La obsesión de Juan Carlos Lorenzo

Celtic y Atlético reviven su polémico enfrentamiento de 1974

23 de Julio de 1966. El técnico de la selección argentina Juan Carlos Lorenzo, tiene una obsesión en la cabeza: derrotar a Inglaterra en su mundial. Para conseguirlo, intentaría anular de cualquier forma el talento británico. Forzar el empate si era menester y recurrir al lanzamiento de una moneda para eliminar a los ingleses eran opciones que Lorenzo manejaba en la cabeza.

El Inglaterra-Argentina de cuartos de final de la Copa del mundo 1966 es uno de aquellos partidos que han pasado a la historia del fútbol gracias a la violencia generada en el terreno de juego. El nombre de Antonio Rattín es todo un icono de los mundiales y su expulsión frente a la selección anfitriona, el inicio de las hostilidades entre los dos países.

Cuenta el anecdotario previo a ese mundial, que los jugadores de la selección argentina no aguantaban a Juan Carlos Lorenzo. Su colección de chillidos e improperios era tan grande que incluso tuvo que viajar un miembro de la federación para intentar poner paz entre el entrenador y los futbolistas. Lorenzo sabía como conseguir un extra de motivación en sus hombres.

El día del partido, Rattin fue expulsado; hecho que originó una gran disputa entre los jugadores argentinos e ingleses con el colegiado alemán Krietlein de por medio. Los medios británicos de la época apuntan que el juego del equipo sudamericano fue de una brutalidad extrema, mientras que muchas fuentes indican que Rattín solo pedía un traductor en medio de la pelea.

El suceso quedó grabado en la mente de Juan Carlos Lorenzo, que no olvidaría aquella forma de perder en tierras británicas y se anotaría la fórmula del triunfo para intentar ponerla en práctica en el futuro.

Jock Stein

Fue el primer técnico protestante de la historia del Celtic de Glasgow y el hombre que llevó al equipo franjiverde a la victoria en la Copa de Europa de 1967. Stein había formado un grupo de jugadores que se caracterizaba por su pundonor y entrega. Ganaron la final de la Copa de Europa en Lisboa remontando al poderoso Inter de Milán. Todos los futbolistas del club habían nacido en localidades cercanas a Glasgow. Aquella fue la página más bella escrita jamás por un club escocés y el primer triunfo en la competición de un equipo de las islas británicas.

Pero Jock Stein, leyenda escocesa hasta la aparición de Alex Ferguson (que le sustituyó al frente de la selección tras su muerte), iba a encontrarse con una serie de enemigos que conseguirían hacerle su existencia más dificil. El primero de ellos fue "Panadero" Díaz, integrante del equipo de Racing de Avellaneda que le ganó la Copa intercontinental tiempo después de proclamarse campeón de Europa. El lateral izquierdo no olvidó la forma de derrotar a los escoceses y se alió con unos cuantos compatriotas más, que junto al entrenador Juan Carlos Lorenzo, hicieron que la pesadilla de Stein tuviera continuidad en 1974.

"El Atlético me ofendió profundamente"

[video:http://www.youtube.com/watch?v=_dk9R9iirAA]

Partido de ida de las semifinales de la Copa de Europa de 1974. Celtic de Glasgow y Atlético de Madrid juegan ante 73.000 enfervorecidos seguidores. A los españoles no les falta motivación para derrotar a su rival. Vestidos con un uniforme que se asemejaba mucho al de la selección española, el orgullo de la "madre patria" iba a ser defendido por la actitud de un grupo de futbolistas venidos desde Argentina. Adoctrinados por Lorenzo, "Panadero" Díaz, el Cacho Heredia, Santos Ovejero y Rubén Ayala iban a calentar el partido de una forma desmesurada.

La lección de 1966 parecía asimilada por Juan Carlos Lorenzo; no iba a permitir que aquella eliminatoria se le escapase aunque tuviera que sudar sangre en su objetivo. El Atlético de Madrid jugó durísimo ese día, tanto que tres de sus integrantes fueron expulsados. El polémico "Panadero", Ayala y el salmantino Quique Vicente. Pese a las dificultades lograron resistir el asedio escocés y se llevaron un esperanzador empate a cero. Pero la batalla no había hecho más que comenzar.

El tunel de vestuarios se convirtió en "territorio comanche"...españoles, escoceses y por encima de todo, argentinos se agredieron provocando uno de los espectáculos más bochornosos de la historia de las competiciones europeas. Testigos de la pelea afirmaron que incluso Jock Stein perdió los nervios y agredió a Ayala con un puñetazo directo al mentón del futbolista.

Stein declaró antes de jugar el partido de vuelta... "El Atlético me ofendió profundamente. Me gusta pensar que el fútbol y el deporte son importantes, que formar parte del juego es una profesión honorable. Lo que hicieron en Glasgow me dolió más de lo que cualquier palabra pueda expresar. Por eso quiero ganarles aquí, justamente, en su propio terreno".

A la salida de los dos equipos se produjeron importantes incidentes y la UEFA tomó duras represalias con el Atlético de Madrid. En el partido de vuelta, el Manzanares presentaba un magnífico aspecto, y por fin el fútbol relevó al boxeo como deporte protagonista.

Los colchoneros ganaron por 2-0 con goles de Gárate y Abelardo. Lorenzo vio cumplido su plan y pudo vengarse de su pesadilla británica. Su estrategia le había salido perfecta. El Atlético de Madrid jugó aquella final de Copa de Europa de 1974... aunque muchos se preguntan ¿No habría sido mejor perder con el Celtic?

[video:http://www.youtube.com/watch?v=O3_s5VQbgMI]

Artículos destacados

Comentarios recientes