Thierry Henry y otros mitos de ida y vuelta

Henry regresaría al club en el brilló, como hicieron otros tantos ídolos

Arséne Wenger ha abierto el debate. Thierry Henry podría volver al Arsenal. El técnico francés ha reconocido que está valorando la posibilidad de recuperar al legendario delantero de los Gunners en el mercado de invierno. De producirse este fichaje, Henry volvería a vestir la camiseta con la que se convirtió en un mito, algo en lo que no sería pionero. A lo largo de la historia, el fútbol ha visto muchos otros mitos de ida y vuelta. Repasamos los mejores casos de jugadores que volvieron a lugar en el que triunfaron.

Escudo del Arsenal THIERRY HENRY (1999-2007 y ¿?)

Las dos etapas de Henry en el Arsenal

Thierry Henry llegó al Arsenal en 1999 por la puerta de atrás después de haber fracasado en la Juventus de Turín y salió en 2007 convertido en uno de los mejores jugadores de la historia del club. El delantero galo es una leyenda viva del Arsenal después de haber marcado 226 goles en 370 encuentros con la camiseta Gunner y haber liderado uno de los mejores plantillas, no solo del Arsenal, sino de toda la historia del fútbol inglés. Con "los invencibles gunners", Henry levantó dos veces la Premier League y tres FA Cup, y sólo le faltó poner el broche de oro ganando la Copa de Europa.

Tras pasar por el Barcelona, donde sí levantó al orejona, y disfrutar de lo que parecía un retiro dorado en la Major League Soccer con los New York Red Bulls, Henry podría regresar al Arsenal en el mercado de invierno. Arsène Wenger ha reclamado su llegada para resucitar el espíritu perdido de los Gunners y revivir, en cierto modo, los años de gloria de Highbury en el Emirates Stadium.

Escudo del Bayer Leverkusen MICHAEL BALLACK (1999-2002 y 2010-¿?)

Las dos etapas de Ballack en el Bayer Leverkusen

Michael Ballack también acudió a la llamada de auxilio del club en el que se convirtió en leyenda. El centrocampista alemán ha sido uno de los referentes teutón durante la última década y esa dimensión la comenzó a alcanzar durante su etapa en el Bayer Leverkusen. Llegó al BayArena procedente del Kaiserlautern y su impacto en su nuevo club fue inmediato. Su mejor temporada la vivió en la 2001-2002, firmando la friolera de 23 goles, y liderando al Bayer Leverkusen hasta la final de la Copa de Europa, que perdió frente al Real Madrid con aquel mítico gol de Zinedine Zidane.

Tras la derrota en aquella final, Ballack abandonó el Leverkusen para ir en busca de fama, dinero y títulos al Bayern de Munich, primero, y al Chelsea, después. Ocho años después de abandonar el BayArena, Ballack regresó para al Bayer Leverkusen para agotar los últimos años de carrera profesional ayudándole al equipo que le impulsó al estrellato. Durante su segunda etapa con los Aspirinas no ha terminado de explotar de manera individual, aunque el equipo sí ha marchado bien, quedando segundo en la Bundesliga y alcanzando los octavos de final de la Liga de Campeones.

Escudo de la Lazio PAOLO DI CANIO (1985-1990 y 2004-2006)

Las dos etapas de Di Canio en la Lazio

Hay pocos jugadores que personifiquen con tanta fidelidad los valores de un club como sucede con Paolo Di Canio y la Lazio. El controvertido delantero italiano representa el sentimiento de la derechista hinchada lacial y traslada su personalidad al terreno de juego. Pese a haber desarrollado la mayor parte de su carrera en el fútbol inglés, Di Canio siempre ha sido sinónimo de Lazio, como lo ha demostrado durante sus dos etapas en el club de la capital de Italia. Durante su primera etapa (con cesión al Ternana incluida) comenzó a apuntar maneras y la Juventus acudió en sus búsqueda.

En Turín no encontró la felicidad, tampoco en Nápoles ni Milán. Entendiendo que no triunfaría en Italia decidió mudarse al fútbol británico y allí explotó definitivamente. Tanto en Escocia con el Celtic de Glasgow, como en Inglaterra con el Sheffield Wednesday, el West Ham y el Charlton se convirtió en un ídolo local. Di Canio era feliz en las Islas Británicas, pero en 2004 recibió una llamada de ayuda de su Lazio y no dudó en responderla. La Lazio, azotada por las deudas, reclamó a su mito, y él regresó para resucitar el alma del club y de su afición.

