Eduardo Inda se lleva 50.000 lectores

Óscar Campillo no ha sabido mantener el tirón de la radicalidad

Marca acaba de darse una batacazo como no se recuerda en el periódico líder de ventas en e España y el referente del periodismo deportivo. Óscar Campillo, al frente de la publicación ha dado un giro hacia la información más seria y una parcialidad más matizada y ha dejado los agresivos titulares de Marca, donde se ha podido leer "Estás despedido Manolo", en referencia a la no consecución del título de Liga, a pesar de los 96 puntos de récord, un cintillo que presidió la publicación durante un mes y medio que rezaba "La Liga de los 98 puntos", curiosamente, un campeonato que se acabó ganando con 99, "Mourinho provoca el orgasmou", con una pancarta de un fanático en Milán traída a la portada del líder en ventas en España o la aportación del término "canguelo" en referencia al estado de ánimo de un FC Barcelona, que demostró su histeria colectiva, así denominada, con un 2-6 en el Bernabéu que dejó bien a las claras quien tenía que ir al servicio por la puerta de atrás.

Óscar Campillo sustituyó a Inda. Foto:lainformacion.com/EFE

Claro que el amarillismo fue una cualidad destacada cuando no lo fue su falta de rigor. Algunas portadas avanzando fichajes falsos o campeones que no lo fueron acabaron por restarle credibilidad y rigor a una histórica publicación como Marca. Pero al lector le siguió sin importar lo más mínimo.

Portada rigurosa de Inda

Inda llegó con Marca situado en el EGM en torno a los 2.337.000 lectores. En las oleadas de 2010 se sostenía por encima de los 2875.000, (medio millón de lectores más), y su última cifra fue de 2.888.000. Todo un récord, como el Madrid de su denostado Pellegrini.

Villa nunca fichó por el Real Madrid

En un país marcado por las tendencias amarillistas y donde las revistas del corazón es lo máximo que lee el 60% de su población, las portadas insultantes, rozando lo chabacano y tocando lo vulgar habían dado a Marca un crecimiento histórico.

Eduardo Inda entró como director de la publicación en Julio de 2007. Su estilo incendiario y hostil alejó a Marca de ser el periódico español especializado en deportes y se acercó a ser un panfleto madridista que llegó hasta mostrar desprecio por su máximo rival.

Marca faltó al respeto al FC Barcelona

La falta de respeto por el Fútbol Club Barcelona ha sido una tónica dominante y exitosa. Así, redactores como José Vicente Hernáez, no sólo habían pasado a tener un papel mucho más relevante y protagonista en la redacción si no que se le llegó a habilitar una sección todos los lunes para rearbitrar la Liga BBVA. Evidentemente siempre bajo sus criterios y llegando a contradecir, incluso, al especialista arbitral que el periódico tiene a sueldo en la plantilla.

Aún más, Miguel Serrano, apodado "El Látigo", pasó a convertirse en uno de sus redactores estrella cuando destapó los problemas de Ramón Calderón cuando era Presidente del Real Madrid, una cruzada que acabó con la dimisión de un hombre que se sintió, literalmente acosado.

Las víctimas de Inda han sido de lo más variopinto. Pasando por el propio Ramón Calderón, siguiendo por Joan Laporta, uno de sus favoritos, Pep Guardiola y todo lo que tenía que ver con el Fútbol Club Barcelona, pero también ha atacado con vehemencia a Manuel Pellegrini y algunos futbolistas del Real Madrid.

Así trataron al entrenador de los 96 puntos

El cambio de aspecto del Real Madrid, club elegante y señorial de siempre, encabezado por José Mourinho, amparado y secundado, cuando no animado por el Marca de Inda ha sido un gran éxito de lectores y un mal ejemplo para el periodismo deportivo. El maquiavelismo y el amarillismo de Inda había dado un tirón sensacional a Marca.

Hoy, la publicación ha perdido 50.000 lectores, si son los radicales incendiarios madridistas que alababan y secundaban el estilo más salvaje del periodismo deportivo y que probablemente ha sido una de las causas de las grandes batallas campales en los últimos derbis entre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona.

La marcha del "Presidente de la Central Lechera", como diría Guardiola, ha llevado consigo a 50.000 lectores. ¿Hacia dónde apuntará ahora la publicación más prestigiosa de España? ¿Volverán a apostar por el amarillismo o buscarán su apuesta hacia el periodismo de calidad?

Artículos destacados

Comentarios recientes