Todos ganan

Se marcha Guardiola, llega Vilanova

Esta vez sí, ya es oficial, tras cuatro años exitosos Josep Guardiola deja el banquillo del FC Barcelona en una decisión unilateral. El gestor, el arquitecto y el impulsor del mejor Barça de la historia compareció en rueda de prensa para decir que no puede más, que está agotado y que necesita renovarse con nuevas ilusiones y nuevos retos en su carrera profesional. No parecía un adiós, sino más bien un hasta luego.

El club catalán, al que contemplan 112 años de historia, ya existía antes que Josep Guardiola llegara al banquillo del Barça en verano de 2008. De hecho, aunque algunos lo olviden, alguna vez hasta llegó a ganar títulos importantes. El Barcelona, tiene una masa social única en el mundo, y los jugadores claves seguirán en el club con todo lo que ello supone.

Ya en su día se superó la marcha de Kubala, de Luis Suárez, de Helenio Herrera, de Rinus Michels, de Johan Cruyff (jugador y entrenador), de Bernd Schuster, de Diego Armando Maradona y de Ronaldo Nazario de Lima. Costará y mucho, es muy probable incluso, que la nueva era post-Guardiola sea complicada y casi anticipo que el “entorno” hará acto de presencia por la Ciudad Condal tras cuatro años de bendita hibernación, pero se logrará superar la marcha de Guardiola antes o después. Debe ser así. Son ciclos. Es la vida.

En la rueda de prensa que protagonizaron Josep Guardiola, Sandro Rosell y Andoni Zubizarreta se argumentó la decisión de irse de Guardiola y para sorpresa de los presentes y los que seguían con atención la comparecencia, se anunció también al nuevo entrenador del club: “Tito” Vilanova. [Los “¡Wooow!” de los periodistas reunidos fueron tan unánimes como significativos]. Brutal y estudiado golpe de efecto.

JOSEP GUARDIOLA

Guardiola se va, y lo cierto es que una vez escuchas “su motivo”, tan solo puedes darle las gracias y desearle lo mejor. Entre los motivos que se barajaron para justificar la hoy confirmada renuncia al banquillo se habló de discrepancias con Rosell, roces con algunos futbolistas, presiones familiares, el golpe sufrido por la salud de Tito Vilanova y Abidal y tantos otros motivos. Seguro que todos ellos han influido en mayor o menor medida, pero el MOTIVO principal que ha esgrimido Guardiola para justificar su decisión de dejar el club de sus amores es la falta de motivación. Un motivo tan simple como comprensible. Una razón de peso que justifica su decisión. Si no estás al 100% no puedes entrenar. Es un ejercicio de honestidad contigo mismo y con el club que quieres y al que has dado tanto. No hay nada que decir ante esto.

Dos frases lo resumen todo:

"El tiempo lo desgasta todo y yo me he desgastado. Me he vaciado y necesito llenarme"

“Debo recuperar la ilusión que tenía cuando me nombraron entrenador del filial para subirlo de Tercera División a Segunda B, y esa emoción que sentí cuando me nombraron entrenador del primer equipo del Barça"

Guardiola se marcha a descansar, según sus palabras necesita tomar aire un tiempo. Se va con la satisfacción y la certeza de haber cambiado la historia del club, y con la tranquilidad que le proporciona saber que su gran amigo se hará cargo del primer equipo. Deja al Barça, pero lo deja en buenas manos. GRACIAS PEP

LA DIRECTIVA

La directiva ha sabido dar la vuelta a una situación ciertamente complicada. El “entorno”, esa bestia que en su modo enfurecido arrasa con todo y que lleva cuatro años de bendita hibernación, amenazaba con volver por la Ciudad Condal tras la rueda de prensa de hoy. La vuelta del “entorno” supondría volver a niveles insostenibles de división, intereses y ruido entre masa social, directiva y prensa que podían desestabilizar al club como ya ocurriera antaño. El nombramiento de Tito Vilanova supone el mejor tranquilizante, primero porque se consigue minimizar el daño de la marcha de Guardiola y segundo porque te aseguras el apoyo masivo del plantel, de los socios, de los aficionados y de la prensa. Jugada maestra.

La directiva del Barça no ha dado ni un minuto de tiempo a especular con la figura del nuevo entrenador. No es casual. Se pretende minimizar riesgos. La continuidad como salida, bendita salida.

TITO VILANOVA

El hombre del día. Su figura minimiza desde ya la decepción que supone la marcha de Guardiola. No entraba en las quinielas para el banquillo azulgrana, y quien diga que apostaba por él sencillamente miente. No era candidato por la sencilla razón que su delicado estado de salud y su vinculación con Guardiola hacían suponer que si el técnico se iba a otro destino le acompañaría como fiel escudero que ha sido, y que en el hipotético caso que Pep se tomara un año sabático, no tendría la energía suficiente para asumir la responsabilidad y el desgaste que acarrea el banquillo culé por un tema de salud.

Pues bien, Tito Vilanova será el entrenador del FC Barcelona a partir de junio, y lo hará a buen seguro con una firme apuesta por la continuidad, así debe ser, como co-autor de la obra que ha encumbrado a Guardiola y que a él, para sorpresa de todos, lo ha llevado a dirigir al Barça.

De este modo, Tito Vilanova pasa de repente de ser uno de los motivos por el cual Guardiola dejaba el club, a convertirse en su sustituto. Golpe de teatro inesperado. El fútbol es maravilloso.

Al final la sensación que queda es que todo encaja a la perfección. Guardiola tendrá el descanso y el aire que demanda y que necesita, Tito Vilanova obtiene el justo reconocimiento a su gran trabajo en la sombra en estos cuatro años de excelencia, la directiva gana crédito apostando por la continuidad de una idea y de una manera de trabajar cuando los francotiradores ya apuntaban a matar, y la prensa y los aficionados se quedan con la sensación que el club que da de comer a los primeros, y que arrastra los sentimientos de los segundos se queda en muy buenas manos. TODOS GANAN.

También te interesará:

LOS MEJORES MOMENTOS DE PEP GUARDIOLA EN EL BARCELONA

Artículos destacados

Comentarios recientes