Resumen del 2011 en el fútbol inglés: La mejor liga del mundo

Los dos equipos de Manchester dominan la Premier League

El fútbol inglés en 2011 dejó una buena cantidad de imágenes, titulares, traspasos, reflexiones, análisis, partidos y goles que merecen ser recopilados de alguna manera. Lo haremos a continuación destacando brevemente lo más relevante en los conjuntos más influyentes de Inglaterra.

Escudo Manchester United MANCHESTER UNITED: Resultados sin brillo

Manchester United campeón de Premier en 2011

El ManU fue el conjunto más regular en 2011 y se alzó con su 19ª Premier League en el pasado mes de mayo, posicionándose de este modo como el equipo más ganador de Inglaterra en lo que a títulos de liga se refiere. El éxito doméstico se cimentó desde la regularidad y la sobriedad, en la seguridad ofrecida por el ya retirado, Edwin Van der Sar, en la solidez de su defensa, la intensidad del centro del campo y en la inercia y los automatismos que viene implantando desde hace 25 años Sir Alex Ferguson. El equipo no enamora pero siempre está arriba, y de hecho, a pesar de los bajones puntales en su fútbol, acaba la primera vuelta de la presente temporada empatando en el liderato con sus vecinos del Manchester City. Su año en flashes nos conduce al irremediablemente al gol hecho arte merced a la espectacular chilena de Wayne Rooney ante el City, el oportunismo personificado en la figura del 'Chicharito' Hernández (20 goles en su temporada de debut), la decepción tras caer ante el Barça en la final de la Champions disputada en Wembley y las posteriores declaraciones de Ferguson plegándose ante la superioridad del cuadro de Guardiola. El adiós del mito Paul Scholes, la llegada de De Gea como relevo del gran Van der Sar en la portería de Old Trafford, la poderosa aparición de Phil Jones en un rol de comodín total, la consecución de la Charity Shield ante el City, la vergüenza sufrida en Old Trafford por culpa de sus ostentosos vecinos celestes (1-6), las constantes dudas en la creación de juego, la ausencia y la búsqueda de un trequartista (se trató de fichar sin éxito en verano a Sneijder, Ganso y Modric), Wayne Rooney en modo centrocampista, la decepcionante eliminación europea en Basilea (el tercer KO en fase de grupos en los últimos 17 años) y la grave lesión de Nemanja Vidic.

MANCHESTER CITY: Gloria 35 años después


Para el Manchester City, el 2011 será un año especial y recordado durante mucho tiempo, y es que el 15 de mayo levantó la FA Cup al vencer 1-0 al Stoke City (gol de Yaya Touré) en lo que supuso su primer título ¡en 35 años!

Alguno pensará, y no le falta razón, que levantar la Cup es lo mínimo que se le puede pedir a un equipo que se ha gastado la friolera de 420 millones de euros en las tres últimas temporadas llenando su vestuario de futbolistas brutales y copando titulares en cada mercado de fichajes.

El City actual es un abuso y un exceso en cuanto a nombres y talento, y lo mínimo que se le puede exigir a este equipo es que esté peleando por la Premier League hasta el final y compita en Europa hasta las últimas instancias, más allá de tener más o menos tradición a nivel continental. La historia no gana partidos, el talento sí. Un equipo que cuenta con la descomunal potencia con control de Yaya Touré, la clase y el talento de David Silva, la seguridad de Vincent Kompany, el cambio de ritmo letal y la voracidad del Kun Agüero, debe luchar por todo. No hay excusas posibles. Ni siquiera la baja de Carlos Tévez, la extravagancia surrealista, cercana a la demencia, de Mario Balotelli, o los cambios de difícil comprensión amén de los reiterados ataques de entrenador de Roberto Mancini, pueden atenuar la realidad: el City tiene equipo para jugar mucho mejor, tenía equipo para pelear la Premier el año pasado, y tenía equipo para haber accedido a los octavos de final de la Champions League, algo que el Napoli evitó. Todo lo que no sea lograr la Premier League en 2012 será un fracaso, se mire como se mire.

