Monterrey, el campeón de la Concacaf amenaza al Barcelona en el Mundial de Clubes 2011

Los mexicanos cuentan con Humberto Suazo como principal estrella

Tras cerrar un Torneo Clausura 2011 dolorosamente anodino que concluyó en una decepcionante séptima posición, el Club de Fútbol Monterrey afronta el Mundial de Clubes 2011 como la mejor oportunidad para reivindicarse. El campeón de la Concacaf Liga Campeones quiere borrar el amargo sabor que hereda de una mala temporada y viaja a Japón decidido a dar la sorpresa en el torneo frente a Barcelona y Santos, sin lugar a dudas los grandes favoritos a adjudicarse el trono de mejor club del mundo en territorio asiático.

Los Rayados son actualmente el equipo mejor considerado de México según la IFFHS y el número 41 en el Ranking Mundial, pero su presente no obedece a estas estadísticas, construidas, en su gran mayoría, a lo largo del 2010 ganando tres títulos. La base del equipo continúa siendo la misma que cosechó los éxitos, pero su rendimiento ha descendido en el último curso. Recuperar el hambre de victorias es el principal reto de Víctor Manuel Vucetich, técnico de Monterrey, y el Mundial de Clubes 2011 se presenta como el escenario perfecto para lograrlo.

ASÍ LLEGARON AL MUNDIAL DE CLUBES

Monterrey inició su camino hacia el Mundial de Clubes proclamándose campeón del Torneo Apertura 2009, lo que le dio el billete para representar a México en la Concacaf Liga Campeones. La primera fase del máximo torneo de clubes de Norte y Centroamérica la superó con insultante superioridad. Los Rayados lideraron el grupo C, que compartían con el Deportivo Saprissa de Costa Rica, el Marathón de Honduras y los Seattle Sounders FC de Estados Unidos. El inicio del torneo, por lo tanto, fue un camino de rosas para los Rayados, con la seguridad defensiva y eficacia en ataque como sus principales armas.

Esta buena imagen la rubricó en las eliminatorias directas. En cuartos de final se vio las caras contra el Toluca, al que derrotó con autoridad en dos asaltos. En el encuentro de ida, Monterrey ganó 0-1 en el Nemesio Díez, con tanto de Martínez, y repitió resultado en la vuelta, gracias a un tanto de Cardozo. En semifinales le esperaba otro de los equipos más potente de México, el Cruz Azul, y también le superó. La ida terminó con 2-1 a favor de los Rayados, pero el gran partido tendría lugar en la vuelta en Ciudad de México. Monterrey estuvo eliminada durante ochenta minutos, pero un gol de Humberto Suazo de penalti faltando diez minutos para el final del encuentro le daba el pase a la final a los Rayados.

Monterrey ganó la final frente a Real Salt Lake

En la final del torneo se verían las caras con el Real Salt Lake, campeón de la MLS estadounidense en 2009 que eliminó contra pronóstico al Deportivo Saprissa en semifinales. Los de Utah se presentaban como un bombón envenenado, un equipo sin apenas tradición en el sorteo, sin aura de campeón, pero que había dado la sorpresa ronda tras ronda. La sensación de que los estadounidenses no iban a ser un rival sencillo se confirmó tras el partido de ida de la final, en la que el Real Salt Lake logró escapar con un positivo empate a dos del Tecnológico de Monterrey.

De este modo, Monterrey afrontaba su visita a Estados Unidos condicionado por el resultado cosechado en su estadio y obligado a obtener la victoria en Salt Lake. El encuentro fue cerrado y de escasas ocasiones. Los locales pudieron adelantarse en el marcador, pero la defensa mexicana se mostró tan seria como durante todo el torneo y faltando escasos segundos para la conclusión del primer tiempo, Suazo aprovechó el desconcierto en la zaga yankee para anotar el gol del triunfo. El chileno volvía a ser el héroe y convertía a Monterrey en campeón de la Concacaf Liga de Campeones por primera vez en su historia, con el logro añadido de no perder ningún partido a lo largo de todo el torneo.

SUS ESTRELLAS

Suazo con MonterreyHumberto Suazo: El chileno es la gran estrella de Monterrey, el hombre gol y principal culpable de que el conjunto mexicano vaya a estar en diciembre disputando el Mundial de Clubes 2011. Completó una Concacaf Liga Campeones discreta, pero cuando llegaron los momentos decisivos Suazo brilló por encima del resto firmando goles clave. Después de vivir toda su carrera deportiva en Chile y México demostró que podía ser un jugador importante en Europa durante su paso por el Zaragoza, pero volvió a Monterrey. En el Mundial de Clubes tendrá la oportunidad de volver a lucirse ante el gran público. Monterrey así lo desea.

Chelito Delgado con MonterreyChelito Delgado: El argentino es la eterna promesa que nunca llegó a asentarse en Europa. Después de emerger en Rosario Central como uno de los proyectos más interesantes de Argentina y consolidarse en el Cruz Azul dio el salto al Olympique de Lyon, donde no terminó de encajar. Durante las cuatro años que vivió en Gerland disfrutó de oportunidad, pero sin llegar a mostrar su verdadero nivel. En su regreso a América, para unirse al Monterrey se ha reencontrado con su mejor versión y sus cifras goleadoras así lo avalan. En el Mundial de Clubes intentará demostrar que nunca debió salir de Europa.

De Nigris con MonterreyAldo De Nigris: Cada partido tiene un signicado especial para Aldo De Nigris y cada gol un destinario concreto. Su hermano, el ex futbolista del Villarreal y Poli Ejido Antonio De Nigris, falleció en 2009 por un problema cardiaco, y Aldo le dedica cada uno de sus goles. Y no son pocos. El delantero mexicano se ha convertido en un socio de lujo para Humberto Suazo en ataque y en una de las principales armas ofensivas de Monterrey.

SUS OPCIONES

Monterrey podría ser considerado el tercero en discordía en la lucha por el Mundial de Clubes 2011 por detrás de Barcelona y Santos. Con equipos de semejante alcurnia a los Rayados solo les queda soñar con dar la sorpresa y con esa intención viajan a Japón. Tras una mala temporada medirse a los mejores clubes del mundo supone una inyección de ilusión para los aztecas, a los que no se les puede pedir que se proclamen campeón, pero están obligados a dejar buena imagen y solo se les permitiría hincar la rodilla ante Barcelona o Santos. Para ellos, lograr disputar la final ya sería un premio.

Monterrey, campeón de la Concachampions

GUÍA DEL MUNDIAL DE CLUBES 2011: LOS PERFILES DE TODOS LOS EQUIPOS

Artículos destacados

Comentarios recientes