Cuando el factor local era una ventaja

Curioso dato en la Ida de los Cuartos de Final

Leo Messi pelea por un balón en el encuentro de San Siro/ Lainformacion.com Leo Messi pelea por un balón en el encuentro de San Siro/ Lainformacion.com

Cuenta la leyenda que cualquier pueblo guerrero estaba bien preparado para recibir al más potente de los enemigos, que siempre, al menos, daban la cara. Cuenta la leyenda que batallar en territorio propio era contar con la ventaja de conocer el terreno, con las ventajas que eso conlleva ante el rival.

Sin embargo, basándonos en los encuentros de Ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones, el factor local, el haber disputado los encuentros como locales, no sirvió absolutamente de nada.

Cuatro encuentros se disputaron la pasada semana. Cuatro grandes citas que se tradujeron en cuatro resultados en ningún caso positivos ciertamente para los conjuntos locales. Tres victorias visitantes y un empate fueron los resultados en cuestión. AC Milan y Barcelona empataron 0-0 en San Siro, mientras que Chelsea, Real Madrid y Bayern de Munich vencieron a Benfica, APOEL y Olympique de Marsella respectivamente.

A priori, en este tipo de eliminatorias, el disputar el encuentro de Vuelta en casa asegura un mayor porcentaje de posibilidades de lograr el pase. En teoría, el encuentro de Ida debe hacer que los locales en cuestión arriesguen más de la cuenta para encarar la otra parte de la eliminatoria con garantías firmes. Sin embargo, teniendo sobre la mesa los partidos de Cuartos de Final, esta estadística sufre una pequeña erosión.

El factor ambiental, de la grada, no ha estado, o eso parece, a la altura. Ser local no ha servido en esta ocasión y ninguno de los cuatro (Benfica, AC Milan, APOEL y Olympique de Marsella) lograron vencer. El único que no perdió fue el conjunto rossonero, pero sin embargo tampoco logró sacar provecho del siempre mágico ambiente de San Siro.

La curiosidad no queda ahí, ya que no solo no ganaron, sino que en ninguno de los casos los equipos locales metieron un solo gol. Cero por ciento efectividad.

Sin embargo, si se analizan los encuentros de Ida enfocando a los conjuntos visitantes, quizás cuadren más los resultados, ya que a priori los equipos que debían viajar partían con ventaja tanto en lo institucional como en lo deportivo.

El Barcelona, considerado el Mejor Equipo del Mundo, era casi evidente que podía no perder, al igual que el Real Madrid en su visita a Nicosia ante un rival infinitamente inferior. La visita del Bayern de Munich al Velodrome podría plantearse, pero tampoco era un pronóstico seguro. Sin embargo, el partido que enfrentó en Da Luz a Benfica y Chelsea se presentaba como la más igualada, todavía más acentuada teniendo en cuenta la irregularidad general de la temporada del conjunto londinense. Pues bien, finalmente se llevaron la ventaja por la mínima y todavía mejor, sin encajar gol.

En líneas generales. Cuatro encuentros disputados, ninguna victoria local y lo que acentúa más la curiosidad, ningún gol a favor, presentando los encuentros de Vuelta de esta semana como duras pruebas para remontar las respectivas eliminatorias. Las ventajas volaron a Londres, Madrid, Munich y, aunque parezca menos beneficiosa, a Barcelona.

Mañana se disputan los dos primeros encuentros de Vuelta (Barcelona-AC Milan y Bayern de Munich-Olympique de Marsella), mientras que los otros dos serán el miércoles (Real Madrid-APOEL y Chelsea-Benfica).

LA APUESTA del día

Real Sociedad y Valladolid se medirán mañana viernes, a partir de las 21:00 de la noche, en la jornada 26 de LaLiga Santander

Artículos destacados

Comentarios recientes