Ballack, el rey destronado

Abandonará la selección alemana el 10 de agosto

Ballack/lainformacion.com/Getty Images Ballack/lainformacion.com/Getty Images

La violenta entrada de Kevin Prince Boateng sobre Michael Ballack en la final de la FA Cup de la pasada temporada dio la vuelta al mundo. El ghanés le provocó al alemán un desgarro total del ligamento interno y uno parcial de otro ligamento en su tobillo derecho. Nada demasiado grave, pero lo suficiente para impedirle disputar con la selección de Alemania el Mundial de Sudáfrica 2010. En ese momento Ballack no lo sabía, pero no sólo se despedía de la que hubiese sido su tercera Copa del Mundo, sino también estaba diciendo adiós a su carrera con la Mannschaft.

El seleccionador alemán Joachim Loew ha anunciado que Ballack no volverá a jugar con el combinado germano. "Después de sopesarlo mucho y hablar con él, creemos que es el momento de su adiós”, explicó el técnico de la Mannschaft. El jugador del Bayer Leverkusen jugó su último encuentro con Alemania el 3 de marzo del año pasado contra Argentina, y no entraba en los planes de Loew desde el Mundial. En Sudáfrica, Loew descubrió que su equipo jugaba más liberado sin el peso de Ballack en la medular y el buen papel de la selección alemana en el torneo provocó el destierro del que un día fue su rey.

Por ello, Loew ha decidido pasar página, dando cabida a los nuevos talentos que han emergido en el fútbol teutón durante los últimos años, pero sin olvidar lo que Ballack ha conseguido para la Mannschaft desde que disputó su primer partido como internacional absoluto el 28 de abril de 1999 en un amistoso contra Escocia. Fue el inicio de una leyenda que le ha llevado a disfrutar de 98 internacionalidades, con 42 goles en su haber, y habiendo participado en dos Mundiales (2002 y 2006) y tres Eurocopas (2000, 2004 y 2008). Un currículum envidiable para uno de los mejores jugadores alemanes de la última década.

[video:http://www.youtube.com/watch?v=TMVVc6gCAXU&feature=player_embedded]

Sin embargo, a sus 34 años, Ballack cuelga el brazalete de capitán de Alemania con una espina clavada. Jamás ha conseguido ganar un título con la Mannschaft. Y no le han faltado oportunidades para lograrlo. Tanto en el Mundial del 2002 como en la Eurocopa del 2008 se quedó a las puertas de la gloria, perdiendo la final en ambas ocasiones. En Corea y Japón se cruzó contra la Brasil de Rivaldo, Roberto Carlos, Ronaldinho y un resucitado Ronaldo, mientras que en Austria y Suiza el verdugo fue la selección española que entrenada por Luis Aragonés comenzaba a escribir las páginas más doradas de su historia.

Ballack, que todavía sigue en activo en el Bayer Leverkusen tras pasar por el Bayern de Munich y el Chelsea, ha sido elegido en tres ocasiones mejor jugador alemán del año -solo le supera Franz Beckenbauer con cuatro galardones- y es el séptimo jugador que más partidos ha disputado con la selección alemana, con 98 internacionalidades.

Aún así, el centrocampista tendrá una oportunidad más con la Mannschaft. La Federación Alemana de Fútbol le concederá un partido de homenaje el próximo 10 de agosto contra Brasil, recordando la final del Mundial del 2002. Así, Ballack se despedirá de la selección alemana a un partido del centenar de internacionalidades y siendo considerado una leyenda para Alemania. El rey dice adiós, Loew le ha destronado, pero su trayectoria es una corona que no le podrán arrebatar.

LA APUESTA del día

Fenerbahçe y Kayserispor jugarán mañana viernes, 20 de marzo de 2020, su encuentro correspondiente a la jornada 27 de la Superliga de Turquía

 

Artículos destacados

Comentarios recientes