La afición ha sabido responder

Ya no quedan entradas para las "finales"

Riazor animando Riazor animando

El próximo fin de semana se disputa el último partido de Liga, y varios equipos se juegan la temporada. 90 minutos de infarto donde cada equipo deberá salvar los muebles de todo un año. Los jugadores lo dejarán todo en el campo, pero también esperan estar muy bien arropados desde la grada. Quieren que la afición marque el primer tanto.

Para ello, las directivas de los equipos que se juegan la vida han decidido tirar la casa por la ventana. Conocen la importancia del encuentro y lo vital que puede llegar a ser la afición, y qué mejor manera que poner precios populares a las entradas para que miles de gargantas lleven en volandas al equipo hacia la salvación.

Poco importa ya hacer caja, lo que prima es la salvación. Se esperan colgar el cartel de "no hay localidades" cuando antes. De hecho, Osasuna, Mallorca y Real Sociedad ya lo han colgado y el Deportivo de la Coruña espera hacerlo en las próximas horas. Estos tres equipos tendrán la suerte de jugarse la última bala en casa, por lo que parten con cierta ventaja sobre sus rivales.

Las directivas han conseguido con la bajada de precios de las entradas (entre 5 y 20 euros de media) que la afición esté volcada con el equipo. Si quieren conseguir el objetivo deben remar a la vez.

Ahora con el agua al cuello todo se ve de forma diferente, ya dan igual todas las desilusiones del año. Hay vida, pues hay esperanza. Las gargantas están preparadas para animar y seguir animando. Ellos saben de tendrán un papel fundamental para conseguir el objetivo. La directiva ha facilitado el acceso a las entradas, ahora es el turno de devolver la confianza.

No hay tiempo para mirar atrás y analizar cuáles fueron los problemas de la temporada. Pero deberían plantearse porqué no han puesto el mismo empeño y las mismas intenciones desde el primer segundo de esta temporada, seguro que hubiese sido todo muy diferente.

Artículos destacados

Comentarios recientes