Escudo de Boca JuniorsDIEGO ARMANDO MARADONA (1981 y 1995-1997)

Las dos etapas de Maradona en Boca

Diego Armando Maradona y Boca Juniors son uno solo. No importa que el Diego se formara en Argentinos Juniors, no importa que durante sus mejores años solo jugara una temporada en la Bombonera, y no importa que solo ganara un Metropolitano para los Xeneizes. Nada de eso importa. El amor de Diego Armando Maradona y Boca Juniors fue a primera vista. Maradona militó en Boca Juniors en 1981, como escala antes de emigrar al fútbol europeo, donde jugó para el Barcelona, se convirtió en una estrella en el Nápoles y fracasó en el Sevilla.

Tras consumir su periplo por Europa, Maradona regresó a Argentina y tras jugar cinco partidos con Newell's Old Boys y superar la larga sanción por consumo de drogas durante el Mundial eligió la que siempre había sido su casa para resucitar. Regresó a Boca Juniors, el equipo de su corazón, para apurar sus últimos años de su carrera, aunque sin ser ya el Diego que enamoró al mundo en 1986.

Escudo del Atlético de MadridPAOLO FUTRE (1987-1993 y 1997-1998)

Las dos etapas de Futre en el Atlético

Jesús Gil y Gil quería construir un Atlético de Madrid campeón y para ello decidió comprar al que consideraba el mejor jugador del momento. Ese era Paulo Futre. El portugués venía de conquistar la Copa de Europa con el Oporto y su impacto en el Vicente Calderón fue inmediato. Nada más pisar el césped la conexión con su nueva afición fue instantánea y se convirtió en uno de los jugadores más queridos y admirados de la historia del conjunto colchonero. Sus regates, sus goles y su entrega enamoraron al Calderón.

Durante su primera etapa, haciendo disfrutar durante seis temporadas a los aficionados rojiblancos, ganó dos Copas del Rey y alcanzó un subcampeonato de liga, además de ser premiado con una Bota de Plata, que le acreditaba como el segundo mejor jugador de Europa. En 1993 salió por la puerta de atrás, iniciando una largo declive que le llevó al Benfica, Olympique de Marsella, Reggiana, Milan y West Ham. Tras recorrerse media Europa, Gil le llamó de vuelta en 1997 cuando su proyecto navegaba sin rumbo. Quería recuperar a un mito, pero Futre había dejado de serlo hace mucho tiempo.

Escudo del LiverpoolIAN RUSH (1980-1987 y 1988-1996)

Las dos etapas de Rush en el Liverpool

Ian Rush no es un 'one-club man', pero casi. Al menos sólo ha conseguido triunfar en un club, en el Liverpool, donde alcanzó la categoría de ídolo. El delantero galés demostró su olfato goleador desde su primer encuentro con los Reds, firmando unas cifras realizadoras de escándalo y ganando un Copa de Europa en 1984. Sus estadísticas le alejaron de Anfield para convertirse en el fichaje estrella de la Juventus de Turín. El galés estaba destinado a convertirse en el nuevo ídolo de la Vecchia Signora, pero no terminó de adaptarse porque se sentía "como si estuviera en el extranjero".

Su fracaso en Italia fue estrepitoso y un año después regresó a Anfield, donde recuperó su dimensión de mito. Regresó al Liverpool, donde goleó durante ocho años más, aunque ya no volvió a lograr brillar tanto como en su primera etapa en el club. Permanecieron las cifras goleadoras, pero desaparecieron los títulos y solo logró levantar una liga, y dos copas.

Escudo del Real MadridRAFAEL MARTÍN VÁZQUEZ (1983-1990 y 1992-1995)

Las dos etapas de Martín Vazquez en el Real Madrid

Rafael Martín Vázquez no llegó a alcanzar la dimensión de mito en el Real Madrid, pero sí dividió su paso por el conjunto blanco en dos etapas. El canterano ascendió al primer equipo merengue acompañado por Butragueño, Sanchís, Míchel y Pardeza, formando la "Quinta del Buitre". Su rendimiento durante us primera etapa le convirtió en uno de los centrocampistas más reconocidos de la época, aunque nunca terminó de conquistar a la afición del Santiago Bernabéu.

