Se acerca un escándalo de apuestas ilegales en el fútbol español

Podría producirse un caso similar al que se ha vivido en Italia o Francia

El fútbol español y el deporte de España en general podría encontrarse ante la antesala de un escándalo de apuestas deportivas como los que se han vivido en Europa durante los últimos años. Paco Gómez, presidente del FC Cartagena, es quien ha abierto la caja de los truenos y derramado una sombra de dudas y sospechas sobre la presunta limpieza del deporte español. "En España hay tanta mierda como en Italia, Francia, Alemania o más", anunció el máximo mandatario del conjunto cartagenero durante una entrevista concedida a Onda Regional en la que destapa que las apuestas ilegales de sus jugadores condujeron a su equipo al descenso a Segunda División B.

"Faltando diez jornadas yo sabía que Cartagena bajaba porque algunos futbolistas se dedicaban a apostar. Ganaban entre 40.000 y 50.000 euros por partido y eran seis, todos titulares. Y eso no lo puedes controlar", ha confesado Paco Gómez, quien ahora preside al Cartagena en Segunda División B y los resultados vuelven a sonreírle, puesto que su equipo es el líder del Grupo IV. "Sé quienes son, pero no puedo denunciarles porque no puedo demostrarlo. No me da miedo meterme en ningún lío porque yo no he denunciado a nadie", insiste el dirigente.

Pero las acusaciones de Paco Gómez no se quedan únicamente entre las cuatro paredes del FC Cartagena, sino que van más allá. El presidente del club cartagenero se ha atrevido a pisar terreno pantanoso y sembrar la duda sobre la integridad del fútbol español. Su experiencia personal cuando quiso denunciar la situación interna de su club y las apuestas de sus jugadores denota que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) no cuenta con los mecanismos necesarios para combatir ese tipo de casos.

"Lo denuncié en la Liga de Fútbol Profesional y están detrás de ellos la propia Liga y la Fiscalía. Pero aquí los que hacen este tipo de cosas pasan desapercibidos", sentencia Paco Gómez. En ese sentido, su conclusión es clara: "En Italia ya los van sacando, pero aquí en España de momento eso no se ha arreglado y hay tanta mierda como en Italia, Francia, Alemania o más". ¿Por qué la LFP no escuchó a Paco Gómez cuando realizaba unas acusaciones tan graves contra sus propios jugadores? Esa es la duda que queda en el aire tras escuchar las declaraciones del presidente del Cartagena.

Europa lucha contra las apuestas ilegales


En sus declaraciones, Paco Gómez hace referencia a otros escándalos de apuestas ilegales que se han vivido en Europa. Textualmente, cita a Italia, Francia y Alemania, donde se han destapado casos de ese tipo durante los últimos años y han sido sancionados tanto con castigos deportivos como penales. El fútbol español debería tomar como ejemplo las soluciones que han puesto en práctica otros países ante la falta de limpieza en el deporte. No han mirado hacia otro lado, sino que han luchado por purgar sus problemas para defender la integridad de su deporte, independientemente de quien pueda caer por el camino.

Italia es un ejemplo en ese sentido y tiene un extenso curriculum lidiando con problemas de apuestas ilegales. El último escándalo de estas características que ha explotado en el país transalpino tuvo lugar este verano. Bautizado bajo el nombre Operazione 'New last bet' o Calcioscommesse la fiscalía italiana desarticuló una red de apuestas ilegales en la que se vieron involucrados numerosos equipos de Serie A y Serie B. Antonio Conte, entrenador de la Juventus, también fue procesado por el caso y fue inhabilitado deportivamente durante el primer tramo de la temporada.

En Francia, estalló a finales de 2012 un escándalo de apuestas ilegales en el mundo del balonmano. El periodista Languedoc-Rousillon destapó en France 3 que ocho jugadores del Montpellier estaban involucrados en una trama de apuestas, señalando también jugadores de élite como Nicola Karabatic y Willy Accambray. Según estas acusaciones, las esposas de los algunos jugadores del Montpellier hicieron las apuestas con unos beneficios de 200.000 euros.

Por último, en 2009 se vivió otro caso en el que se descubrieron irregularidades en cerca de 200 partidos en partidos de las ligas de Alemania, Austria, Bélgica, Bosnia, Croacia, Eslovenia, Hungría, Suiza y Turquía, además de encuentros válidos por la Europa League y la Liga de Campeones.

También te puede interesar:

LA AFE DEFIENDE A LOS FUTBOLISTAS DEL FC CARTAGENA

Artículos destacados

Comentarios recientes