

Han transcurrido ocho ediciones y la maldición sigue vigente, ningún campeón de la Confederaciones logró levantar la Copa del Mundo.

LA APUESTA del día

Fenerbahçe y Kayserispor jugarán mañana viernes, 20 de marzo de 2020, su encuentro correspondiente a la jornada 27 de la Superliga de Turquía

 

Artículos destacados

Comentarios recientes