La tragedia del fútbol egipcio

75 muertos en la Liga Egipcia de fútbol

Invasión del campo/tiempodefutbol.com Invasión del campo/tiempodefutbol.com

Al menos 74 personas han fallecido en un partido correspondiente a la 15ª jornada de la Liga Egipcia entre los equipos de Al Masri y Al Ahli.

En un hecho inesperado, la afición de Al Masri, un modesto equipo egipcio que actua de local en la ciudad de Port Said invadió el terreno de juego en varias ocasiones, siendo la última y definitiva al finalizar el choque. Y eso que el equipo local consiguió remontar un partido que comenzó perdiendo por 0-1. Tal vez estén de fondo las revueltas y la revolución que se está fraguando en el país del norte africano, pues los ultras del Al Ahli, más conocidos como los "Diablos Rojos", se han enfrentado con frecuencia a las fuerzas de seguridad egipcias en las protestas que han sacudido en los últimos meses la plaza Tahrir de El Cairo.

Sea como fuere, las bengalas fueron siendo cada vez más habituales llegando a nublar una zona del campo (en la Liga de Egipto las bengalas no estan prohibidas...). Pese a todo, el árbitro colegiado no tuvo a bien detener el partido, pese a que en varias ocasiones sus propios linieres eran agredidos por la grada. Al final, cuando se terminó el partido con victoria local por 3 goles a 1, se produjo una invasión de campor terrible y una batalla campal entre ambas aficiones.

"Durante el partido ya se podía palpar la tensión", afirmó el portugués Manuel José, entrenador del Al Ahli. "En cuanto terminó, miles de personas invadieron el campo de juego con violencia. No pude regresar al vestuario por la confusión que reinaba. A pesar de estar rodeado de guardias de seguridad, recibí golpes en la cabeza y en el cuello, pero estoy bien", declaró.

El ministerio de Interior egipcio, por su parte, comunicó que los incidentes estaban planificados con anterioridad, que los hichas de Al Masry habían lanzado un aviso a los de Al Ahly afirmando que: "todos los hinchas del Al Ahly que vengáis mañana: estad seguros de que os podéis despedir".

Al final se tuvieron que despedir un total de 74 personas que fallecieron en lo incidentes entre las aficiones, en lo que ha sido el caso más mortífero de violencia en el fútbol desde el 16 de octubre de 1996, cuando al menos 78 personas murieron y 180 resultaron heridas en una estampida en un estadio en la Ciudad de Guatemala, antes de un partido clasificatorio para el Mundial entre Guatemala y Costa Rica.

Una tragedia absolutamente despreciable que refleja una vez más la cara más oscura del fútbol. Además, la violencia se extendió al otro partido de la jornada, entre el Zamalek y el Ismaili que se suspendió en el descanso debido a varios incendios. En respuesta a estos incidentes, la Federación Egipcia de Fútbol ha decretado la suspensión indefinida de la Liga, mientras se lleva a cabo la investigación de las causas que han llevado a convertir un partido de futbol en una verdadera tragedia mundial.

Descansen en paz las víctimas.

Videos de la tragedia:

En los vestuarios

[video:http://www.youtube.com/watch?v=SukWGxb6Q88]

Heridos y ambulancia en el estadio

[video:http://www.youtube.com/watch?v=uKKmsFsszPU&feature=player_embedded]

[video:http://www.youtube.com/watch?v=BSayPSMQ2ko&feature=player_embedded]

Artículos destacados

Comentarios recientes