CHELSEA: La renovación no es tarea fácil


El Chelsea ha tenido un 2011 de muchos cambios. El principal llegó desde el banquillo y es que el ciclo de Carlo Ancelotti en la entidad blue se cerró desde la mediocridad de un juego ramplón, con una eliminación en cuartos de final de la Champions a manos del ManU y acabando la Premier lejos del campeón. Eso molestó a un Roman Abramovich que no dudó en pagar ‘traspaso’ para traerse al entrenador de moda en Europa, André Villas-Boas, quien venía de lograr un triplete histórico con el Porto. El luso debía comandar una nueva época, y tres españoles como Juan Mata, Oriol Romeu y Fernando Torres, parecían llamados a ser parte importante del nuevo proyecto.

Cinco meses después de la llegada del técnico luso a Londres las loas y los elogios se han tornando en dudas, sombras y escepticismo. Portugal no es Inglaterra y Villas-Boas lo comienza a notar. La situación del club es complicada en el plano deportivo y es que los años no pasan en balde para los Terry, Lampard y Drogba, los tres pilares del equipo en los últimos años. El despropósito continuado de Fernando Torres parece haberle afectado mentalmente y la pérdida de confianza en el jugador de Fuenlabrada es un hecho. Con Anelka camino de China y Malouda y Obi Mikel señalados con el dedo, David Luiz, Juan Mata, Oriol Romeu y Daniel Sturridge parecen erigirse en los nuevos ejes en los que cimentar la renovación, si bien llevará su tiempo y requerirá de una paciencia que será testada, y es que hoy por hoy parece inviable que el equipo pueda ganar la Premier League o la Champions, siendo una duda ver como rendirá en las copas domésticas que le pueden servir como tabla de salvación.

Escudo del Arsenal

ARSENAL: Nueva era, misma filosofía


El año recién acabado será recordado con tristeza por parte de la parroquia gunner, como el año en que uno de sus jugadores franquicia, Cesc Fàbregas, abandonaba el club para fichar por el Barcelona, confirmando una noticia a la que solo le faltaba poner la fecha. Se recordará por la eliminación en octavos de Champions ante el Barça y por la sorpresiva derrota en la final de la Carling Cup ante el Birmingham City. El Arsenal se vio obligado a moverse en el mercado veraniego y se reforzó con los Mertesacker, André Santos, Arteta, Benayoun y Gervinho, entre otros. El club acusó la falta de aclimatación de los recién llegados y la sensible baja por lesión de Jack Wilshere, lo que motivó que arrancara la nueva temporada de forma nefasta, hasta el punto que se llegó a rumorear con el cese de Arsène Wenger. Más allá de los titubeos iniciales, lo cierto es que el Arsenal ha ido mejorando fiel a su filosofía, aunque la irregularidad del conjunto y la falta de carácter de determinados futbolistas fríos y jóvenes siguen siendo sus principales hándicaps. Acaba el año rozando las plazas de Champions y en octavos de final de la Champions, tras acabar primero de su grupo, donde ya aguarda el AC Milan. Ahora bien, si un nombre propio resume la temporada del Arsenal en 2011, ese sin duda es el de Robin Van Persie, el excepcional delantero oranje acaba el año con 35 goles anotados en la Premier League, quedándose tan solo a uno del récord de la Premier que ostenta Alan Shearer.

TOTTENHAM: El vencedor moral del año


El 2011 ha sido, en líneas generales, un gran año para los Spurs. Gareth Bale fue elegido como el mejor jugador de la temporada por parte de la Premier League, y el equipo dio la cara en su primera participación en la Liga de Campeones, brillando en la primera fase y apeando a un histórico como el AC Milan en octavos de final. El Real Madrid en cuartos de final fue demasiado escollo para los londinenses. En la Premier 10/11 no pudo repetir clasificación para la presente edición de Champions pero acabó el curso en un meritorio 5º lugar, dejando al Liverpool sin jugar competiciones europeas. En verano, el club del norte de Londres se blindó ante las ofertas recibidas y mantuvo a sus dos principales estandartes, Luka Modric y Gareth Bale, sumándose además un refuerzo de lujo como fue el del mediocentro Scott Parker, y la cesión de Emmanuel Adebayor quien ha rendido a gran nivel en el tramo final del año. Todo ello, con el firme objetivo de dar un salto de calidad en sus prestaciones de cara a la presente temporada. Redknapp tenía claro el objetivo, acabar en mayo de 2012 en el Top4 de la Premier y repetir experiencia en Champions. Para ello no dudó en sacrificar su participación en Europa League de un modo cuanto menos sorprendente e indecente para la competición.

