Argentina-Bolivia: siguen los tropiezos albicelestes.

Los argentinos no levantan cabeza

Leo Messi se resigna durante un encuentro con Argentina/ Lainformacion.com Leo Messi se resigna durante un encuentro con Argentina/ Lainformacion.com

Argentina y Bolivia se enfrentaban en el Monumental de Núñez en la capital Buenos Aires en un encuentro correspondiente a la Fase de Clasificación para el Mundial de 2014 que se disputará en Brasil.

Un choque en el que la selección argentina volvió a defraudar, un encuentro en el que la albiceleste volvió a dejar claro que se encuentra muy lejos de aquel combinado sudamericano que logró la cima mundial.

Una selección sin garra, sin un juego específico, que deambula sobre el terreno de juego sin un objetivo claro. Enfrente una selección que ya sonrojó hasta límites insospechados a Argentina en una escandalosa e histórica victoria boliviana por 6-1 el pasado 1 de Abril de 2009 en la Fase de Clasificación del pasado Mundial de Sudáfrica.

Un encuentro que contaba con el morbo añadido de las rencillas del pasado, y que se presentaba como una reválida clara de los argentinos para maquillar con una victoria en casa ante Bolivia aquel bochornoso resultado en contra.

Sin embargo, una Argentina muy lejos de ser ella misma, un combinado el dirigido por Alejandro Sabella que realmente no sabe a qué juega, qué debe hacer sobre el terreno de juego, volvió a tropezar, volvió a pinchar ante su afición.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=QaJhiOm7meE&feature=player_embedded]

Un Leo Messi que sigue la tónica con la selección, muy lejos de su mejor nivel, de su escandalosa trayectoria. Un centro del campo sin un claro organizador que sirva balones efectivos a la zaga ofensiva. Un Gonzalo Higuaín que no estuvo fino de cara a portería. La ausencia de la electricidad de Ángel Di María entrando desde la banda. Muchos handicaps que, durante el encuentro, dejaron patente que la albiceleste sufre en exceso en las últimas fechas, en los últimos encuentros.

Un empate que, pese a no ser derrota, no sirve en primer lugar para sumar una trayectoria positiva, pese a mantener el liderato con un partido más, y en segundo lugar no sirve para devolver a Bolivia con la misma moneda la histórica derrota sufrida en 2009.

Una selección la argentina que ha sumado cuatro puntos de los nueve disputados en esta Fase de Clasificación para el Mundial de 2014 en Brasil con una victoria, un empate y una derrota. Una situación preocupante para un combinado del prestigio mundial e histórico con el que cuenta Argentina. Una selección que ha logrado Mundiales, Copas Américas y que cuenta en sus filas con el que es considerado Mejor Jugador del Mundo.

Errores defensivos de jugadores catalogados como grandes futbolistas, lagunas en el centro del campo en el aspecto de la organización, pólvora mojada. Contragolpes que siempre crean peligro en contra de los albicelestes. Factores que, si se juntan, ocasionan debacles, tropiezos y demás resultados inesperados, negativos, para los argentinos que, ante Bolivia, ante su público, volvieron a tropezar y las miradas volvieron a ir enfocadas nuevamente a Leo Messi y también al seleccionador Sabella. Esta Argentina no acaba de arrancar.

Artículos destacados

Comentarios recientes