Ese divorcio con la grada y, sobre todo, la negativa del presidente Ramón Mendoza a firmarle un aumento de sueldo, provocó que Martín Vázquez abandonara Chamartín para marcharse al Torino. El español se dio cuenta inmediatamente de que se había equivocado y tras hacer escala en el Olympique de Marsella regresó a Madrid, aunque ya no era el mismo jugador. Las lesiones impidieron que Martín Vázquez mostrara su mejor versión tras su regreso.

Escudo del Barcelona CESC FÁBREGAS Y GERARD PIQUÉ

Piqué y Cesc juntos en el Barcelona desde juveniles

Cesc Fábregas y Gerard Piqué protagonizan los casos más singulares de todos puesto que abandonaron sus equipos en categoría juvenil para regresar como futbolistas ya hechos, en especial el centrocampista, quien alcanzó la dimensión de estrella en el Arsenal. Se fueron del Barcelona para triunfar cuando todavía eran niños y ha sido durante su segunda etapa en el club cuando se han convertido en ídolos de su club, rompiendo con la dinámica del resto de ejemplos, que regresaron a su casa en plena decadencia.

Piqué salió del Barcelona en 2004 para marcharse al Manchester United, con la intención de formarse como futbolista. Lo hizo y tras una cesión en el Zaragoza, el Barcelona le reclamó de vuelta a cambio de cinco millones de euros y allí se ha convertido en uno de los mejores centrales del mundo. Cesc Fábregas, por su parte, abandonó la cantera del Barcelona en 2003 para incorporarse al Arsenal, donde se convirtió en capitán e ídolo de los Gunners. Este verano ha vuelto convertido en una estrella y está rindiendo a un nivel incluso superior al esperado.

Escudo del ColoniaLUKAS PODOLSKI (2003-2006 y 2009-¿?)

Las dos etapas de Podolski en el Colonia

Lukas Podolski también se salta la línea editorial de los mitos de ida y vuelta. Era una joven que abandonó el Colonia para triunfar en el fútbol y regresó tres años después convertido en una promesa fracasada. El delantero alemán tuvo una carta de presentación magistral en la Bundesliga tras sus tres primeros años con el Colonia, convirtiéndose en una de las promesas más codiciadas de Europa. Con ese cartel llegó al Bayern de Munich, pero allí nunca llegó a funcionar.

Tras tres años sufriendo en el Allianz Arena, llegando a verse condenado a jugar con el equipo reserva, Podolski decidió hacer las maletas y regresar a casa. Era un intento a la desesperada para reencontrarse con aquel proyecto que apuntaba alto. La estrategia fracasó en primera instancia, pero poco a poco a recuperado su nivel y esta temporada mantiene unos números altísimos, con catorce goles en quince partidos de Bundesliga.

Escudo de Estudiantes de la Plata JUAN SEBASTIÁN VERÓN (1993-1995 y 2006-2011)

Las dos etapas de Verón en el Estudiantes

Hijo de un mito de Estudiantes de la Plata, Juan Sebastián Verón se marchó del 'Pincha' antes de que le diera tiempo a triunfar. Con 20 años inició su camino al éxito pasando por Boca Juniors, Sampdoria, Parma, Lazio, Manchester United, Chelsea e Inter de Milán, cosechando títulos y millones de manera desequilibrada, pero siempre siendo uno de los centrocampistas mejor considerados del mundo.

En 2006 y con 31 años, Verón decidió que había llegado el momento de regresar a casa para intentar que la Brujita estuviera a la altura de la Bruja. Iba a ser una aventura de una o dos temporadas, pero se prolongó durante cinco años en los que Verón rejuveneció y llevó al Estudiantes de la Plata a ganar la liga inglesa, la Copa Libertadores y un subcampeonato en el Mundial de Clubes. Es el único caso del mito que se construyó durante su segunda etapa. ¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas?

Artículos destacados

Comentarios recientes