Escudo del Liverpool

LIVERPOOL: En busca del orgullo perdido


Año convulso para los reds. En enero llegó la leyenda Kenny Dalglish sustituyendo a un errático Roy Hodgson. En febrero se traspasó a Fernando Torres y llegaron Luis Suárez y Andy Carroll para hacer olvidar a The Kid. La sorprendente eliminación en Europa League ante el Braga y la irregular trayectoria en Premier League abocaron al equipo a una profunda depresión que concluyó con un intrascendente sexto lugar, y en consecuencia, quedar fuera de las competiciones europeas. La ilusión se recuperó en agosto con las sonoras llegadas de Charlie Adam, Henderson, Downing y el español José Enrique, pero la irregularidad del equipo ha seguido siendo manifiesta. Se ha mostrado orgulloso y batallador ante los grandes del país, tratándoles de igual a igual, e incluso sacando grandes resultados puntuales, pero ante equipos de la zona media-baja de la tabla el equipo acusa la falta de contundencia arriba y no llega a controlar el tempo de los partidos. Ello la ha pasado factura y acaba el año alejado del liderato y con la clara consigna para el 2012 de luchar por las copas domésticas y tratar de alcanzar la cuarta plaza que le conduzca a la Champions League, lugar del que un club histórico y con solera como el Liverpool jamás debió salir. Las lesiones recurrentes de Gerrard, las dudas sobre el rendimiento de Andy Carroll, las enajenaciones temporales de Luis Suárez y la sensible baja por grave lesión de Lucas Leiva son escollos que el club deberá solventar para que el “You’ll Never Walk Alone” vuelva a sonar al máximo nivel continental para orgullo y satisfacción de la fiel hinchada red.

El 2011 se recordará también por las goleadas vividas en partidos entre equipos punteros, por la igualdad manifiesta de la competición como se demostró en las recientes jornadas navideñas, por el polémico y sorprendente cambio de acera de Alex McLeish, quien dejó en verano el Birmingham para recalar en el Aston Villa. En este año se ha consumado la pérdida de status en la Liga de dos equipos históricos como son el Everton y el propio Aston Villa. La consolidación del fútbol rústico y de ideas claras del Stoke City de Pulis, que en plena reafirmación de su fútbol directo se ha colado en Europa dejando grandes actuaciones por el camino.

Ascendieron el QPR, el Swansea (primer equipo galés en la Premier League), y el Norwich, que amenazan con asentarse en la competición tirando de valentía y de buen fútbol –especialmente en el caso de los swans galeses, con su tándem Britton & Allen dando clinics-, borrando la etiqueta de claros candidatos al descenso que les parecía adjudicada en el mes de agosto. El 2011 vio el descenso del West Ham, del Birmingham y del Blackpool, quien nadó todo el año para finalmente morir ahogado en la orilla. La Football Writer’s Association otorgó el galardón de mejor jugador de la temporada a Scott Parker y además hemos presenciado la aparición de una camada realmente extraordinaria de jóvenes porteros, encabezada por Hart (Man.City), Krul (Newcastle), Hennessey (Wolves), y Vorm (Swansea).

Todo esto acaeció en 2011. El 2012 promete emociones iguales o más intensas si cabe.

A nivel de selección, la Inglaterra de Fabio Capello logró sellar su pase para la EURO 2012 con solvencia aunque sin excesivo brillo. La sanción sobre Wayne Rooney por su acción infantil en Podgorica y la grave lesión del talentoso Jack Wilshere traen de cabeza a un Capello que respiró aliviado al saber que la UEFA había reducido de tres a dos partidos la sanción sobre el díscolo Wayne. Francia, Suecia e Ucrania serán los duros rivales de una selección inglesa que volverá a competir en la fase final de una Eurocopa tras no participar en la EURO de 2008 tras aquella sonrojante derrota (Wembley, 2-3) ante la Croacia de Bilic.

Gente joven como Daniel Sturridge, Phil Jones, Joe Hart, Kyle Walker, Jack Rodwell o Daniel Welbeck están firmando una sensacional temporada y pelearán por la titularidad. El bajón físico de Frank Lampard y las lesiones reiteradas de Steven Gerrard comprometen seriamente su respectivos roles en la selección y las dudas sobre el XI tipo que presentará Capello son notables, si bien es cierto que la lista final de 23 hombres estará plagada de calidad.

LOS BALANCES DEL 2011 EN LAS PRINCIPALES LIGAS DE EUROPA

Artículos destacados

Comentarios recientes