Los tres defensas y la nueva cara del FC Barcelona

Pep Guardiola sigue reinventando al FC Barcelona

Messi y Xavi celebra un gol/lainformacion.com/Agencia EFE Messi y Xavi celebra un gol/lainformacion.com/Agencia EFE

El FC Barcelona es un monstruo que tiende a autodestruirse. Ya pasó con el Dream Team de Cruyff, con el Barça de Van Gaal y con el Barça de Rijkaard. Proyectos triunfadores venidos abajo por la propia autodestrucción del equipo, problemas internos e institucionales ayudando a ello claro, pero básicamente es el propio equipo el que, en su lucha constante de egos y títulos, acaba sucumbiendo y cae en la autocomplacencia.

Pep Guardiola, hombre de fútbol, del Barça y entrenador aparte de filósofo, conocedor de los males endémicos que han acompañado a todos los ciclos victoriosos de la historia de su club, se inventa, temporada tras temporada, una renovación total o un cambio que haga que los futbolistas se mantengan siempre en constante alerta. En su segundo año, tras haber conseguido el triplete del 2009, se inventó una nueva posición para Lionel Messi como falso “9” y tres años después, el argentino va a conseguir su tercer balón de Oro consecutivo, por lo que el “invento” no le fue nada mal a Pep.

Esta temporada, la cosa estaba más complicada, pues se volvió a ganar Liga y Champions y el acomodamiento podría aparecer en la plantilla… pero ahí, en un alarde de atrevimiento y originalidad, Guardiola quiso cerrar el círculo con el Dream Team y nos sorprendió a todos en la primera jornada de Liga frente al Villarreal con una defensa de 3, al más puro estilo “Naranja mecánica”. ¿Qué hace este hombre? Dijeron muchos… pero la intención era clara: Darle un sitio en el once inicial al flamante fichaje de este verano, Cesc Fàbregas. Lo que le ha sorprendido incluso a él es la asombrosa facilidad con la que éste se desenvuelve en el nuevo sistema táctico y lo fluido que parece el juego con esta nueva táctica. Además, para más inri y atrevimiento, en una gran parte de esta temporada y por culpa de las recurrentes lesiones en defensa que ha tenido, Pep se ha visto obligado a situar 3 futbolistas cuya posición natural no es la de central en el eje de la zaga: Alves, Mascherano y Abidal. El resultado no fue sino espectacular: el FC Barcelona recibió apenas 7 disparos a puerta en 8 encuentros, estando Víctor Valdés inédito en 4 de ellos. Unos resultados espectaculares que sin embargo se tambalearon cuando Pep empleó esta táctica contra el primer rival “serio” de la temporada: el Valencia CF en Mestalla. Un empate sin buen juego que creó dudas sobre la utilidad de la táctica frente a grandes rivales, tildándose al entrenador de Santpedor de “temerario”. Lejos de huir y repudiar esta táctica, Pep la sigue perfeccionando partido a partido, viendo todas las posibilidades y variantes que le ofrece.

Y la máxima expresión hasta el momento de esta táctica llegó en el partido frente al Milan en San Siro: Defensa de 3 frente al 7 veces campeón de Europa, con una delantera que asustaba y con todo lo que siempre rodea al conjunto rossonero en su estadio. La victoria no hizo sino reafirmar que este atrevimiento de Pep no es una locura. Y ojo porque esto implica un razonamiento si lo comparamos con el eterno rival: El FC Barcelona sigue de “pretemporada” y probando cosas nuevas mejorándose partido a partido mientras que el Real Madrid parece haber alcanzado ya el cénit de su fútbol.

Y es que el fichaje de Cesc a última hora del mercado de fichajes hizo que Pep pudiera llevar adelante sus filósofos planes sobre la nueva táctica que iba a emplear: un 3-4-3 que necesitaba tiempo y acoplamiento hasta que los futbolistas la adopten con naturalidad. Ojo, hace apenas 3 meses que el FC Barcelona recuperó la táctica y ya parece perfeccionada y excelente. Rotundamente, no. El rodaje que necesita una nueva táctica en un equipo no es de 3 meses, puede ser incluso de años y la manera en que este equipo quema etapas de acoplamiento es asombrosa. Sin embargo, y como es racional, aún no ha llegado a su máxima expresión. Sí lo ha hecho en cambio el Real Madrid, que lleva 2 años trabajando las tácticas de Mourinho y parece que en la actualidad está en el “tope”, en el máximo nivel al que el conjunto blanco está capacitado a alcanzar. Juega bien, golea y aplasta rivales con una facilidad pasmosa. Es un muy buen Real Madrid… pero ¿está por encima del FC Barcelona? El conjunto catalán tiene mucho que mejorar aún por delante, dependerá de su capacidad para seguir asimilando 3-4-3 y convertirlo en una obra maestra. De momento, camino lleva de ello y tiene hasta el próximo día 10 a las 22h para acabar su “pretemporada” y perfeccionar al máximo esa defensa de 3 hombres. Ya huele el duelo de titanes.

Artículos destacados

Comentarios recientes