El verdadero triunfo de Beckham

La importancia del éxito de Beck's en la MLS, vital para su crecimiento

Hace unas horas Los Ángeles Galaxy han ganado en la final de los playoffs a Houston Dynamo logrando su tercer título en esta nueva era del fútbol profesional en los Estados Unidos. Más allá de entrar a analizar el partido donde la victoria de los angelinos ha sido justa (incluso corta) o hacer un viaje sobre el camino que comenzó hace unos meses con la Liga Regular hasta la final de anoche confirmando semana a semana ser el equipo más potente del torneo (algo que, a veces, los sistemas de eliminatorias no premian), es tan inevitable como injusto para con sus compañeros, centrarse en la figura de David Beckham.

Su llegada hace tres años a la MLS fue descrita desde aquí de muchas maneras, pero casi todas ellas de manera despectiva: 'viaja para convertirse en actor', 'retiro dorado', 'recta final de su carrera en un torneo poco competitivo'. Una pequeña minoría aportaba un punto de vista quizás más 'palmero' con el jugador, pero que no por ello deja de ser cierto. El ex del United y Real Madrid quería seguir jugando de manera regular y si no lo podía hacer en una liga de primer nivel como protagonista, el 'soccer' se ajustaba a lo que necesitaba.

Un torneo joven y que necesita figuras ya no sólo futbolísticas, donde Beckham ha cumplido de sobra, sino también caras comerciales que 'vendieran' las bondades de un campeonato con un amplísimo margen de crecimiento que cumple día a día (sin entrar a detallar cómo le ha beneficiado el lockout de la NBA).

Ahí es donde Beckham ha sido un jugador importante para su equipo y para la competición. La estrella mundial que 'elige' jugar los que él mismo piensa que son buenos años de su carrera en Estados Unidos ha sido clave para que otras figuras como Henry o Robbie Keane apuesten por ofrecer un último servicio al fútbol arraigando más el fútbol los Estados Unidos en lugar de un retiro más cómodo en casa o en una liga tan exótica como rica casi inaccesible para el gran público. Sí, estos jugadores son 'jugadores franquicia' y tienen un buen jornal, pero mucho más podrían haber ganado en Qatar o incluso en China. Hay cierta ambición deportiva en querer jugar la MLS.

Y todo esto provoca una sinergia que genera interés por parte del público, que los jugadores no piensen en irse a formarse fuera como primera opción y que la MLS presente equipos más competitivos potenciando el campeonato y dando de qué hablar en la CONCAChampions.

Beckham, con toda seguridad, se marche al PSG en unas semanas, no sólo será recordado por muchos como un gran jugador del campeón de 2011, sino como uno de los protagonistas del 'soccer' durante la última década... en sólo tres temporadas.

Artículos destacados

Comentarios recientes